Fecha actual Sab Oct 16, 2021 7:02 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Mar Dic 22, 2020 9:43 pm 
Desconectado
Obergefreiter
Obergefreiter

Registrado: Sab Sep 19, 2020 9:33 pm
Mensajes: 59
INCREIBLE PERO CIERTO: aún hay gente que da credibilidad a ese patán histórico que es José Luis Rodriguez...


https://www.elnortedecastilla.es/vallad ... 38-nt.html
1.100 «caballeros cruzados» contra el comunismo soviético
HISTORIA DE VALLADOLID A TRAVÉS DE EL NORTE DE CASTILLA
La salida del contingente vallisoletano de la División Azul, en julio de 1941, fue interpretada como la segunda etapa de la Guerra Civil






ENRIQUE BERZAL
Martes, 22 diciembre 2020, 06:55




Destruir para siempre y totalmente y barrer del suelo de Europa el sistema comunista (?); luchar contra la Rusia soviética, contra el comunismo ateo y criminal, contra el sistema de barbarie de los Soviets». Así interpretaba El Norte de Castilla, y con él la totalidad de la prensa española, el envío, en julio de 1941, de tropas voluntarias españolas a luchar junto a la Alemania nazi en suelo de la Unión Soviética. Cuando el día 13 salió de la Estación vallisoletana el segundo contingente de la División Azul, el periódico decano le dedicó un editorial bastante expresivo de aquel estado de ánimo latente en los vencedores de la contienda española: «Cruzada anticomunista», llevaba por título.
La portada estaba concebida como instrumento al servicio de aquel propósito bélico. «Como caballeros cruzados se han alistado nuestros voluntarios», insistía el editorial, cuyo propósito principal era difundir la idea de que aquella remesa de combatientes perseguía el triunfo de la religión y la derrota del comunismo antes que la victoria del sistema político de la Alemania nazi.
La decisión de ofrecer a Hitler la colaboración militar española en su ataque a la URSS había sido aprobada días antes, concretamente en el Consejo de Ministros del 23 de junio de ese mismo año. Era la expresión del compromiso de la España de Franco con la Alemania nazi, su gran aliado internacional en la Guerra Civil, y su razón de ser estaba en consonancia con el ideal de «cruzada» contra el «comunismo internacional» esgrimido por el bando «nacional».
No conviene olvidar que mucho antes, a través del famoso «protocolo secreto» firmado en octubre de 1940 tras la entrevista con Hitler en Hendaya, Franco se había comprometido a entrar en la guerra mundial aunque sin fijar una fecha para el inicio de las operaciones. La decisión definitiva, adoptada tras intensos debates entre el ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Suñer, y el del Ejército, José Enrique Varela, consistió en enviar al frente ruso una división de infantería compuesta por voluntarios civiles pero mandada por jefes y oficiales del Ejército.
Aunque en un primer momento se denominó «División Española de Voluntarios», inmediatamente, por iniciativa del entonces ministro secretario de FET y de las JONS, José Luis Arrese, adoptó el calificativo de División Azul para remarcar el contenido mayoritariamente falangista. Sin embargo, como ha demostrado recientemente el historiador José Luis Rodríguez Jiménez, la Falange impulsó la idea pero los falangistas no fueron el cuerpo y alma de la División. La mayoría de sus componentes no procedían del partido ni eran voluntarios civiles, cerca de la mitad tuvo que salir de los cuarteles y aunque bastantes tomaron la decisión de alistarse libremente, otros muchos lo hicieron forzados.
Pero no era este, claro está, el mensaje transmitido por los canales oficiales, que en todo momento remarcaron la idea de que se trataba de una aportación voluntaria, impulsada por Falange y controlada por el Ejército, para derrotar al comunismo internacional. Ni siquiera reconocerían que aquella División Azul pasaría a ser, ya en tierras alemanas, la División 250 de la Wermarcht. En total, la aportación española ascendería a 45.242 hombres, de los que cerca de 18.000 partieron en julio de 1941. Eran los primeros voluntarios extranjeros en el Ejército regular alemán y engrosaban la unidad de voluntarios europeos occidentales más numerosa de cuantas participaron en el intento de invasión de la URSS.
En Valladolid, la salida de dicho contingente, verificada en la tarde del 13 de julio, se vivió como una efusiva fiesta patriótica. Los balcones lucían colgaduras triunfalistas mientras en las calles centenares de personas gritaban vivas y animaban a los voluntarios. Entre vítores y aplausos, estos desfilaron desde el Cuartel de Onésimo Redondo hasta la Estación, precedidos de bandas de música que interpretaban marchas militares.
Desde mucho antes de las nueve menos diez, hora de partida de las unidades, una muchedumbre «de todas las clases sociales» se agolpaba en los andenes para despedirlas. Entre los asistentes destacaba el coronel de Infantería Pedro Pimentel, encargado de pasar revista a las tropas que mandaba el teniente coronel Mariano Gómez de Zamalloa.
Entre las autoridades no faltaban el alcalde, Luis Funoll; el presidente de la Diputación Provincial, Eusebio Rodríguez Fernández-Vila; el gobernador Militar, señor Valverde; el gobernador civil y jefe provincial de FET-JONS, Jesús Rivero Meneses; el rector de la Universidad, Cayetano Mergelina; el vicecónsul de Alemania, César de Miguel; el delegado de camisas viejas, Pérez Minayo; y el arzobispo, Antonio García y García.
«Fueron días de nerviosa espera, anhelando partir cuanto antes», recordaba veinte años después uno de los divisionarios, Pedro Carretero Vegas: «¡Cuídate, hijo!, recomendaba una madre? ¡Que arranque el tren enseguida!, gritábamos interiormente. Y cuando sonaron las notas de aquel «Cara al Sol» cantado espontáneamente por todos con la emoción hacia dentro, se fueron perdiendo en la distancia, renació el deseado sosiego que a todos nos hacía falta».
Partió el tren entre «entusiastas vítores y aplausos» y con el himno nacional de fondo; los expedicionarios fueron obsequiados con tabaco y vino, sin olvidar los escapularios y algunos «detentes» (emblemas del Sagrado Corazón de Jesús que se ponían en el pecho para, supuestamente, repeler las balas) que habían confeccionado «damas de la Sección Femenina». «Deseamos a los voluntarios falangistas un feliz viaje y que Dios les proteja como se merecen por su patriotismo y su abnegación al marchar a Rusia para combatir contra las fuerzas rusas y contribuir a liberar a Europa del peligro del comunismo soviético», señalaba El Norte de Castilla.
«Recuerdo que en mi mismo vagón, con el convoy en marcha, pasados los efectos del adiós, vi a un camarada que sentado en un rincón lloraba en silencio porque no recibió el adiós de su madre porque no la tenía», escribe Carretero; «después, el idioma alemán, las duchas, aquellas bandas de música, la mortadela, se sucedieron veloces, con aquellos cariñosos recibimientos de la población alemana, hasta llegar al campamento».
Según el historiador Xavier Moreno, en julio de 1941 partieron de Valladolid 1.103 divisionarios, de los que 162 eran mandos y 941, miembros de tropa. El primer «caído» en el frente ruso fue el alférez falangista Nicanor Astruga Rodríguez, que, como informaba El Norte de Castilla el 28 de octubre de ese mismo año, ya al estallar la sublevación militar contra la República se alistó voluntariamente para combatir en el Alto de los Leones.
Lo más curioso es que, según Fernando Vadillo, autor del libro «Orillas del Voljov», Astruga no fue abatido por los rusos, sino de manera accidental por un centinela español.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España