Fecha actual Sab Jul 20, 2019 10:35 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Mié Abr 03, 2019 7:16 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Dom May 24, 2009 8:09 pm
Mensajes: 4303
Magnífica entrevista realizada a Carlos Caballero en el Correo de Madrid.

https://www.elcorreodemadrid.com/histor ... -Azul.html


Entrevista a fondo a Carlos Caballero Jurado, máxima autoridad sobre la División Azul.

Escrito por Javier Navascués . 2019-04-03


Imagen

Carlos Caballero Jurado es la máxima autoridad sobre la la División Azul y autor de un gran número de libros. Si hablamos solamente desde que empezó el presente siglo, podemos citar varios: “Morir en Rusia. La División Azul en la batalla de Krasny Bor”, en el 2004; “Blue Division Soldier” y “Atlas Ilustrado de la División Azul”, en el 2009; “División Azul. Estructura de una fuerza de combate”, en el 2011; “Españoles en la Luftwaffe. Escuadrillas Azules en Rusia”, y “El cerco de Leningrado. Artillería española y alemana en la batalla de Krasny Bor”, en el 2014; “Españoles contra Stalin. La División Azul en el frente del Voljov”, en el 2016; “El soldado poeta falangista Demetrio Castro Villacañas”, en el 2017 y “Junio de 1941: los orígenes de la División en la prensa falangista”, en el 2018.

También ha colaborado en obras sobre el mismo tema con otros autores y algún artículo. Si Dios quiere pronto publicará otro título, más ambicioso por su enfoque y amplitud cronológica que todos los anteriores. Hay que hacer constar que este tema apasiona a otros muchos excelentes historiadores españoles –y subrayo lo de muchos y excelentes- que han hecho aportaciones numerosas y magníficas al tema. Por eso, si algún libro suyo ha quedado superado es el que junto a Rafael Ibáñez publicó en 1989, “Escritores en las trincheras. La División Azul en sus libros, publicaciones periódicas y filmografía, 1941-1988”. Desde esa fecha hasta hoy han aparecido muchísimos libros, incluso algunos rematadamente malos, por desgracia.

Agradecemos al historiador Rafael María Molina, gran conocedor de la División Azul, su inestimable ayuda en la elaboración de estas preguntas.

¿Cual fue el origen y la génesis de la División Española de Voluntarios, la unidad militar que ha pasado a la historia como División Azul?

Tan claro como evidente: la atroz experiencia española con la influencia del comunismo en España durante el periodo del Frente Popular, antes del estallido de la Guerra Civil y durante ella. Ciertamente el PCE era solo una de las fuerzas que lo componían, pero el sector mayoritario del PSOE a la sazón era tan bolchevique como el PCE. Y centenares de miles de españoles tenían “deudas pendientes” con estos españoles defensores del bolchevismo: asesinatos de familiares, camaradas y amigos; expolio de propiedades –y no me refiero a fincas ni nada así, sino a sus domicilios, sus bienes personales-; encarcelamientos, torturas, etc. Pero no se trata tan solo al terror hay que recordar también la miseria. El Frente Popular implantó un régimen ineficaz hasta extremos catastróficos. Durante la Guerra Civil, en su zona, decenas de miles de personas murieron de hambre y penalidades, quizás más que por violencia política. Y no están solo los daños materiales, hay otros no menos graves. Recuerdo a un voluntario que escribió “A mí no me hicieron nada, pero a la Virgen de mi pueblo sí, mucho y malo”. Se ofendió espantosamente a las creencias más arraigadas de millones de españoles.


¿Cómo se estableció su organización y reclutamiento? ¿Su recluta fue totalmente voluntaria?

Falange lanzó la idea, pero casi inmediatamente el Ejército tomó el mando del proceso de organización, aunque Falange fue la que hizo gran parte de la recluta. Una muestra del desbordante optimismo es que el proceso de recluta empezó el 27 de junio y el 13 de julio ya salían los primeros hombres de España, y el conjunto lo hizo antes de que pasara una semana desde esa última fecha. Y no estamos hablando de enviar un puñado de hombres, hablo de 18.000. Sin un entusiasmo completo, masivo, esto hubiera sido imposible. Hoy, que con frecuencia enviamos a nuestros soldados al extranjero, siendo aíi que son profesionales, se tardan meses en organizar los contingentes que van a operar, que comparativamente son minúsculos.

De todas las memeces que se dicen sobre la División Azul la mas absurda es la de los alistamientos forzosos. ¿Para qué? ¿Para que esos forzosos se portaran cobardemente o desertaran, y nos dejaran en el peor lugar a ojos de los alemanes? Es absurdo e ilógico, y no tiene base documental alguna. Mejor dicho, documentalmente lo que si nos encontramos es que debido a la urgencia, se dijo que si hacía falta algún soldado muy especialista y no se pudiera cubrir con voluntarios, se designara a los que debían ir, pero seleccionándolos cuidadosamente. Pondré un ejemplo concreto. Un operador de radio que conozca el lenguaje morse tarde muchos meses en ser instruido. Y hacía falta salir pitando hacia Rusia. Así que se seleccionó a operadores con esa especialidad, buscando a gente que fuera firmemente anticomunista. Gente que si no se habían ofrecido ellos mismos era porque en muchos casos ya habían hecho tres años de guerra en España y la verdad es que estaban un poco hartos de mili. Esto es todo lo que podemos ver en documentos de reclutas que pudiéramos llamar “forzosos”. Pero eran cuatro casos contados y ya digo, se les seleccionó con tanto cuidado que muchos de ellos en realidad fueron divisionarios tanto o mas entusiastas que el resto.


Hoy se suele ocultar que el número de voluntarios que se presentó fue enorme y que su despedida en las estaciones de tren españolas fue multitudinaria. Háblenos sobre ello.

Fueron multitudinarias las manifestaciones pidiendo que se enviaran voluntarios a combatir en Rusia. Las hubo en prácticamente cualquier ciudad española de tamaño medio y grande y –esto es más desconocido- las hubo en muchos pueblos bastante pequeños. Este tema aun esta por investigar porque siguen faltando estudios regionales. En Murcia –una provincia estudiada muy a fondo en este tema, por un especialista de la categoría de Francisco Torres- hubo 8 manifestaciones distintas, en la capital, en Cartagena, pero también en pueblos.

Después, cuando unos días mas tarde los voluntarios de cada provincia se concentraron en su capital, hubo otras manifestaciones, para recibirlos y honrarlos. Y cuando muy poco después estos hombres salieron para Alemania volvió a asistirse al increíble espectáculo de masas ingentes que iban a las estaciones a despedirles, y masas que se agolpaban en las estaciones de tránsito.

Fue espectacular. Algo inédito en la historia de España, donde la marcha de los contingentes para Marruecos había dado lugar a tantas escenas tan tristes.

Ningún soldado español ha sido tan aclamado como el de la División Azul. Quien lo dude, que busque en la hemeroteca más próxima la prensa de la época de su localidad de residencia.


¿Cómo fue el periodo de instrucción en el campamento alemán de Grafenwöhr?

Breve en exceso. Pero hay que entenderlo. La Wehrmacht se había merendado al Ejército Francés, reputado el mejor del mundo, en cinco semanas (en la I Guerra Mundial el Ejército Francés había contenido al alemán durante cinco años y venció al final). Se daba por hecho que el Ejército Rojo sería derrotado en poco tiempo. No podían quedarse en retaguardia entrenando mientras eso ocurría.


La División llegó al frente ruso en octubre de 1941. ¿Cómo se produjo su despliegue en el sector Norte del frente ruso (Leningrado) y la zona del río Voljov?

Los alemanes habían previsto emplearla en Ucrania. Pero las cosas iban tan rápidas que cuando la División Azul estuvo preparada para salir de Alemania, la batalla por Ucrania ya había terminado. Iba a empezar la de Moscú y se la destinó a ese frente. Pero en la guerra nada sale nunca como está previsto. Como Leningrado, la cuna del bolchevismo, estaba cercada, hubo un fuerte contraataque soviético para levantar el asedio, y se generó una crisis muy sería en aquel sector septentrional. Por trámite de urgencia se decidió, sobre la marcha, enviarla hacia el Norte y así acabó en aquel sector, a cargo precisamente de un sector muy importante, el de Nóvgorod, la primera capital histórica de Rusia.


¿Era un frente "tranquilo" como a veces se ha dicho?

Solo lo pueden decir quienes son analfabetos históricos. Una cosa es que las líneas en la zona del Grupo de Ejércitos Norte no se movieran mucho ni hacia el Este ni hacia el Oeste entre octubre de 1941 y enero de 1944. Y otra cosa es que fuera un frente tranquilo. Si uno compara con la batalla de Verdún, en ese caso también ocurre que las líneas del frente apenas se mueven, pero hubo combates superlativos.


Destacan las batallas de la División en Possad, Nikitkino o la gesta del Lago Ilmen brillan en este primer periodo de la División Azul en Rusia. Háblenos de ellas.

Durante los meses previos a la entrada en línea de la División Azul, la Wehrmacht había protagonizado fulminantes avances. Pero en octubre estaba ya absolutamente exhausta, mientras que al Ejército Rojo le quedaban inmensas reservas de hombres y material, que empezó a lanzar al combate precisamente por las fechas en que llegaron los españoles. Los combates de los españoles en Possad o Nikitkino (de octubre a diciembre), en la ribera oriental del rio Voljov, se corresponden exactamente con el momento en que los soviéticos ya no ceden ni un palmo más, incluso inician sus contraataques. En el sector español, y en todo el Frente del Este. La acción de los esquiadores españoles en el Ilmen es otra fase: en enero los soviéticos ya se han lanzado a una ofensiva inmensa, y al sur del lago Ilmen han logrado un completo éxito, cercando guarniciones alemanas. La gallarda acción de nuestros esquiadores tiene como fin justamente el de liberar a una de esas guarniciones.


A continuación vino la participación en la batalla de la Bolsa del Voljov.

En enero, acabo de citarlo, los soviéticos han lanzado una ofensiva general inmensa, que perfora las líneas alemana al sur del Ilmen, pero también al norte de la División Azul, por su vecina la 126ª División. En cambio, pese a intentarlo con denuedo, no logran romper las líneas de la División azul. Como sale incólume de la prueba, debe ayuda a sus vecinos del Norte, los alemanes, porque resulta que la audaz penetración rusa es finalmente embolsada. Y los españoles toman parte en numerosas acciones en esa Bolsa del Voljov, para acabar con el peligro que suponía.


A partir de 1943 vino el cambio de frente hacia una ubicación mucho más próxima a la propia ciudad de Leningrado (San Petersburgo).

En realidad el cambio de frente fue en agosto de 1942. Se calculaba que en ese verano habría ocasión de conquistar esa ciudad, cuna del bolchevismo, y se deseaba que la División Azul tomara parte en esa conquista, de tanto valor simbólico.


En febrero de 1943 la División se vio envuelta en la durísima batalla de Krasny Bor. Háblenos sobre la importancia de esta batalla en el contexto global del frente ruso.

Estamos hablando de una fecha en la que los soviéticos ya han logrado acabar con el 6º Ejército alemán en Stalingrado. Están eufóricos. Creen que puede repetir ese éxito con las tropas alemanas que cercan Leningrado y montan una gigantesca operación para ello. Igual que para cercar a los alemanes en Stalingrado atacaron por las líneas ocupadas por los rumanos, ahora piensan que lo mejor será atacar a través del sector que ocupaban los españoles. Fue un absoluto fracaso. La ofensiva se estrelló contra las líneas españolas. El Ejército Rojo, el único que había logrado derrotar a la Wehrmacht, es contenido por la División Azul. La batalla de Krasny Bor, que así conocemos ese combate fue una hazaña increíble. La última gran batalla de la historia militar española. Supuso que los alemanes pudieran mantener el cerco a Leningrado un año más.


Háganos una semblanza de los dos generales que mandaron la División Azul. Don Agustín Muñoz Grandes y Don Emilio Esteban-Infantes.

Muy distintos como personalidades, pero igualmente magníficos como militares. Muñoz Grandes, mas campechano, con más carisma, arrastraba a sus hombres con su ejemplo. Esteban-Infantes, mas formal, quizás más distante incluso, pero un gran cerebro táctico. Superó la increíble prueba de Krasny Bor. A Muñoz Grandes le tocó la época en que aún parecía muy posible la victoria (mandó la División hasta diciembre de 1942). Esteban-Infantes la mandó cuando esa victoria ya se veía como remota. Pero su pulso no tembló, su ánimo jamás decayó.


¿Cómo fueron las relaciones de los divisionarios con sus aliados alemanes y con los civiles rusos?

Con los alemanes, ambivalentes. Se les respetaba como grandes soldados y se valoraba el increíble esfuerzo que estaban haciendo, colosal, titánico, para derrotar al comunismo. España tenía en Rusia una División; ellos tenían centenares de estas unidades en aquel frente. Pero la relación humana no fue muy buena. Me temo que tenemos caracteres muy distintos. Con los rusos, las relaciones fueron hasta sorprendentemente buenas, aunque en realidad es lógico. Nunca hemos tenido a los rusos como enemigos en la historia, no existe rusofobia alguna, y tampoco había nadie que soñara con anexionarse aquellos territorios, así que a la población se la veía no como enemiga, sino como víctima del comunismo.


¿Cómo se produjo la repatriación de la División?

Por presión de los Aliados occidentales. En cuanto los alemanes fueron derrotados en África (capitulación de Túnez), los aliados empezaron una feroz campaña contra España, exigiendo la retirada de la División Azul. Por otra parte, ahora que toda África estaba en manos de los aliados, desde Marruecos a Egipto, era evidente que iban a saltar a la otra orilla del Mediterráneo. ¿Grecia?, ¿Italia?, ¿o España? Esta última opción era muy creíble. Todo el 5º Ejército Norteamericano del general Clark parecía estar ocioso acantonado en Marruecos. Pero en realidad estaba a la espera de una orden de ataque contra España. En ese contexto, es fácil de comprender que lo mejor que podía hacerse era repatriar a los fogueados divisionarios. Eran un gran refuerzo para la defensa española. Por eso los mismos alemanes no pusieron pegas a esa repatriación.


El último remanente de la División Azul fue la llamada Legión Azul.

Ya tenía un valor simbólico. Para su desgracia, cuando llegó al frente en enero de 1944, todo el sector norte de la Wehrmacht se derrumbó. Le tocó vivir una terrible retirada. Por las razones que acabo de exponer, se comprendió que en realidad era mejor que esos hombres volvieran a España.


¿Qué balance haría de lo que significó la gesta divisionaria desde el punto de vista militar y político para España?

Militarmente demostró que los españoles podían luchar codo con codo con los que sin duda son los mejores soldados de la II Guerra Mundial, los alemanes, y contra los únicos que fueron capaces de derrotarles, los soviéticos (las películas de Hollywood sobre proezas de norteamericanos y británicos son propaganda burda). Políticamente evidenció el absoluto compromiso de España con la causa anticomunista. El frente solo se abandonó cuando fue absolutamente inevitable y era estratégicamente conveniente.


¿Qué les diría a quienes acusan a los divisionarios de "nazis"? Cuáles fueron las auténticas motivaciones políticas y patrióticas de los voluntarios españoles en Rusia, ya fuesen soldados u oficiales?

Pues que se informen. Los aspectos mas terribles del nazismo son los relacionados con el racismo. Soñaban con conquistar un gran imperio en el Este eslavo, donde erradicarían a cualquiera que se opusiera. Y tenían dos modelos, que se hartaban de evocar: el Imperio Británico en la India (al que querían evitar) y el exterminio de los indios de las praderas por los norteamericanos. El otro aspecto terrible del nazismo es el terror de masas: eso lo copiaron de Lenin y Stalin.

Si la Gran Bretaña, los Estados Unidos o la URSS se oponían al nazismo no era por sus ideas (no tan distintas a las suyas) sino porque Alemania desafiaba el orden mundial.

Frente a esta absurda lucha por pedazos de poder a escala planetaria, los voluntarios españoles encarnan algo muy distinto: la lucha por un ideal, por un proyecto casi diríamos que moral: acabar con la amenaza que suponía para la Cultura Occidental y para la Humanidad algo tan abyecto como el comunismo. Fueron derrotados. Y el mundo pudo ver lo que significaba la victoria del comunismo: lo hemos visto con la China de Mao, con la Camboya de Pol Pot y lo seguimos viendo con el siniestro muñeco diabólico que martiriza Corea del Norte, tras haber heredado su poder del abuelo y el padre, con una dinastía que no tendría nada que envidiar a las faraónicas.


¿Cree que en España se ha hecho justicia al idealismo y al sacrificio de los voluntarios españoles de la División Azul? Se ha dicho que los divisionarios jugaron un importante papel para que la España del Régimen del general Franco pudiera mantener la neutralidad en la II Guerra Mundial. ¿Está de acuerdo?

En absoluto. Se trata de acusar a la División Azul de las cosas mas absurdas y falsas. Y quienes tendrían que salir en su defensa, no lo hacen.

En cuanto a lo segundo, creo que sí, que sorprendentemente sirvió para mantener la neutralidad. Cuando se creó, en 1941, el III Reich estaba en su apogeo. Podía haber intentado algo contra la soberanía española. No lo hizo porque los alemanes aceptaron en sus filas a la División Azul. No se trata de una apreciación personal mía. Dionisio Ridruejo fue uno de los impulsores de la División Azul y era un destacadísimo falangista en aquellas fechas. Si uno lee su diario de la campaña, que empezó cuando se alistó, él mismo lo dice claramente –pese a que en esos momentos se le consideraba un germanófilo intervencionista-, dice –repito- que en realidad la División Azul es lo que va a permitir a España mantenerse neutral en ese momento.

Por último quiero dar las gracias a Álvaro Romero y a usted por la entrevista y por la gran labor de El Correo de Madrid con Eduardo García Serrano a la cabeza.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

... y traerán prendidas cinco rosas ...


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Jue Abr 04, 2019 5:54 pm 
Desconectado
Generaloberst
Generaloberst
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Sep 10, 2009 5:02 pm
Mensajes: 7735
Esta muy bien, me gusta, de Carlos Caballero, no se esperaba otra cosa, sus libros asi lo dicen, por eso son muy recomendables.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Ante Dios nunca seras heroe anonimo" de la Ordenanza del Requete


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Sab Abr 06, 2019 12:34 pm 
Desconectado
Feldwebel
Feldwebel

Registrado: Mar Nov 03, 2009 10:38 am
Mensajes: 222
Me encanta como escribe este hombre: claro, preciso, conciso, exacto y facil de entender. Espero que la salud me permita conocerlo algun dia.

_________________
ImagenImagenImagen




¡¡SEGUID AL ZAPADOR!!


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España