Fecha actual Lun Nov 19, 2018 3:33 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Jue Jun 20, 2013 8:00 am 
Desconectado
Generaloberst
Generaloberst
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Ene 19, 2010 3:20 pm
Mensajes: 8368
El capitán veterinario Gregorio Ferreras González se incorporó el 1 de septiembre de 1941 sirviendo en el Grupo Veterinario, siendo destinado en octubre a la Cía. Veterinaria del III Grupo del Rgto. de Artillería 250.

El 2 de julio de 1942 se le concede la Cruz del Mérito de Guerra 2ª con espadas.

El 30 de septiembre de 1942 causa Baja en la División.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen
-"A donde lleva esta carretera??"
-"A la gloria" respondió el soldado...


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Mar Sep 04, 2018 2:51 pm 
Desconectado
Hauptmann
Hauptmann
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Jun 12, 2014 7:36 am
Mensajes: 519
En el libro de actas del XXIII Congreso Nacional y XIV Congreso Iberoamericano de Historia de la Veterinaria celebrado en Badajoz los días 27 y 28 de octubre de 2017, editado por el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Badajos, en una de dichas actas se recoge la biografía del veterinario leonés que sirvió en la División Azul, D. GREGORIO FERRERAS GONZÁLEZ, escrita por Francisco Luis Dehesa Santisteban de la Asociación Vasca de Historia de la Veterinaria.


D. GREGORIO FERRERAS GONZÁLEZ (1899-1956),
VETERINARIO MILITAR Y ZOOTECNISTA
Francisco Luis Dehesa Santisteban
Asociación Vasca de Historia de la Veterinaria

RESUMEN.-

D. Gregorio Ferreras González nació en el municipio leonés de Cistierna, en 1899, Tras estudiar Veterinaria, ingresó en el Cuerpo de Veterinaria Militar en octubre de 1920. Desarrolló su trabajo militar en distintos destinos en el Ejército de Marruecos hasta enero de 1934 en que fue trasladado a Bilbao. Tras la Guerra Civil, en 1941, fue destinado a la División Española de Voluntarios (División Azul). Regresó a España en 1942 y se mantuvo en el Ejército hasta su fallecimiento en Madrid en 1956. Desarrolló una intensa actividad intelectual como genetista y zootecnista, especialmente junto a Álvaro Arciniega, con quien colaboró en numerosos trabajos.

INTRODUCCIÓN.-

D. Gregorio Cayo Ferreras González nació en el municipio leonés de Cistierna, en 1899, hijo de D. Juan Ferreras Valdés y de Dª Cirila González Tejerina. Estudió Bachillerato en el Instituto de la capital leonesa donde obtuvo el título de bachiller en abril de 1915. Aquel mismo año se matriculó en las asignaturas de primer año de la carrera de Veterinaria. Realizó sus estudios con rapidez, con buenas calificaciones. Obtuvo el título de veterinario en la escuela leonesa en septiembre de 1918.

INICIO DE SU CARRERA MILITAR.-

A lo largo del mes de septiembre de 1920 tuvieron lugar las oposiciones para el ingreso en el Cuerpo de Veterinaria Militar, y en ellas acreditó sus aptitudes físicas, legales y académicas, aprobando los ejercicios con el empleo de veterinario tercero (asimilado a alférez). Con fecha 28 de septiembre de 1920 ingresó en el 12º Regimiento de Artillería pesada, donde se mantuvo hasta finales de enero de 1922.121 En ese destino pasó un tiempo en comisión de servicios en el hospital de campaña de la sexta Comandancia de tropas de la Sanidad Militar122 y, posteriormente, en el de la primera Comandancia de Ceuta. Todo parece indicar que en el año 1921 no intervino en hechos de armas y que no tuvo relación directa con el desastre de Annual. Es posible que en ese año 1921 ya coincidiera con el veterinario segundo D. Álvaro Arciniega, que había llegado a Melilla a finales de julio y participó en numerosas acciones de guerra, en los últimos meses de aquel año.
En enero de 1922 fue destinado al Regimiento de Cazadores Vitoria nº 28 de Caballería, de donde un año más tarde fue trasladado al Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Ceuta nº 3.124 Este fue su primer contacto profesional con fuerzas indígenas, en el Tabor nº 3. A lo largo de 1922 participó en numerosas operaciones con este Tabor y con el nº 2. Algunas de las operaciones fueron simples escaramuzas, pero otras fueron acciones de guerra como la ocupación de la Gran Peña el 9 de abril de aquel año o las operaciones de Tazarut o Tiri-Assa. En octubre fue ascendido al empleo de veterinario segundo.
Continuó en el Cuerpo de Regulares hasta fin de marzo de 1924 en que fue destinado durante unos meses al Depósito de Sementales de la 8ª Zona Pecuaria, incorporándose a su nuevo destino en León. Durante varios meses salió a reconocimiento de los sementales enfermos en las paradas provisionales establecidas en las provincias de la región séptima y la octava. El año siguiente de nuevo fue trasladado a África, con el Regimiento de Cazadores de Vitoria 28º de Caballería, a Tetuán.
En agosto de 1925 vuelve a entrar a formar parte de una unidad con presencia indígena, la Mehal-la jalifiana de Tetuán nº 1, en la que se mantuvo hasta enero de 1932.125 El mismo año 1925 participó en numerosas acciones de guerra, como en los barrancos de Dar-Gasi en septiembre o en Kudia-Tahar. En 1926 también tomo parte en distintos hechos de armas, siendo la toma y ocupación de la plaza de Tazarut uno de ellos, en noviembre. También en 1926 se responsabilizó de la compra de ganado equino en la región de Tánger y en las provincias andaluzas. Ese mismo año contrajo matrimonio con Doña Adelaida Pilar Tascón Rozas en el mes de diciembre. Un año más tarde nacería su hija mayor, María Dolores Ferreras Tascón.
Durante estos años su actividad profesional se orienta intensivamente a la aplicación de sus crecientes conocimientos al cuidado y mejora del ganado de la Mehal-la a otras funciones veterinarias tales como la inspección en los mataderos de distintas plazas como Tetuán o Xauen. Aprovechó también su estancia en el protectorado para el estudio del árabe, lo que le resultó muy útil para comunicarse con los naturales del protectorado y para ampliar sus conocimientos sobre su ganadería. Su creciente actividad profesional en actividades civiles, seguramente como consecuencia de una menor actividad bélica. Aumenta su conocimiento sobre la ganadería del Protectorado y recibió una felicitación por una conferencia sobre ganadería africana.

TRASLADO A BILBAO. SU RELACIÓN CON D. ÁLVARO ARCINIEGA

A finales de la década de los años veinte, D. Gregorio Ferreras González publicó varios artículos en la nueva revista editada y dirigida por D. Álvaro Arciniega, La Nueva Zootecnia. En el nº 4 de la revista, en noviembre de 1929 publicó el artículo Anotaciones sobre el caballo berberisco. En el nº 7, en junio de 1930, publicó El caballo anyerino. En la misma revista publicó La veterinaria y el progreso de la medicina experimental. La relación entre los dos veterinarios se haría más estrecha en el futuro, con la llegada de Guillermo Ferreras a Bilbao, donde Álvaro Arciniega era director del Servicio Pecuario de la Diputación de Bizkaia.
Gregorio Ferreras llegó a Bilbao en febrero de 1932 y se incorporó a la Segunda Media Brigada de Montaña. Presta sus servicios en la Sección Móvil de Evacuación Veterinaria. En los años siguientes participa en maniobras y escuelas, además de prestar los servicios ordinarios de su clase. Participó, con su unidad, en el control y represión de los sucesos de la Revolución de Asturias en octubre de 1934.
En este tiempo, que resultó de gran actividad intelectual, tradujo el libro Genética animal del profesor Crew, catedrático de la Universidad de Edimburgo y director del “Animal Breeding Ressarch Departament”. Durante estos años Gregorio Ferreras y Álvaro Arciniega realizan estudios genéticos de las poblaciones ganaderas vascas y publican la obra Ganadería Vasca. En esta obra, aparece un amplísimo estudio de la raza pirenaica, posiblemente el estudio más importante sobre esta raza, firmado por Álvaro Arciniega.
Gregorio Ferreras firma dos capítulos de ese libro, El caballo vasco. Su origen y relaciones con el caballo oriental y occidental127 y El caballo de Losa. Hace un análisis arqueológico de la evolución del caballo en las distintas culturas de Asia y Europa. Respecto al poney vasco, hace una completa revisión bibliográfica de las distintas teorías sobre el aislamiento de los vascos en los Pirineos orientales. Comenta los grabados y dibujos rupestres de caballos en las cuevas del País Vasco, incluida la Vasconia francesa. Realiza también un análisis comparado de las calaveras que estudia de distintas procedencias del País Vasco en relación con los datos existentes en distintos estudios sobre équidos de distintas procedencias del Mundo. Concluyó que el poney vasco posee un fenotipo determinado, uniforme, que demuestra la exigua intervención de razas ajenas. La misma sistemática empleó para analizar la situación del caballo losino o del Valle de Losa. Aunque forma parte del conjunto de équidos de la cordillera cantábrica, concluyó que no se podía hablar de caballo losino, porque las poblaciones originales habían estado sometidas a una gran variedad de cruces genéticos con animales de distintas razas.
Gregorio Ferreras siguió con interés la edición y distribución del libro Ganadería Vasca, prologado por el médico bilbaíno Eduardo Gárate. Para aquel momento, Álvaro Arciniega comenzaba a dar señales de su debilitada salud. Gregorio se encargó de que el libro llegara a personas próximas a sus autores, en algún caso por expreso encargo del propio Arciniega. La Diputación de Bizkaia, editora del libro, estuvo a punto de retirar la edición porque a su juicio el libro constituía un ataque a la política agraria de la Diputación. Era así sin duda, porque el propio Ferreras había puesto en entredicho el futuro de la ganadería en Bizkaia a la vista de la política forestal de la corporación vizcaína, que no dejaba espacio para el desarrollo de los pastizales necesarios para el sostenimiento de la ganadería. También es cierto que en su hoja de servicios recibió una “mención honorífica sencilla como premio al mérito contraído al escribir la obra titulada Ganadería Vasca”.
La llegada de la Guerra Civil no trajo buenos tiempos a los dos veterinarios militares y amigos. Álvaro Arciniega sufrió una profunda crisis nerviosa y vagó por las calles bilbaínas, una vez iniciada la Guerra, junto con las personas más vulnerables de la ciudad. Acabó siendo internado en un hospital para enfermos psiquiátricos cercano a Bilbao. Gregorio no se movió de su domicilio el día 18 de julio, una vez hubo comprobado que el Regimiento de Garellano de la plaza bilbaína no se había movido del cuartel. Fue encarcelado a primeros del mes de septiembre y más tarde trasladado a la cárcel del Carmelo, donde permaneció hasta la entrada de las tropas franquistas en Bilbao, incorporándose a las filas nacionales a finales del mes de junio de 1937 en la zona de Menagarai.
Ambos amigos no volverían a colaborar juntos, pero Ferreras mantuvo la llama de aquella amistad hasta el final. Álvaro Arciniega falleció en octubre de 1949. Gregorio Ferreras lloró al amigo fallecido y participó en una sesión necrológica en su honor. Ferreras dirigió unas sentidas palabras de agradecimiento y admiración por el colega fallecido. Publicó un artículo titulado “In Memorian” en los Anales de la Sociedad Veterinaria de Zootecnia en el que de forma sublime recordaba al científico veterinario y artista alavés. Escribió, además una biografía de Arciniega llena de admiración, respeto y afecto. Su compromiso con la obra de Arciniega le había llevado a presentar en el I Congreso Mundial Veterinario de Zootecnia la comunicación La raza pirenaica vacuna, que no era sino una reproducción aumentada y matizada del capítulo dedicado por Arciniega a la vieja raza bovina vasca en el libro Ganadería Vasca. Con gran profusión fotográfica y de datos, Ferreras reivindica la aptitud de la raza pirenaica para la producción de carne, siendo aquella comunicación la última defensa de esa raza hasta que casi veinte años más tarde se trabajara en la selección de la misma bajo el impulso del veterinario navarro Teófilo Echevarría. En aquel mismo congreso, Gregorio Ferreras presentó otra amplia comunicación titulada El caballo árabe, precioso tratado sobre uno de los conjuntos raciales más importantes de la especie equina. Su trabajo bien puede ser considerado una continuidad de otros grandes conocedores de este conjunto racial como D. Mariano de Viedma, a quien tanto admiró. Bien se podría decir, que aquel congreso constituyó una muestra extraordinaria de los conocimientos y dedicación profesional de Gregorio Ferreras.

EL TIEMPO DE LA DIVISIÓN AZUL.-

Tras haber pasado un tiempo preso en Bilbao e incorporarse al Ejército Nacional, Gregorio Ferreras fue sometido a un consejo de guerra por no haberse incorporado inmediatamente de proclamado el golpe de estado militar. Realmente él había estado en prisión y no había tenido ocasión de incorporarse a las fuerzas rebeldes. Finalmente el procedimiento fue sobreseído. Sirvió en el Ejército en distintas zonas de combate, hasta la finalización de la Guerra. A finales del año 1939 prestaba sus servicios en el Grupo de Veterinaria Militar nº 3.
En el año 1940 realizó distintos cursos técnicos en la Escuela de Veterinaria de Madrid relacionados con la reproducción animal, como el curso de inseminación artificial y otros estudios. A principios del año 1941 obtuvo una beca para ampliar estudios en el Instituto de Biología Animal y fue designado para distintas funciones como participar en la Comisión Permanente de Compra de Ganado y en otra comisión para la redacción de un reglamento de hospitales de campaña. Pero en septiembre de 1941 “y con motivo de haberse alistado voluntariamente para formar parte de la División Española de Voluntarios” (División Azul) hubo de cesar en el trabajo en las comisiones para las que había sido nombrado y hubo de incorporarse a la División en Minsk, Rusia, el 1 de septiembre. En aquella ciudad se incorporó a la División que para entonces había caminado cientos de kilómetros desde la ciudad polaca de Swualki pasando por Vilna, capital de Lituania y Molodechno, ciudad bielorrusa próxima a Minsk.
Al mando de su compañía veterinaria hubo de recorrer largas distancias hasta Vítebsk y, desde allí, hasta llegar al cuartel general de Grigorov, siendo los últimos kilómetros hechos a pie muy duros “por ser terreno pantanoso y estar la carretera construida con maderas” Ferreras, que hablaba alemán correctamente, asiste a un curso impartido en el Hospital Hípico del Ejército nº 561, ubicado en Ljuboljady y Nejestimo. Pocos días después se organizan, por orden del Estado Mayor de la 250 División, varios cursos de especialización en la Compañía Veterinaria para suboficiales, de cuatro ciclos de tres días de duración actuando Ferreras como profesor de los mismos. El destacamento español sufrió durísimas condiciones meteorológicas y ataques de la artillería y aviación soviéticas. Ferreras siguió organizando cursos de especialización para los suboficiales, tropa y policía de tráfico de ganado actuando como profesor en los numerosos cursos que se impartieron. La compañía fue visitada por el coronel veterinario alemán jefe de los servicios, acompañado por otros jefes y oficiales alemanes, elogiando constantemente el orden y organización existente en la misma, dando lugar a una visita del general veterinario alemán del Ejercito del Norte. Participó en varias acciones bélicas, organizando una sección de asalto en la Compañía que participó en la búsqueda y captura de varios partisanos.
Gregorio Ferreras fue condecorado con la Cruz del Mérito Militar con Espadas alemana. Posteriormente también fue condecorado con la Winterschlacht im Osten 1941/42. El 8 de septiembre de 1942 fue relevado de su puesto en la División Azul y repatriado, cruzando la frontera española el 14 de septiembre de aquel año. Atrás dejaba un año de vida en la estepa rusa, en uno de los escenarios bélicos más crueles de la Segunda Guerra Mundial. Dejaba también un buen recuerdo entre sus compañeros como lo refrendan algunos testimonios. De vuelta a España siguió con su gran actividad profesional e intelectual, participando en actividades de formación, escribiendo artículos y libros a los que hemos hecho referencia. Fue ascendido a capitán, empleo militar que ya ostentaba durante su estancia en el frente del Este; y años más tarde a comandante. Ejerció su magisterio en la Escuela Superior del Ejército y prestó sus últimos servicios en la Agrupación de Tropas de Veterinaria Militar de la Reserva General. En 1953 fue ascendido a Teniente Coronel Veterinario.


Tuvo dos hijos y una hija. Uno de sus hijos, Juan Ignacio Ferreras Tascón (1929-2014) fue un escritor polifacético, de gran talla intelectual, pero poco reconocido por los medios culturales oficiales españoles. Poeta austero, de sonetos muchas veces desgarrados, y un tanto decepcionado con la España que le toco vivir, tan distinta a la que había soñado en un exilio en buena medida autoimpuesto. Don Gregorio Ferreras González falleció en Madrid el 26 de noviembre de 1955, a la edad de 56 años. Joven, pero habiendo experimentado una intensa vida militar, profesional e intelectual. Me habría gustado transmitir a través de estas notas biográficas una personalidad rica y abierta, inquieta intelectualmente y disciplinada y responsable en su faceta militar. Tal vez, las palabras de su nieto, el crítico literario y escritor Daniel Ferreras Sayove al hablar de su padre y su abuelo describan mejor que mi trabajo la personalidad de Gregorio Ferreras: “…mi padre Juan Ignacio a menudo citaba a su padre que le inculcó desde el principio -más o menos abierta o explícitamente- unas nociones ilustradas que le guiaron a lo largo de su vida. Mi abuelo era especialista en genética veterinaria, lo cual implica una visión científica y racional de la realidad que no estaba exactamente sincronizada con su época”.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen
Nuestra bandera es la nueva era


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España