Fecha actual Sab Jul 20, 2019 7:51 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Sab Feb 25, 2012 6:28 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Aunque esto es sabido desde hace tiempo, y seguro que muchos de nuestros compañeros del foro también lo saben, es posible que otros no lo sepan.

Como hoy ha publicado La Gaceta un artículo sobre la historia del cóctel Molotov, lo incluyo a continuación, junto con su enlace.

Como todos sabemos, el cóctel Molotov fue muy empleado contra los carros de combate en el frente del Este.

El cóctel Molotov, un invento español

http://www.intereconomia.com/noticias-g ... l-20120222

25 FEB 2012 | Fernando Paz

¿Sabía usted que es tan español como la fregona y el chupa-chups?

Historia del cóctel Molotov en imágenes


Fue durante la batalla de Seseña, en el otoño de 1936. Las fuerzas nacionales se acercaban a Madrid, después de haberse demorado a causa de la liberación del Alcázar de Toledo. Se trataba de alcanzar la capital con la máxima rapidez para evitar, en lo posible, la llegada del material de guerra que la Unión Soviética estaba enviando al Gobierno del Frente Popular. Además, urgía aprovechar la desmoralización que se había apoderado del bando enemigo.

El ala derecha del avance nacional se encaminó hacia la localidad toledana de Seseña. Allí aguardaban las milicias del comunista Burillo y del general Gamir y la 1ª Brigada Mixta, de reciente creación, del también comunista Líster. Apoyando a estas nutridas fuerzas, la fuerte presencia de la aviación soviética. Y, sobre todo, una quincena de tanques T-26 enviados por la URSS -una compañía- comandados por el letón Pavel Arman, agente soviético cuyo alias en España fue ‘Grieser’.

Los T-26 eran excelentes carros para su época. Los nacionales no tenían nada que se les pareciera, y de hecho, aún no habían llegado los blindados que enviarían los alemanes, que, de todos modos, no podían compararse con los soviéticos. Así que se hallaban en franca inferioridad de condiciones frente a los carros enemigos. Estos tenían previsto avanzar al modo de la “guerra relámpago”, secundados por las tropas de Líster, rompiendo el frente y explotando el éxito. Pero Líster falló en seguir el avance de los tanques, y los blindados se quedaron sin combustible en pleno avance, con lo que la operación se vino abajo.

Los enfrentamientos entre los débiles blindados italianos y los poderosos tanques soviéticos terminaron como era previsible. Apenas disponían los nacionales de posibilidades de defenderse. Y en ese momento apareció un arma revolucionaria e improvisada, pero de efectos letales: la botella rellena de gasolina y taponada con un trapo, al que se prendía fuego antes de arrojar contra los carros. Su efecto era sorprendente: el combustible se desparramaba, una vez estrellado el recipiente contra las planchas de acero, y servía de canal de expansión para el fuego, que penetraba por todas partes y hacía estallar el tanque, especialmente cuando se lanzaba sobre el motor.

Los cestos de pan

Si bien se ignora la autoría de tal invención (del cóctel Molotov), es seguro que nació de la inventiva de algún infante perteneciente a las unidades de legionarios o de regulares que combatieron en Seseña en octubre de 1936. Lo que el ingenio aún no tenía era nombre. Tardaría más de tres años en ser bautizado. Y lo sería a miles de kilómetros de allí.

Garantizada la neutralidad alemana por el pacto recientemente firmado con el III Reich, en el otoño de 1939 la Unión Soviética presentó una serie de reivindicaciones territoriales a Finlandia, que rechazó toda componenda, tanto por sentido del decoro nacional como por temor a que no se tratase más de que un primer paso en la cesión de su soberanía.

El 30 de noviembre de 1939, la aviación roja bombardeó Helsinki, causando unas 200 bajas mortales. Al principio, los soviéticos negaron su autoría. No era de extrañar: cuatro días antes habían bombardeado sus propias posiciones con artillería para fabricar un incidente que facilitase la escalada hacia la guerra. Ahora negaban haber sido los autores del bombardeo. Pero las fotografías tomadas no dejaban lugar a la duda. Se trataba de la aviación roja, enviada por Moscú.

Atrapados en una mentira que resultaba evidente para el mundo entero, los soviéticos ofrecieron una explicación alternativa: ciertamente, habían sobrevolado la capital finesa, pero era para lanzar cestos de pan a la hambrienta población. Quien había hecho pública tal argumentación era el ministro de Exteriores (comisario del Pueblo, en la jerga comunista) de la URSS, Viacheslav Skryabin, conocido como Molotov (‘martillo’). Así que las bombas de aviación pasaron a ser conocidas como los “cestos de pan de Molotov”.

Al día siguiente, 1 de diciembre, comenzaron los combates en tierra entre los finlandeses y los soviéticos. Los primeros, abrumadoramente superados en todos los aspectos, tuvieron que vérselas con masas de blindados ante las que muy poco podían hacer. Hasta que, de entre la heroica tropa finesa, surgieron algunos indomables infantes blandiendo el artefacto inventado en Seseña: la botella de líquido inflamable que, convenientemente manejada, destruía aquellos potentes carros rusos. Los mismos carros detenidos en la lucha en torno a Madrid.

Los finlandeses le pusieron nombre al invento. Si las bombas soviéticas eran los cestos de pan de Molotov, las botellas finesas de gasolina bien podían ser cócteles. Y, ya puestos, llevar el nombre de aquel cínico comunista.

Tiene su lógica

No es casual que el cóctel Molotov fuera el fruto de la inventiva de la España nacional, pues, a las alturas del otoño de 1936, los alzados carecían de los muchos recursos de los que disponía el Frente Popular.

En mucha mayor medida que la ayuda germano-italiana, la soviética fue verdaderamente decisiva por cuanto llegó en el momento apropiado para detener el avance nacional hacia Madrid, que podría haber acortado la guerra en más de dos años.

Además de ese hecho, la diferencia de los tanques enviados por los soviéticos y los alemanes fue abismal. A las poderosas máquinas de guerra rusas, los carros alemanes apenas oponían el Pzkw I, carente de cañón, y cuyo peso era la mitad del de sus enemigos. De hecho, los nacionales utilizaron los blindados soviéticos tomados al enemigo, que fueron muchos, con preferencia a los germanos. En total, los soviéticos enviaron a España 281 carros por los 122 de los más bien inútiles carros alemanes.

El cóctel Molotov fue, así, la imaginativa solución que pudieron oponer unos bravos soldados carentes de medios, al despliegue de un enemigo sobrado de ellos. Quizá por eso nadie se ha detenido a explicar que ahora se cumplen 75 años.

+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar May 01, 2012 7:05 pm, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Abr 30, 2012 5:17 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Jul 19, 2010 1:39 am
Mensajes: 1306
Os dejo esta descripción de lo que parecen ser versiones un tanto complejas del cóctel molotov, esta vez empleadas por los soviéticos.

"20 de abril de 1942

Hago la visita al ganado y terminada la cura, me voy a dar un paseo con Valenzuela y Meléndez por la orilla del río donde espontáneamente se incendiaron estos días pasados algunos artefactos. Comprobamos que se trataba de botellas rusas de líquido inflamable. Las estuvimos estudiando y las había de dos tipos: unas que llevaban dentro fósforo blanco que era el que las hacía incendiarse tan pronto como se rompían y otras que llevaban un producto parecido a la gasolina que en algunas de ellas estaba mezclado con una substancia mucilaginosa para que quedase adherido al objeto a incendiar. Por fuera llevaban dichas botellas unos anillos de goma a los que se sujetaban unos palitos impregnados de la misma pasta que las cerillas suecas y que una vez hechos entrar en combustión rascándolos con unos rascadores especiales de fósforo rojo permitían tirarlas asegurando su combustión."

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Este Comandante por su cultura científica, por su clara inteligencia, por su sagacidad y por su preparación técnica es un valioso elemento que honra a este Centro y al Cuerpo de Veterinaria Militar"

"Jefe brillante, inteligente y de gran competencia"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar May 01, 2012 8:54 am 
Desconectado
Oberst
Oberst
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 15, 2012 10:19 pm
Mensajes: 1956
Ubicación: Guadalajara - España
Hola, estoy contigo de que fue utilizado ya antes por los españoles, ....pero mucho, mucho, antes... así, que me venga a la memoria, el 26 de septiembre de 1896 en Cascorro (Cuba) cuando Eloy Gonzalo, soldado español del Regimiento de Infantería María Cristina núm. 63, utilizó una lata de 5 litros de petróleo que hizo estallar destruyendo la edificación desde donde hostigaba su posición, con serias pérdidas para los españoles, una partida de mambises.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Por campos pardos y blancos regaron tierras, tiñeron nieves.
Corazones sin descanso, almas en las que nunca llueve.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié May 02, 2012 6:09 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst

Registrado: Sab Mar 31, 2012 1:03 pm
Mensajes: 1297
Ubicación: Madrid
Interesante y curioso, tanto lo que cuenta Amenofis como la aportación de delaiglesiahernandez.
En cualquier caso, no cabe duda, es obra del ingenio hispano.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Aquí la más principal hazaña es obedecer, y el modo cómo ha de ser es ni pedir ni rehusar."----Pedro Calderón de la Barca, soldado de Infantería Española.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue May 17, 2012 6:48 pm 
Desconectado
Generalleutnant
Generalleutnant
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 23, 2011 5:24 pm
Mensajes: 3071
Ubicación: Sevilla
Segun la sapiencial wikipedia se primer uso pudo ser en la guerra del chaco.

http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%B3ctel_molotov

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

“Las guerras no acaban hasta que no se entierra el último de los caídos”.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España