Fecha actual Dom Dic 16, 2018 1:59 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Sab May 18, 2013 1:35 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Jul 23, 2011 5:42 pm
Mensajes: 1136
INFANTERÍA

Soldado ruso.- El instinto de masa del pueblo ruso, opuesto totalmente al individualismo, influye de manera poderosa en el modo de ser de sus soldados. Si a la falta de iniciativa sumamos su capacidad de trabajo, resignación ante los sufrimientos e indiferencia frente a la derrota –reacciones acordes con su complejo de esclavitud- tendremos los factores principlaes para hallar explicación a sus modos de combatir.

El ruso es sin duda buen soldado; resignado, obediente – más por temor que por convicción- perseverante y tozudo, pero al no sentir la cohesión con sus compañeros de unidad táctica o al fallarle el mando directo, pierde sus condiciones combativas, se achica, amilana y hasta se anula. Bien encuadrado, es un enemigo nada despreciable, aisladamente es inofensivo. Por tal razón no resiste la sorpresa ni el ataque al arma blanca, y no suele alcanzar éxito en ataques parciales o golpes de mano a trincheras enemigas. Necesita para el triunfo la acción de conjunto y la reiteración de esfuerzos por unidades de refresco.

Es muy corriente que, por detalles insignificantes, olviden los soldados rusos su misión principal y pierdan lastimosamente un tiempo precioso antes de conseguir el éxito de su cometido. Hemos visto en varias ocasiones llegar secciones a pisar nuestras trincheras en un golpe de fuerza, y nuestra rápida reacción sorprendía a los rusos cuando estaban recogiendo víveres en los “bunkers” que acababan de ocupar. Incluso se los aprisionaba dentro de ellos cuando afanosamente destapaban latas de mermelada o botellas de coñac. Su retraso y descuido les era fatal, y raro era el que podía salvarse. Otras veces, se los sorprendía agazapados en un recodo de la trinchera sin decidirse a buscarnos por el laberinto de zanjas que constituían las posiciones fortificadas, condenándose ellos mismos a la muerte por falta de acción individual. Es indudable que llegan sin titubeos ni vacilaciones al objetivo que se les señala, obedeciendo no a impulsos patrióticos sino a la presión de los agentes comunistas o al terror de durísimos castigos; pero es el caso que cumplen las órdenes y no retroceden ante el peligro. Su armamento moderno les hace peligrosos, y el wodka, repartido abundantemente en tiempo oportuno, los hace valientes.

Los mandos subalternos no eran malos, estaban en manos de comunistas acérrimos que sabían lo que se jugaban y que, bien como oficiales de información o de comisarios políticos, convertidos en clases o subalternos, encuadraban la médula del Ejército. Entre los soldados formaban un gran núcleo los disconformes con el régimen comunista, deseosos de abandonar toda lucha.

Los oficiales superiores estaban poco formados y excesivamente temerosos de caer en desgracia; no tenían libertad de acción ni grandes conocimientos profesionales, pero la pasada guerra, con su larga duración, aprovechada para recoger las enseñanzas alemanas, les ha hecho aprender y practicar lo bastante para considerarlos enemigos dignos de respeto.

Sus ataques, de grandes masas, previamente preparados, resultan verdaderamente peligrosos, porque su máquina guerrera puede decirse que machaca todo lo que encuentra al paso. Entonces hay que ir a buscar a los atacantes al arma blanca, cuando ya están próximos, para deconectar su acción colectiva. Hecho el contraataque con decisión y a ser posible por sorpresa, es la única manera de detener y aminorar los efectos de esa gigantesca apisonadora que avanza y avanza implacablemente. Si se la deja llegar arrolla la línea y, mientras las vanguardias siguen lentamente el avance, filtrándose por pelotones de morteros, ametralladoras y cañones contra-carros, las reservas empiezan a fortificar, y luego es una labor de titanes el arrojarlos de sus trincheras. Para lo único que son rápidos los infantes rusos es para enterrarse y aferrarse al terreno.


Extracto de "LA DIVISIÓN AZUL (donde Asia empieza)", del Teniente General Esteban-Infantes. Ed. AHR, Barcelona 1956, 1ª Edición, págs. 37-42


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab May 18, 2013 1:41 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Jul 23, 2011 5:42 pm
Mensajes: 1136
CABALLERÍA Y ARTILLERÍA

A los jinetes, realmente no los hemos visto combatir. Las armas modernas limitan considerablemente el empleo de la Caballería y en ciertas regiones y momentos la prohíben totalmente. Quizá con ello hayan perdido los rusos una de sus mayores posibilidades de éxito, dadas las magníficas aptitudes de sus célebres cosacos; y aun cuando el espíritu de la Caballería se ha tratado de llevar íntegro a las unidades blindadas, es lo cierto que no lo han logrado los moscovitas.

Lo que más nos sorprendió en la campaña 1941-43 fue el empleo de la Artillería. Puede decirse que es su arma más temible y la que mejor utilizan. El artillero ruso es magnífico y sabe sacar a sus piezas el máximo rendimiento. Por alcance, precisión y rapidez de tiro, la amenaza sobre nuestras comunicaciones, Cuarteles Generales y centros de suministro, era continua y desconcertante. La misión de contrabatería la desempeñaban con un éxito indiscutible. Recuerdo que piezas de grueso calibre, traídas por los alemanes sobre carriles a nuestro sector divisionario, eran localizadas rápidamente e imposibilitadas de hacer fuego, viéndose obligados a retirarlas sin conseguir el efecto apetecido.

Una de estas piezas, que nosotros llamábamos el Coronel¸ porque siempre que iba a ser empleada se presentaba previamente un coronel para dar el aviso, atraía tal cantidad de disparos rusos que resultaba sumamente peligrosa una extensa zona alrededor de su asentamiento, y se consideraba como una desgracia su proximidad. Podemos afirmar que el empleo en masa de la Artillería rusa era, a última hora, imposible de soportar en fortificaciones de campaña, y que cuantas veces se empeñaban duelos entre piezas rusas y alemanas, la ventaja estuvo siempre de parte de las primeras.

Los carros rusos eran buenos y numerosos, pero su empleo no era perfecto ni mucho menos. La tendencia al fraccionamiento les restaba eficacia. Los equipos, bien instruidos, desempeñaban su cometido perfectamente; pero el Mando hacía uso indebido de los batallones, descomponiéndolos en secciones o compañías al establecer contacto. Esto dificultaba extraordinariamente su penetración profunda y los envolvimientos amplios, por lo menos en la zona donde nosotros hemos combatido. Mejor uso hacían de los cañones contra-carros, tanto en la ofensiva como en la defensiva. Los utilizaban contra toda clase de blancos, aun no siendo blindados, y conseguían a veces aislar los atrincheramientos. Con la filtración de los pelotones de contracarros y morteros alcanzaban indudables y positivas ventajas en los avances.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab May 18, 2013 1:42 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Jul 23, 2011 5:42 pm
Mensajes: 1136
AVIACIÓN

Así como podemos asegurar rotundamente que la Artillería, morteros y contracarros eran superiores en el campo ruso, podemos igualmente afirmar que la Aviación alemana era muy superior a su enemiga, más en calidad que en cantidad. Bastaban dos de los aparatos de servicio en Krasnowardeit, para hacer huir a escuadrillas enteras rusas. Cuando veíamos a la pareja de la guardia civil, como llamábamos a esta patrulla de vigilancia y reconocimiento, ya sabíamos que desparecerían del cielo todos los aviones enemigos. Si llegaba el combate, aunque fueran los alemanes inferiores en número, los aparatos derribados eran casi todos rusos, dándose el resto a la fuga. Los bombardeos rusos no eran temibles ni por razón de su frecuencia, ni de precisión, ni de intensidad. Sin embargo, su defensa antiaérea era potente y sus redes de protección de San Petersburgo, de indudable eficacia...

Quizás hayan construido posteriormente muchos miles de aparatos y dado instrucción a numerosas promociones de aviadores, pero puede asegurarse, sin temor a equivocación, que siempre la aviación rusa estará muy por bajo de la americana y de la inglesa. Es posible que en la guerra futura los rusos aprendan de sus enemigos los modernos modos de combatir en el aire y llegue Rusia, con el tiempo, a disponer de una aviación peligrosa –como en la pasada guerra ocurrió con el empleo de la Artillería después de conocer por experiencia las ventajas del fuego de masas-, pero tardarían algún tiempo, una vez iniciada la futura guerra, en tener piotos con iniciativas y los mandos que requieren las organizaciones
modernas.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 20, 2013 10:40 pm 
En general, el ejército Ruso basaba su táctica en la masa (la mayoría sin adiestramiento militar), no tenían jefes preparados para el combate, sino comisarios políticos que mandaban masas de hombres a la muerte por temor a represalias. Estos mismos hombres, una vez prisioneros y fuera del alcance de los comisarios políticos, eran dóciles y se prestaban a la colaboración con sus captores.

Buen extracto Julián Sorel.


Arriba
  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 20, 2013 11:23 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst

Registrado: Lun Jun 04, 2012 5:12 pm
Mensajes: 1013
Todos los autores son unánimes, los rusos contaban con una artillería extraordinaria, y su fuego de mortero era devastador. Imagino que muchísimas de las bajas españolas fueron causadas por este fuego.
Siempre me ha llamado la atención que pese a la leyenda, parece que el carro T-34 era mejor y sobre todo mas numeroso que los carros alemanes en el Frente, y que los rusos no sabían hacer un buen uso táctico de él.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Nov 06, 2013 10:57 am 
Desconectado
Oberst
Oberst
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Jul 23, 2011 5:42 pm
Mensajes: 1136
Extracto del artículo "La División Azul Española en la Segunda Guerra Mundial", del Mayor británico Edgar O'Ballance, publicado en "Revista de Astronáutica y Aeronáutica", nº 289, Diciembre de 1964.


Citar:
¿Qué opinaron los oficiales y soldados españoles del Ejército rojo? Las memorias, libros, artículos, y los resúmenes de cartas y diarios parecen llegar a las mismas conclu­siones. Los españoles opinaban que el sol­dado del Ejército rojo era un buen comba­tiente, sólido, fuerte, con gran paciencia, muy resistente al frío y capaz de subsistir con medios elementales.

En el ataque, advirtieron una falta de espíritu y entusiasmo. Según los españoles, el ruso avanza de una manera lenta y mecá­nica. Duda ante el asalto fínal y, frecuente­mente, en lugar de saltar con la bayoneta por delante, se detienen y tratan de buscar un refugio desde el que lanzar bombas de mano. Todo ello a pesar de que los prisione­ros cogidos afirmaban haber recibido gran­des cantidades de vodka antes del asalto y de que no era raro que los soldados rojos estuvieran ligeramente embriagados duran­te el ataque. Los españoles supieron apro­vecharse de esta debilidad y causaron al ene­migo muchas bajas en estos momentos de vacilación. Decían que era como tirar al blanco: El soldado ruso era bueno para las operaviones nocturnas, y las pequeñas patrullas fueron siempre peligrosas.

En la defensa los rusos eran tenaces y resistían muy bien el fuego de la artillería, pero su moral y estado de espíritu, cuando eran atacados con decisión les inducía a preferir el abandono, dejándose coger prisioneros, que a luchar hasta la muerte. Los soldados españoles afirmaban que esto había ocurrido muchas veces durante sus ataques a las posiciones rojas, y como prueba de ello se remiten al gran número de prisioneros capturados.



El artículo completo está disponible en la página de nuestro compañero Alfa-radiofaro http://personales.ya.com/radiofaro/


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España