Fecha actual Lun Dic 09, 2019 3:05 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 46 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Mar 05, 2013 7:26 pm 
Desconectado
Feldwebel
Feldwebel
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Jun 13, 2009 1:10 pm
Mensajes: 238
Como sigo siendo inútil en esto de poner fotos, os pongo el enlace de facebook y que alguien copie la foto y la suba. Gracias.
http://www.facebook.com/pages/Hermandad ... 4796993195

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Mar 05, 2013 10:57 pm 
Desconectado
Generalmajor
Generalmajor

Registrado: Lun Jul 25, 2011 2:23 pm
Mensajes: 2087
Imagen

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Sable, bombeta y pluma.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Mar 06, 2013 3:41 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst

Registrado: Jue Jun 03, 2010 9:03 am
Mensajes: 1132
Viendo los comentarios vertidos por los que tuvisteis el honor de conocerle, me llego a hacer una idea de la persona.

Descanse en paz.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Mar 06, 2013 6:45 pm 
Desconectado
Unteroffizier
Unteroffizier

Registrado: Dom Oct 03, 2010 5:26 pm
Mensajes: 115
Ubicación: Manchester-Vitoria
No tuve ocasion de conocer a D. César,pero también me siento un poco huérfano,mi primer libro Blau fue el suyo de banderas.Mi más sentido pésame para sus dos familias:la de sangre y la Azul.

Desde luego que su labor no será olvidada,y en los mucho años que me quedan el heroico espíritu de la gesta divisionaria se pasear por todo el orbe.

Divisionario César Ibánez Cagna

¡¡¡PRESENTE!!!

_________________
ImagenImagenImagenImagen

En la pérfida albión,con España siempre presente y el Azul en el corazón


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Mar 07, 2013 3:34 pm 
Desconectado
Feldwebel
Feldwebel

Registrado: Vie Ene 15, 2010 7:24 pm
Mensajes: 237
El director de Alerta Digital me ha pedido un artículo sobre don César Ibáñez que hoy aparece en su diario.

http://www.alertadigital.com/2013/03/07 ... eternidad/

_________________
ImagenImagenImagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Jue Mar 07, 2013 4:42 pm 
Desconectado
Oberschütze
Oberschütze

Registrado: Dom Feb 03, 2013 5:40 pm
Mensajes: 17
.
Sin sus trabajos sobre la División Azul no hubiese sido posible completar la relación de todas las ENFERMERAS DE LA DIVISIÓN AZUL, el suyo fue un trabajo constante, callado y riguroso.

¡GLORIA ETERNA A D. CÉSAR IBÁÑEZ CAGNA!
.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Mar 07, 2013 6:35 pm 
Desconectado
Feldwebel
Feldwebel

Registrado: Vie Ene 15, 2010 7:24 pm
Mensajes: 237
Creo que allá donde esté don César estará contento por nuestro pequeño homenaje. En pocas horas el artículo publicado en Alerta Digital ha tenido más de seis mil lecturas.
Como sugiero en mi artículo, no estaría nada mal que se pudiera recopilar en un libro toda su obra, inédita o no, sobre la historia divisionaria

_________________
ImagenImagenImagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Mar 11, 2013 10:39 am 
Desconectado
Hauptmann
Hauptmann
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Mar 11, 2011 10:14 am
Mensajes: 578
Ubicación: Aranjuez - España
D. César Ibáñez, descanse en paz y mi mas sentido pésame para la familia, lo recordaremos en nuestras oraciones.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"¡¡¡¡ Kameraden, kameraden !!!!"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Mar 11, 2013 9:14 pm 
Camarada César, descansa en paz y que tu lucero brille en el firmamento de los mejores.

Mis condolencias a la familia.

César Ibañez Cagna
¡¡¡PRESENTE!!!


Arriba
  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Mar 18, 2013 9:44 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1734
La misa funeral por el alma de César Ibañez Cagna tendrá lugar en Madrid en la Parroquia de San Juan de Ribera (c/ Rodríguez Marín, 57) el próximo viernes 22 de marzo a las 20:00 h.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Mar 19, 2013 3:47 pm 
Desconectado
Generaloberst
Generaloberst
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Sep 23, 2009 10:33 pm
Mensajes: 5381
Ubicación: Alicante
Allí estaré, sin falta, tratando de representar al boletin BLAU DIVISION de la Hermandad de Alicante, que tiene contraida con César Ibáñez una inmensa deuda de gratitud, por sus innumerables articulos.
Aunque la ocasión no puede ser más triste, espero tener al menos la compensación de poder saludar en vivo y en directo a algunos miembros madrileños de este Foro.
Hasta pronto.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Con mi canción la gloria va, que en Rusia están los camaradas de mi División... ...


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Mar 20, 2013 12:22 am 
Desconectado
Oberstleutnant
Oberstleutnant
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 17, 2010 6:05 pm
Mensajes: 885
D. César Ibáñez, descanse en paz

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Margarita, Hermana. las balas ya me conocen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Mar 21, 2013 9:39 am 
Desconectado
Generaloberst
Generaloberst
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Ene 19, 2010 3:20 pm
Mensajes: 8420
Si no surge ningún contratiempo, allí estaré.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen
-"A donde lleva esta carretera??"
-"A la gloria" respondió el soldado...


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Mar 23, 2013 8:58 pm 
Desconectado
Generaloberst
Generaloberst
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Sep 23, 2009 10:33 pm
Mensajes: 5381
Ubicación: Alicante
Vuelto a casa, recuerdo con emoción este Funeral.
En efecto, alli estábamos muchos que habiamos tratado personalmente con César Ibáñez. Pero también otros miembros de este Foro que nunca tuvieron contacto directo con él, pero conscientes de su importancia para el conocimiento hisstórico de nuestra DA, quisieron ofrecerle ese homenaje.
Asi que, pese a lo luctuoso del momento, fue una alegría poder saludar a tantos y tan buenos amigos.
Creo que César estará contento de saber que su obra no ha sido en vano, porque todos los que nos reunimos para su Funeral, de una manera u otra, en una actividad u otra, estamos tratando de seguir su obra.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Con mi canción la gloria va, que en Rusia están los camaradas de mi División... ...


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Abr 14, 2013 3:35 am 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1734
En homenaje a D. César Ibañez quiero hacer público el texto de una conferencia suya que tuvo lugar en Madrid el 3 de febrero de 1987

Citar:
Me han pedido que os hable de la División Azul. Para mí, como miembro de la misma, me resulta difícil exponer toda la historia de esta Unidad, porque - sin querer - no queda más remedio que decir la verdad, y ésta podría dar la impresión de jactancia, cosa que no se encuentra en mi ánimo. Sin embargo, hablar de la División Azul es hablar de la Historia de España, de la verdadera historia, escrita - en primer lugar - con la sangre de esos 5000 y pico de camaradas que ofrendaron su vida, también por España, lejos de la tierra que les vio nacer, y que hoy han caído en el olvido, incluso de las más altas Jerarquías de la Nación; pero para nosotros "La sangre de los Caídos no con siente el olvido, la esterilidad, ni la traición" y es por ellos por lo que me tomo el atrevimiento de hablaros de la División Azul, tal como la formamos, la sentimos y la vivimos en su día.
A pesar del olvido en el cual se ha querido sumir a la División Azul - ya desde los años 1943-1944 cuando todavía estaba la Legión en el frente de Rusia - mucho se ha escrito sobre ella, y sobre todo últimamente, cuando los llamados "Historiadores" que rehacen la Historia de España, se ven en la obligación de citar - cómo no - a la División, pero bajo su punto de vista ideológico, que es el que se cotiza en este momento, olvidando que la Historia es "la narración verdadera y ordenada de los acontecimientos pasados". Lo curioso del caso es que, de los libros escritos sobre la División Azul, el más riguroso histórica¬mente es el escrito por dos profesores americanos de Historia de la Universidad del Estado de Arizona, Kleinfeld y Tambs, La División Española de Hitler. Esto tiene su explicación: ellos no se dejaron llevar por sentimientos ideológicos, sino -como verdaderos historiadores - profundizaron en los distintos archivos, no sólo el Histórico Militar de Madrid, sino también alemanes, ingleses y americanos. Para nosotros es una satisfacción comprobar cómo la División Azul, que era "un micro» cosmos de la campaña oriental", tal como ellos la definen, supo llamar la atención hasta el extremo que los americanos le hayan dedicado un libro tan extenso, que ha requerido un esfuerzo de tiempo y económico, que sólo ellos se pueden permitir.
Para poder comprender hoy, en 1987, la motivación de la División Azul, hay que haber vivido los años anteriores al Alzamiento Nacional - es decir, los años de 1.931 al 36 - o conocer a fondo la verdadera Historia de España de aquella época, e incluso de los años del 36 al 39 en zona roja, para poder darnos cuenta de las consecuencias dramáticas que el comunismo trajo, al pretender implantarse en nuestra Pa¬tria: quema de iglesias y conventos, huelgas salvajes, destrucción de la familia, relajamiento de los valores morales, anarquía, en fin, todo aquello que el marxismo necesita para conseguir sus fines: la miseria y la desesperación del obrero, para así poderlo dominar con el espejuelo de una igualdad que ellos sólo predican, pero no aplican.
Por esto no es de extrañar que, cuando Alemania - el 22 de junio de 1.941 - se anticipa a romper el acuerdo que había firmado con Rusia y le declara la guerra, la mayoría de los españoles nos sintiésemos beligerantes en esta contienda, porque - si bien habíamos vencido al comunismo en nuestro Sagrado Suelo - seguía latente el peligro en Europa, y de aquí que la juventud se lanzara a la calle para pedir un puesto en esa lucha.
El domingo 22 a las 6 de la mañana, Alemania declara la guerra e inicia su penetración en territorio ruso. Los días 23 y 24 se reúne el Consejo de Ministros en El Pardo, donde se examina con detenimiento y amplitud la nueva fase de la guerra. Se es consciente, por una parte, de que Rusia sigue siendo un peligro, que la juventud en la calle pide participar, y por otra, de que la situación de España - recién salida de una contienda fratricida - necesita recuperarse de sus heridas, y no le es posible incorporarse de lleno a una nueva guerra, por lo que acuerda el envío - podríamos decir, en forma simbólica - de una División de Voluntarios. Mientras tanto, se ha producido una multitudinaria manifestación por la Gran Vía y Alcalá de Madrid - no sólo de estudiantes universitarios, sino también de trabajadores y mujeres - que presiona pa¬ra que el Gobierno se defina, y aquí será donde Serrano Suñer pronun¬ciará la ya famosa frase "¡Rusia es culpable!".
En las altas esferas se discute sobre si es preferible una División organizada del Ejército - esto no puede ser porque equivaldría a una declaración de guerra - o si una División de voluntarios de Falan ge, lo que presenta sus dificultades porque se va a luchar al lado de un Ejército organizado y disciplinado al máximo y por tanto se requiere que la Unidad que se envíe sea digna de representar a España, y para la formación de una División exclusivamente formada por voluntarios de Milicias, es preciso un tiempo del que se carece, ya que la estructura de una División es mucho más compleja de lo que a simple vista puede parecer, y para la logística se precisa de personal formado profesionalmente. De aquí que la solución fuera salomónica. La División estaría formada por voluntarios procedentes de las filas del Ejército y por voluntarios procedentes de Milicias , organizada de la siguiente forma:
Jefes - General, Coroneles, Tenientes Coroneles y Comandantes - profesionales del Ejército. De los Oficiales - los Capitanes - profesionales del Ejército, de los cuales el 60% procedentes de las Academias. En cuanto a los Tenientes y Alféreces, así como Suboficiales, el 67% serían profesionales del Ejército y los restantes de Milicias.
Del personal de Tropa, la parte para la que se requería practicar una especialidad determinada, sería procedente del Ejército, y el resto, hasta completar las plantillas, sería facilitado por las Jefaturas de Milicias. Con este planteamiento, el día 26 de junio se abren los banderines de enganche en las respectivas Jefaturas Provinciales para los voluntarios procedentes de Milicias, y en los Cuarteles para los que estaban en filas.
La avalancha de voluntarios fue abrumadora, tanto en las Jefaturas Provinciales como en los Cuarteles; las plazas eran limitadas - unos 18.000 en total - y por ello se buscaban recomendaciones, se aducían méritos; en el Ejército, cubierto el cupo, se intentaba acudir a las Jefaturas de Milicias, hasta el extremo que el Ministro del Ejército tuvo que enviar un telegrama a las Capitanías Generales, prohibiendo taxativamente que Jefes, Oficiales, Suboficiales y Clases del Ejército, acudieran a otras Autoridades u Organismos para su posible incorporación; menores de edad que falsifican las fechas de nacimiento en las Cédulas de Identidad para poder ser admitidos; Oficiales licenciados que solicitan incorporarse aunque fuera de simples soldados, mutilados de guerra, etc
¿Quiénes fuimos? Por una parte, ex-combatientes que sabíamos lo que era una guerra, que habíamos derrotado al comunismo en nuestra Pa tría, pero que deseábamos acabar con él definitivamente en su propia madriguera. Por otra, falangistas que no habían podido participar en la guerra en las filas nacionales, por haber estado en zona roja, donde habían tenido que sufrir la persecución en cárceles o permanecer refugiados en Embajadas y estaban deseosos de desquitarse; hijos, hermanos, parientes de los vilmente asesinados en Paracuellos, Santander, Cartagena, en chekas, etc. Estudiantes, profesionales, médicos, cate¬dráticos, oficinistas, obreros, campesinos, todos con el mismo espíritu, con el mismo afán, un acendrado amor a España, con unos ideales muy claros, con el sentido cristiano de la vida "Por una España mejor y una Europa más justa".
Los Falangistas éramos la inmensa mayoría porque, de las mismas filas del Ejército, nos encontramos con Jefes y Oficiales de la vieja guardia y ex-combatientes de Banderas de Falange que, por su quinta, permanecían todavía en el Ejército, Es por esto por lo que, desde el primer momento, se llamó División Azul - Blau División - como la conocían y aun recuerdan los alemanes a nuestra División.
Hoy se habla mucho de que si fuimos para pagar la deuda que España tenía contraída con Alemania, si para sujetar a Hitler para que no nos obligara a entrar en guerra con el pretexto de ocupar Gibraltar, etc. Sobre este particular, os puedo asegurar que nosotros, "voluntarios de a pie", nunca pensamos en nada de esto. Nosotros fuimos a pecho descubierto, sin otras miras que nuestros ideales, ignorantes en todo momento - antes de la partida y después, durante nuestra permanencia en el frente - de cuanto podía tramarse entre bastidores.
¡Rusia es culpable! ¡Sí! Pero nosotros no Íbamos a luchar contra el pueblo ruso. Nuestra finalidad era terminar con el comunismo, evitar que el materialismo ateo del marxismo pudiera extenderse al resto de Europa. Porque el pueblo ruso, tal como habíamos previsto, era un pueblo oprimido, esclavo por naturaleza, que pasó del yugo de los za¬res al yugo del comunismo; que, en el fondo de su alma - principalmente los mayores de edad - conservaban escondida su fe en Dios y sus creencias, que no podían manifestar públicamente. La prueba de ello fue nuestra convivencia con el pueblo ruso, de tan grato recuerdo por nuestra parte, no pudiendo olvidar las lágrimas de los que no podían seguir con nosotros en los cambios de frente o al momento de la repatriación de la División.
Constituida la División, ya en Alemania, ésta se transformó de a- cuerdo con el Organigrama alemán, y pasó a formar parte del Ejército alemán, nominándosela División de Infantería n? 250, aunque se le denominara, a todos los efectos, División Española de Voluntarios 250.
Esta era la única División extranjera que formaba parte del Ejército alemán, con la particularidad que la División era netamente española. Todos los mandos, desde el General para abajo, eran todos españoles; inclusive la Justicia que se administraba dentro de la misma era el Código de Justicia Militar Español, y no sólo para el personal que estaba en el frente, sino también para el personal de la División que, por los motivos que fueran, estuvieran en la retaguardia y cometieran alguna falta. Para ello se establecieron puestos de vigilancia a través del territorio francés, alemán y en los Países Bálticos - es decir, por los lugares de tránsito de españoles - a cargo de voluntarios del Cuerpo de la Guardia Civil.
Se establecieron Hospitales netamente españoles, primero en Porchow, formando luego una red en Wilna, Riga, Konigsberg, Berlin y Hof, atendidos por Médicos y enfermeras españolas.
Existía únicamente una Plana Mayor de Enlace Alemana, que era la
que coordinaba toda la tramitación de órdenes entre el Alto Mando Alemán y la División.
La División, si bien formaba parte del Ejército Alemán, como ya se ha dicho, tenía su misión específica en el frente del Este, y es por ello que la fórmula del juramento de fidelidad al Führer, que hubo que prestar, era bien explícita:
"¿Juráis ante Dios y por vuestro honor de españoles obediencia absoluta al Jefe Supremo del Ejército Alemán - Adolf Hitler - en esta lucha contra el bolchevismo y que combatiréis como valientes soldados, dispuestos a dar vuestra vida para cumplir este juramento?". Es decir que, como soldados, estábamos bajo su Mando Supremo, pero única y exclusivamente para luchar contra el comunismo.
Después de nuestra llegada a Alemania, en el Campamento de Grafenwohr se permaneció poco más de un mes para el equipamiento y adiestramiento con las armas alemanas, y aquí hubo una gran decepción para todos: Estábamos acostumbrados a los documentales de guerra alemanes, donde se veían avanzar a las Unidades acorazadas alemanas, y pensábamos que todo el Ejército estaría motorizado, cuando la realidad era que las Unidades motorizadas eran muy reducidas dentro del conjunto del Ejército alemán, siendo la inmensa mayoría hipomóviles, y he aquí que, en lugar de tanques o coches blindados, nos dieron carros y caballos (unos 5.700 caballos era la plantilla de la División). ¿De dónde sacar tanto personal que estuviese acostumbrado a tratar con este género de ganado? ¡Imposible! Como consecuencia, no era extraño ver a un estu¬diante universitario, a un abogado con su carrera terminada o a un señor catedrático cogido de las riendas de un caballo que arrastraba a un carro de municionamiento o a una pieza de artillería o antitanque.
La adaptación al nuevo equipamiento fue más rápido de lo que los alemanes se esperaban, porque nuestro afán para salir cuanto antes para el frente hacía milagros.
A finales de Agosto llegó la hora, tan esperada, del embarque hacia lo que nosotros creíamos sería ya para nuestra incorporación inme¬diata a la lucha. Hubo, sin embargo, un nuevo desengaño: los trenes sólo nos llevaron a través de Alemania y Polonia hasta Suwalki, una ciudad polaca casi en el frontera rusa, y desde aquí hubo que seguir el camino andando hacia el Este hasta Witebsk - ya cerca de Smolensko - unos 1.000 km. en marchas de 30 a 40 kms. diarios de promedio, con todos los pertrechos a cuesta.
Nada más empezar la marcha, al tercer día - en Grodno - se producen las primeras bajas, propiamente de guerra, al estallar una mina en terrada, que causa la muerte de unos camaradas y heridas a otros .
La marcha de aproximación al frente - no lo podemos negar - fue
bastante penosa, ya que no estábamos acostumbrados a ello, y la soportamos bastante mal, sobre todo por el hecho de que lo que queríamos nosotros era llegar pronto al frente, a la lucha, que era para lo que nos habíamos alistado, y pensábamos que era una faena de los alemanes, ignorantes de que delante y detrás de nosotros otras Divisiones alemanas marchaban igualmente.
Nuestra compostura durante la marcha - debemos reconocerlo - no era la más correcta, con gran desesperación por parte de los alemanes, amantes del orden y de la férrea disciplina, que consideraban inefica¬ces a los Oficiales españoles porque - según ellos - no sabían haberse respetar por la tropa. Nuestros Oficiales - Camaradas jóvenes y alegres en su mayoría - lo mismo que el resto de la tropa, lo que deseaban era llegar pronto al frente donde demostrar sus dotes guerreras, como así lo hicieron para asombro de los alemanes, que no tuvieron más remedio que cambiar de opinión.
En Witebsk embarcamos nuevamente y, esta vez, ya definitivamente hasta el frente, donde el día 12 de Octubre, día de nuestra Virgen del Pilar, empieza el relevo de las Unidades alemanas del Sector de Novgorod, a lo largo del río Wolchow y lago limen, coincidiendo con la primera nevada. Y aquí empieza la actividad guerrera de la División, que intentaré resumir lo más brevemente posible, ya que es imposible - en una charla como ésta - describir con detalle toda la actuación de la misma.
Está previsto que la División actúe conjuntamente con las fuerzas alemanas al Este del Wolchow; ellos deben romper el frente por el Norte y una vez llegados a determinado punto, la División debe cruzar el río y unirse a ellos. Pero la llegada prematura del General Invierno no permite la movilidad inicial de las fuerzas alemanas y la marcha es lenta. No obstante, llegada la hora, después de varios días de golpes de mano para tantear el terreno, el 19 se cruza el Wolchow, estableciendo una cabeza de puente con la ocupación de Smeiko y, en días sucesivos, de Sitno, Tigoda, Dubrowka, Nilitkino, Otenski, siempre atacando y rechazando los contraataques enemigos, haciendo prisioneros. El día 6 de Noviembre, el Alto Mando Alemán aplaza la operación prevista de conjunto y se releva a los alemanes en Possad, y - a partir de este momento - las Unidades de la División instaladas en la cabeza de puente deben sostener una dura lucha para la defensa de las posiciones conquistadas. Se lucha ya a temperaturas de 15 hasta 20 grados bajo cero; el río está helado y por él se cruza incluso con camiones cargados; las posiciones no forman una línea continua, sino blocaos, y entre ellos se filtran los rusos en emboscadas, dificultando el abastecí miento de alimentos y municiones y la evacuación de heridos.
Los alemanes, poco a poco, van cediendo el terreno que previamente habían conquistado, dejando al descubierto el flanco de nuestra cabeza de puente, entre Schewelewo y Possad. La situación se hace insostenible, pero el honor de España está en juego, Possad sigue resistiendo los constantes ataques masivos de los rusos, a pesar de las bajas, y en actos heroicos, hasta que el 7 de Diciembre el Alto Mando Alemán , considerando absurdo nuestro sacrificio, ordena la retirada a este la¬do del río. El día 8 - día de Nuestra Patrona de la Infantería - sin que se dieran cuenta los rusos, se repliegan nuestras fuerzas según lo ordenado, conteniendo la rabia por tener que abandonar, no sólo lo que hablamos conquistado, sino también a nuestros camaradas caídos y ente¬rrados en aquella cabeza de puente.
Establecida la nueva línea sobre el Volchow, la División repele los constantes golpes de mano y ataques enemigos, principalmente en la Zona Norte de la División , donde se suceden golpes y contragolpes. Entre ellos, el del día 27 de Diciembre, en que el enemigo atacó la posición "Intermedia" - de enlace entre Udarnik y Lobkowo - guarnecida por un pelotón del II Batallón del Regimiento 269» al mando del Alférez Rubio Moscoso, que defendió heroicamente hasta que sus defensores hubieron sucumbido. Reconquistada la posición, el espectáculo era inenarrable: nuestros heridos habían sido rematados a golpes de pico, quedando clavados en el suelo. Así cumplieron con la orden recibida: "No es posible retroceder, tenéis que estar ahí como clavados"; efectivamente, allí estaban los nuestros "clavados".
Con este acto de barbarie, prácticamente termina el año 1941. Dos meses y medio de frente, 718 muertos, 1612 heridos, 86 desaparecidos, alrededor de 2.500 bajas, con temperaturas que ya habían alcanzado los 40 grados bajo cero.
El "General Invierno" ha ganado su primera batalla. El Ejército alemán, sorprendido por el anticipo de las fuertes nevadas y del intenso frío sin estar debidamente pertrechado, ha tenido que suspender la ofensiva en todo el frente del Este antes de haber alcanzado los obje¬tivos previstos, mientras que los rusos - acostumbrados a esa climato¬logía y preparados en su equipamiento - se reorganizan, movilizando sus vastos recursos de masa humana, y pasan a la ofensiva.
En el Sector Norte, dentro del cual se encuentra la División, los rusos atacan al Sur del Lago limen, con intención de penetrar por Atarraja Rusa y llegar a la carretera que une a Schimsk con Nowgorod y que conduce a Leningrado, en el Sector derecho de la División. Consiguen su primer objetivo, rompiendo el frente y dejando cercada la guarnición alemana de Vswad.
No hay Unidades de reserva en el Cuerpo de Ejército disponibles y piden la colaboración de la División. Tampoco la División dispone de fuerzas de reserva, pero no obstante - vista la situación y en un acto de camaradería - nuestro General elige a la Compañía de Esquiadores para que vaya en socorro de los sitiados. Es la Unidad que teóricamente está mejor preparada para ello y se encuentra en el lugar más cercano al objetivo.
El día 10 de enero, a las 10,30 de la mañana, 207 hombres al mando de un Oficial con nueve Oficiales y un Oficial Médico, parten de Spasspisskolez, con el objeto de alcanzar Wsvad, que se encuentra a unos 30 kms. en línea recta a través del Lago limen. La marcha a 50 grados ba¬jo cero es más que penosa: se hielan los víveres, las brújulas no fun¬cionan, la radio - único medio de comunicación con el Cuartel General - tampoco funciona (hay que enviar al encargado de ella al punto de partida para recoger otra), hay que contornear las grietas y amontonamientos de hielo que se presentan en la superficie del lago, unas veces hacia el Sur y otras hacia el Norte, procurando corregir como Dios les da a entender - los errores de dirección y conservar el rumbo aproximado al objetivo.
A las 8 de la mañana del día siguiente, después de 22 horas de marcha ininterrumpida, la Compañía llega al Sur del Lago limen, a Ustrika, desviados unos 15 km. aproximadamente del punto previsto.
El cruce del Lago ha costado 102 bajas, 102 hombres que han tenido que ser evacuados con congelaciones graves, a pesar del equipo es¬pecial de botas de fieltro y capote de piel. Algunos casos exigirán la doble amputación de las extremidades inferiores.
La llegada de la Compañía a Ustrika no suponía la renuncia a su finalidad de combate. Pasa a las órdenes directas de la 81 División, y durante 10 días de lucha - unas veces sola, otras acompañada de ale manes o letones - siempre en dirección a Vswad, hasta que el día 21 un destacamento de la Compañía que salió de Boljschoje Ushin, se unió a mitad de camino - entre ambos pueblos - con la guarnición alemana. El objetivo se había cumplido. No obstante, todavía el día 22, los restos de la Compañía en vanguardia siguen a los tanques alemanes y re-conquistan dos localidades.
El día 25 el General Muñoz Grandes pregunta por radio al Capitán Ordás: "Dime cuantos valientes quedan" y la respuesta es concisa: "Quedamos 12 combatientes".
Cuando el Laureado Coronel Rodrigo, Jefe de la Infantería Divisionaria, reproduce en un escrito las comunicaciones radiadas entre el General y el Capitán Ordás, Jefe de la Compañía de Esquiadores, no puede por menos que, antes de firmarlo, agregar, inducido por su impulso: "Todo esto pudiera ser solo literatura ... salieron 206 y quedan 12.
Y esto es ¡¡Heroísmo!! ¡¡Raza!!"
Huelga comentar los escritos que los Generales Jefes de la Divi¬sión 81 y del Cuerpo de Ejército, respectivamente, dirigieron a nues¬tro General, ensalzando la epopeya de esta Compañía, que tuvo treinta y un muertos y el resto heridos y congelados.
Mientras la Compañía de Esquiadores actuaba al Sur del Lago limen, en el Norte - a la izquierda de la División - donde los alemanes habían relevado a los españoles en uno de los reajustes de Sectores, los ru¬sos rompen el frente y el II Batallón del Regimiento 269 acude en ayu¬da de los alemanes para taponar la línea. A partir de este momento, nuestras Unidades deberán acudir en varias ocasiones en ayuda de alemanes cercados, ya que los rusos, por una brecha de 6 km., han profundi¬zado con sus fuerzas bastantes kilómetros, formando una cabeza de puente justo en el límite de nuestra División.
El 12 de febrero el II Batallón del Regimiento 269 debe interve¬nir nuevamente con la 9§ Compañía del Regimiento 263» Y consigue librar a los alemanes cercados en Bol Samoschje - unos trescientos, en su mayoría heridos o congelados - regresando con ellos a Mal Samoschje, con graves pérdidas por nuestra parte. Cuarenta y dos horas casi sin interrupción estuvo la fuerza marchando sobre montones de nieve, de éstas veintitrés combatiendo y como justo premio fue cumplido en todas sus partes el objetivo que le fue encomendado.
Luego cooperarán al cierre de la bolsa que se ha formado con la cabeza de puente rusa, quedando encerrados más de 14.000 rusos con su General Vazov, quien luego caería prisionero de los alemanes. Esta ope¬ración termina el 23 de Junio, si bien se tendrá que seguir colaboran¬do en la limpieza de la bolsa y en la lucha contra las partidas suel¬tas que han quedado en el interior y que actúan como partisanos.
La División, desde su llegada al frente, no ha tenido descanso, ni es posible que pueda pasar a retaguardia para reponerse, motivo por el cual se llegó al acuerdo de relevarla paulatinamente. Si desde ene¬ro habían ido llegando pequeños contingentes para cubrir bajas, a par¬tir del mes de mayo empezaron a llegar en Batallones escalonados, para ir relevando a los veteranos y al mismo tiempo cubrir bajas.
En total, por la División desfilaron unos 45«000 voluntarios, de los cuales alrededor de los 24.000 procedieron de las Jefaturas Provinciales de Milicias.
No quiero detenerme a hablar del Invierno de 1.941-42 en Rusia, porque tendría que extenderme demasiado. Baste con citar las tempera¬turas alcanzadas para darse cuenta de las posibles consecuencias, no sólo sobre los hombres, sino también en los medios de transportes y por ende de suministros, etc. Desde el mes de Octubre se mantuvieron prácticamente bajo cero hasta el mes de Abril, alcanzando mínimas de hasta 52 grados bajo cero. Fue éste el invierno más frío desde hacía más de medio siglo.
A finales de agosto, la División es trasladada desde el frente del Sotho al de Leningrado.
Estaba previsto que la División tomase parte en la próxima ofensiva para ocupar Leningrado, pero las cosas ya no marchaban bien y, des¬pués de varios aplazamientos, se suspendió la Operación, volviendo la División a ocupar puestos defensivos en las trincheras frente a Lenin grado, donde - como es natural en estos casos - las misiones son gol¬pes de mano por ambas partes, es decir, guerra de desgaste.
En el mes de enero los rusos lanzaron una fuerte ofensiva para romper el cerco de Leningrado en la zona de Schlüsselburg, al Sur del La¬go Ladoga. Consiguieron romper las líneas alemanas y profundizar en ellas y, nuevamente, el II Batallón del Regimiento 269 tuvo que acudir en ayuda de los alemanes a Mga.
El 21 de enero salió el Batallón con sus 586 hombres y su Capitán Patiño al mando del mismo. A partir del día 22 luchan encarnizadamente a las órdenes del Coronel del Regimiento de Granaderos 162, cubriendo todos los objetivos que les fueron encomendados. Se lucha heroicamente a 30 grados bajo cero sin protección alguna, hasta que el día 26 fue¬ron relevados los restos del Batallón: un Oficial y cincuenta hombres; los restantes, muertos, heridos o congelados.
En estas operaciones los actos de heroísmo fueron incontables, aunque el más significativo fue el del Capitán Massip de la 7§ Compa¬ñía, quien herido tres veces, se negó sistemáticamente a ser evacuado, arengando constantemente a sus hombres al grito de ¡Arriba España! y rechazando todos los ataques, hasta que - ya cercados y agotada toda la munición - al ver acercarse un grupo de rusos, puesto de pie, ordenó calar las bayonetas a los pocos supervivientes e intenta lanzar la última bomba de mano que le quedaba. No le dio tiempo, ya que una nueva bala le quitó la vida. Posteriormente le fue concedida la Laureada Individual y el Batallón propuesto para la Medalla Militar colectiva, pero en este momento aún desconozco el resultado del expediente.
La ofensiva rusa del mes de enero al Sur del Lago Ladoga, les ha permitido romper el bloqueo de Leningrado abriendo un pasillo en tie¬rra firme por el que acudirán las fuerzas que, a partir de primeros de febrero, se irán concentrando en el sector de Kolpino.
En la zona de la División se trabaja intensamente con picos y palas, para intentar fortificar - dentro de las posibilidades del terreno helado - nuestras posiciones, de acuerdo con las órdenes del Alto Mando que no desconoce la concentración de las fuerzas enemigas en aquel Sector que hace prever un inminente ataque.
Frente al Sector de Krasnyj-Bor, defendido principalmente por el Regimiento 262 y el Batallón de Reserva Móvil 250, el enemigo ha reunido 38 Batallones de Infantería (en los que se incluyen 1 Brigada Moto¬rizada y 2 Brigadas de Esquiadores), 150 Baterías de Artillería, una masa de 80 carros de combate y gran número de "Organillos" y Morteros, y al amanecer del 10 de febrero, toda esa masa artillera abre fuego sobre las posiciones de ese Sector y en profundidad hasta alcanzar a los Puestos de Mando y a los emplazamientos de nuestra artillería. Termina da la preparación artillera, la masa de la infantería rusa se lanza al ataque con el apoyo de los carros de combate. De las ruinas de nuestras posiciones, los supervivientes se defienden heroicamente y en un primer momento rechazan a las fuerzas atacantes, sin embargo algunos puntos nuestras posiciones habían sido aplastadas en su totalidad por la ar¬tillería y la aviación y sucumbidos todos sus defensores y por ellas se filtran los carros de combate y la infantería rusa, cercando nuestras posiciones. El enemigo vuelve a atacar; las posiciones son defendidas heroicamente, se agotan las municiones, se lucha cuerpo a cuerpo, se reagrupan los supervivientes y se pasa al contraataque se recon¬quistan posiciones y se vuelve a sucumbir. Acuden las pocas reservas con que cuenta la División, aunque alguna de ellas no llegarán a combatir porque la aviación enemiga las destruye por el camino. Las fuerzas que ya habían entregado el armamento - porque relevadas esperaban embarcar para regresar a España - voluntariamente vuelven a empuñar las armas y acuden en ayuda de sus camaradas. La lucha es tremenda, pero al final se ha conseguido contener al enemigo en una segunda línea.
La dureza de la batalla queda reflejada en las siguientes cifras: sólo entre Jefes y Oficiales hubo 46 muertos, 5 desaparecidos y 56 heridos, total 107 y en conjunto 1.125 muertos, 91 desaparecidos y 1.036 heridos. Total de bajas 2.252, lo que representa el 53% de los que intervinieron.
El enemigo, por su parte, sufrió tal desgaste que le impidió proseguir el ataque para progresar por el ferrocarril que une Leningrado con Moscú tal como era su propósito.
Después de la batalla de Krasnyj-Bor, siguió la División en el misino frente, con la misma tónica de golpes de mano de uno y otro bando, con actuaciones locales, hasta el 5 de octubre que, relevada por fuerzas alemanas, pasa a la zona de Oranienbaum, oficialmente para des cansar y reponerse pero la realidad es bien otra: la División debe re¬patriarse. Las presiones de los Aliados habían obligado al Gobierno Español a tomar esta decisión, aunque simbólicamente quedaría una Legión de Voluntarios en el frente ruso luchando al lado de los alemanes.
El 22 de Octubre se comunican las Instrucciones del Ministerio del Ejército para la transformación de la División Española de Voluntarios en Legión Española de Voluntarios, con la reducción consiguiente de personal y el regreso a España del personal sobrante, que deberá efectuar se escalonadamente por "unidades de 1 Batallón cada 10 o 15 días para evitar que se aglomere su llegada a España". Si los primeros Batallones de relevo que regresaron a España en mayo de 1942 fueron recibidos en olor de multitudes, ahora debe empezar a extenderse el silencio sobre todo lo que se refiere a la División Azul.
El 28 de Noviembre queda definitivamente constituida la Legión con 2.200 hombres aproximadamente, y el 15 de Diciembre emprende viaje ha¬cia el frente incorporada en la 121 División alemana, relevando a fuerzas alemanas en zona próxima donde ya estuvo la División, cerca de Le¬ningrado, cubriendo un frente de 11 km. y donde deberá rechazar todos los intentos de golpes de mano del enemigo hasta el 19 de Enero de 1944 que - recibida la orden de evacuar el frente -empieza retirada conjuntamente con las fuerzas alemanas, debiendo en muchas ocasiones proteger la retirada del grueso de las fuerzas alemanas y, por consi¬guiente, con la desagradable misión de luchar en retirada, atosigada por el enemigo.
El primero de febrero embarca en ferrocarril al objeto de reorga¬nizarse en retaguardia en la zona de Taps, donde desarrollará una intensa actividad de instrucción en espera de órdenes para incorporarse a la defensa de la costa de Narva, como estaba previsto, sin embargo el día 3 de marzo llega la orden de repatriación de la Legión. Los anglosajones han ganado la partida.
El 6 de marzo el Coronel Navarro comunica a sus Legionarios la triste noticia de la repatriación, y en la despedida les dirá: "Llevaréis hoy, día de luto, los fusiles vueltos, como en los entierros o como en Semana Santa, porque, os repito una vez más, es un día de luto para todo nuestro país", y así, con los fusiles a la funerala, desfiló la Legión ante su Coronel.
Poco después regresaría a España la Legión, también en forma escalonada, en silencio, para que nadie se percatara del cambio producido en la política del Gobierno.
En cuanto a las bajas sufridas por la División, éstas no están exactamente definidas, pero se calcula que oscilan alrededor de más de 5.000 muertos, 8.500 heridos, 1.600 congelados, 1.300 mutilados y 326 desaparecidos. De estos últimos, 219 regresarían un 2 de abril de 1.954 con el "Semiramis", después de 10 a 12 años de cautiverio.
Esta, en breve síntesis, es la Historia de la División Azul; y, ahora, seguramente más de uno de vosotros querrá preguntar si, después de todo lo pasado, estamos arrepentidos del paso que dimos el día que nos alistamos en la División Azul; la respuesta es tajante: En nombre de la mayoría de los Divisionarios, os puedo asegurar que seguimos aman do a España y por tanto no sólo no nos arrepentimos, sino que si volvieran a darse las mismas circunstancias que se dieron entonces seríamos los primeros en dar nuevamente un paso al frente.
¡Arriba España!

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 46 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España