Fecha actual Dom Sep 15, 2019 5:18 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 26 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: Lun Oct 31, 2011 5:40 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
El objetivo de este tema es doble:

De una parte, se trata de recordar la historia de este emblema, tan ligado a la División Azul

De otra, reparar la creciente ignorancia que agarrota a España en la actualidad.

Origen

Es de los Reyes Católicos.

Según parece, su origen estaría en la misma boda, el 19 de octubre de 1469. En ella, los cónyuges intercambiaron presentes, y entre ellos, intercambiarían unos símbolos (costumbre de la época), de igual manera que en la actualidad los cónyuges intercambian anillos: el novio recibe un anillo con el nombre de la novia, y ella, recibe el suyo con el nombre de él.

Así, el símbolo que recibió Fernando era el "yugo", que empezaba por "Y" de Ysabel (en aquellos tiempos, en los nombres propios se utilizaba, indistintamente, la "I" y la "Y"). Y asimismo, Isabel recibiría las "flechas", que empezaban con la "F", inicial del nombre de su prometido.

¿Por qué estos símbolos?

Fernando, desde años antes, sentía admiración por Alejandro Magno, y una de las aventuras que más le gustaba era la forma en que había resuelto el problema del "nudo gordiano". En la ciudad de Gordio (Asia Menor) había un nudo atado a un yugo desde la remota antigüedad, y una leyenda decía que, quien fuera capaz de desatarlo, dominaría el mundo. Muchos lo habían intentado, sin conseguirlo. Alejandro, más resolutivo, sacó su espada y le dio varios tajos hasta cortarlo... Y dominó el mundo.

La verdad es que, aunque fuera un hecho muy apreciado por Fernando, el nudo gordiano y el yugo que lo soporta eran símbolos muy familiares, desde tiempos anteriores, para la Corona de Aragón (quizás ese interés vino con los almogávares a su regreso, puesto que la ciudad de Gordio estaba en la zona de una de sus grandes campañas). Asimismo, aparece en el cancionero de Marcuello (s.XV), y también en los entramados del palacio de la Aljafería de Zaragoza.(1)

Al estar el nudo atado a un yugo, y empezar la palabra "yugo" por "Y", su prometida -y prima- Ysabel le regaló ese símbolo.

Isabel también admiraba a Alejandro, que era uno de los referentes históricos en el Renacimiento. En su obsesión por la unidad de los reinos de España, recordaba una leyenda que se contaba de Alejandro. Un filósofo, en su presencia, había tomado varias flechas de una en una, y las partió con toda facilidad. Después, tomó varias a la vez, juntas, y no consiguió partir el haz que formaban. Con ello quería indicar a Alejandro que sólo conseguiría conservar su imperio si lo mantenía unido, pues esa era la única manera de que fuera fuerte.

Por eso, el símbolo que "entregó" Fernando a su esposa fue un haz de flechas, puesto que "flechas" empezaba por "F", como su nombre.

De esta forma, ambos habían intercambiado sus iniciales, quedando enlazados para siempre.

Es muy probable, como conjeturan muchos investigadores, que este intercambio, tan lleno de significado, tuviera un objetivo más, y es que ambos recordaran, toda su vida, el compromiso que se habían dado de conseguir la unidad de los reinos, y de ser resolutivos en su logro, sin echarse atrás ante cualquier dificultad.

(1) NOTA: La forma en que Alejandro Magno había resuelto el "problema", le llevó a Fernando a concluir que "el fin justifica los medios" (principio que está presente a lo largo de toda la obra de "El príncipe", de Maquiavelo, pues parece que fue Fernando el Católico en quien se inspiró). Este principio lo plasmó Fernando en el lema que aportó al matrimonio: "Tanto monta", que se refiere a ese principio, y no al hecho de que tanto Isabel como él, tuvieran el mismo poder en Castilla.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar Ago 20, 2013 6:02 pm, editado 14 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Oct 31, 2011 5:58 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
¿Cuándo empezaron a utilizarlos con carácter público?

A pesar de que lo más probable -como hemos dicho- es que los tuvieran desde su boda, la primera vez que queda constancia de estos símbolos utilizados pública y conjuntamente (como símbolos reales), es en las Capitulaciones de la Concordia de Segovia, en 1.475 (un año después de que Isabel fuera proclamada reina de Castilla, a la muerte de su hermanastro Enrique IV).

A partir de entonces, los incorporan al escudo real que adoptaron.

Al mismo tiempo, y junto a ellos, incorporaron la leyenda de "Tanto monta", sobre la que ya he hecho un pequeño comentario. La interpretación que se ha dado a esta leyenda era que con ella daban a entender que eran reyes "solidarios" (en el sentido mercantil de esta palabra), es decir, que cada uno, por separado, actuaba en nombre de los dos, estuviera donde estuviera. Pero, de todas formas, hay que matizar esto: en Castilla podían reinar las mujeres igual que los hombres. Al ponerse ambos al mismo nivel (esto es, al conceder Isabel a su marido el estatus de rey, y no sólo de rey consorte), ambos tenían idéntica autoridad. Pero esto, que fue así desde el mismo día en que Isabel fue proclamada reina de Castilla, no pudo ser así cuando Fernando fue proclamado rey de Aragón, cinco años después (en 1479). Y no podía haber reciprocidad porque en Aragón, como en casi toda la Europa de la época, existía la ley Sálica, que impedía reinar a las mujeres. Por eso, Isabel fue siempre, en la Corona de Aragón, sólo reina consorte... esto es, sin poderes, aunque con representación y tratamiento de reina.

El lema "Tanto monta" se atribuye -parece que sin ninguna duda- al gran Elio Antonio de Nebrija (o de Lebrija), intelectual y maestro de la Reina, y autor del primer diccionario de la lengua castellana conocido (en realidad, el primer diccionario de una lengua romance en la historia).

Hay otra interpretación, que lo relaciona igualmente con la voluntad de ambos monarcas de no detenerse ante las dificultades. Así, Fernando, que era bastante astuto, y que no tenía prejuicios a la hora de tomar decisiones políticas, le habría dado el sentido de que "tanto importaba el medio, si el fin era bueno". O dicho de otra forma, que "el fin justifica los medios".

Es importante decir que la leyenda es "Tanto monta", y que la cuarteta: "Tanto monta / monta tanto / Isabel / como Fernando", no se corresponde con el lema de los Reyes, sino que es de tradición popular que, de esta forma, permitía recordar la consigna más fácilmente.

La unión monetaria

En 1497, se dio otro salto en la utilización del yugo y las flechas. Fue en una Pragmática real, decretada en Medina del Campo, con el objeto de unificar las diferentes monedas de sus reinos. Las nuevas acuñaciones serían de uso legal en ambas Coronas, y todas llevarían ambos símbolos, acompañados del lema "tanto monta" (cuando procediera y cupiera en la moneda).

No hay monedas anteriores a 1497 con estos símbolos.

La misma pragmática regulaba también el funcionamiento de las casas de moneda (las cecas), y los monederos reales (lo que hoy llamaríamos "cajas").
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Vie Jul 27, 2012 6:57 am, editado 10 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Oct 31, 2011 6:24 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
El escudo de España

Hay quienes se obstinan en decir que no existía el concepto de Nación-Estado como existe ahora, y que, por tanto, no se puede hablar de escudo de España, sino de escudo Real.

Bueno, pues sí existía ese concepto de Nación-Estado (desde luego, diferente al de ahora), y residía en la figura real. Por tanto, refiriéndonos a aquellos tiempos, es indistinto decir escudo de España, decir escudo Real de España, o decir escudo "Nacional" de España.

En realidad, el concepto de Nación-Estado es antiquísimo. Lo que pasa es que ha evolucionado con los tiempos. No es el mismo en, por ejemplo, 1212 (batalla de Las Navas de Tolosa), que en 1571 (batalla de Lepanto), que en 1808 (guerra de la Independencia y emancipación de la mayor parte de los territorios de la Monarquía Hispánica), que en 1936, o que ahora.

El escudo de los Reyes Católicos es el primer escudo de España, al ser ellos los primeros reyes de la España unificada desde el año 711 (año de la disolución de la monarquía o estado-nación visigótica, por invasión musulmana -ni fue la primera invasión, ni la última en nuestra historia-). Ni siquiera el emirato de Córdoba, a pesar de su extensión, ni mucho menos el Califato (aún más pequeño) abarcaron nunca la totalidad de la España visigótica anterior al 711.

En el escudo de los Reyes Católicos estaban los leones de León, los castillos de Castilla, y las barras de la Corona de Aragón. Posteriormente (en 1492) añadieron la granada (por el Reino de Granada), y por último, Fernando añadió a "su" escudo ("suyo", porque ya había muerto Isabel) las cadenas de Navarra, cuando ésta se incorporó a la monarquía unificada de España, integrándose en la Corona de Castilla (1). Todos estos símbolos los respetó Carlos I, como nieto de ambos. Y eso que, curiosamente, Carlos fue rey de todos los territorios desde la muerte de su abuelo Fernando, menos de la Corona de Castilla, de la que actuó como gobernador y administrador general -algo similar a regente o co-regente- mientras vivió su madre, Dª Juana la Loca, y hasta la muerte de ella el 12-4-1555 (2). Como Carlos fue abdicando de todos sus territorios entre 1555 y 1556 en su hijo Felipe II, podemos decir que Carlos I sólo fue rey de Castilla durante menos de un año. Con anterioridad, y mientras vivió su madre Dª Juana, firmaba todos los documentos referentes a Castilla con la antefirma "la Reina Dª Juana y yo, Carlos".

Pero además de los emblemas territoriales, los Reyes Católicos añadieron otros no ligados a territorios o reinos específicamente:

- El yugo y las flechas

Las flechas formaban siempre un haz, se disponían con la punta hacia abajo, y eran un número variable; nunca aparecen en la misma cantidad, pero siempre con un número impar (5, 7, 9, 11,...). Y así es como las vemos en diferentes escudos y monumentos de la época (algunos, destruidos en los últimos años por los iconoclastas ignorantes, ejecutores de la Memoria histórica).

- El águila de San Juan

Dentro de la ignorancia (y también mala fe) que hay en España, se intenta imponer la idea falsa de que el águila se puso como símbolo imperial, para reflejar la avidez y ambición de incorporar nuevos territorios.

Es absolutamente falso. El águila es el emblema del evangelista San Juan, y la reina Isabel era una devota de este Santo. Por eso, y sólo por eso (como consta en los estudios más serios, como el de Menéndez Pidal), se puso el águila en el escudo. Tal era la devoción de Isabel por San Juan Evangelista, que deseó que la coronaran como reina de Castilla en la festividad de este santo.

- Las columnas de Hércules

En estas columnas mitológicas, ya citadas desde mediados del 1º milenio adC, los Reyes Católicos cambiaron la leyenda antigua de "Non plus ultra" ("no más allá") por la de "Plus Ultra", ya que se había logrado cruzar aquella "mar Océana" tan terrible y llena de monstruos.

La leyenda de la antigüedad a la que se alude, de origen griego (quién sabe si basada en otra fenicia, anterior) situaba estas columnas en el estrecho de Gibraltar: una, en Tarifa (que está más al SO que Gibraltar); la otra, en Ceuta. Se decía que sólo podían cruzarse para hacer navegación de cabotaje, hacia el Norte (actual Portugal) o hacia el Sur (actual Marruecos), pero sin alejarse de la costa, porque había monstruos marinos y peligros sin cuento. Por eso, se asociaba a las columnas el aviso a los navegantes: "Non plus ultra" (= no más allá).

Al cruzar el Atlántico con los viajes a América, la leyenda ya no tenía sentido, y los Reyes Católicos derribaron simbólicamente esa barrera con la nueva leyenda de: "Plus ultra" (= más allá).

Las columnas y la leyenda, en la forma estilizada "$" (con dos barras verticales, que son las dos columnas), se utilizó en el Imperio español de Ultramar desde el siglo XVII. Se utilizaba con diferentes fines, pero fue, sobre todo, el símbolo del "Peso duro", una de las monedas más fuertes de España en el s.XVIII. La teoría más extendida sobre el origen del símbolo del dólar recoge, precisamente, que este origen está en el Imperio español, y que USA copió para su dólar del símbolo del peso duro.

(1) La integración de Navarra en la Corona de Castilla fue oficial, pero no se materializó con hechos hasta los Borbones, siglos má tarde. Es curioso que, habiendo estado Navarra mucho más cerca de Aragón que de Castilla alo largo de la historia, Fernando decidiera incorporarlo a Castilla. La explicación que dan los historiadores de Fernando es que confiaba mucho más en la Corona de Castilla, que en la de Aragón (y esto, a pesar de que su estatus se debía a la Corona de Aragón).

(2) Todos los documentos oficiales de Castilla en aquellos años, llevaban como encabezamiento, "la reina Dª Juana, y yo, Carlos".
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar Jul 22, 2014 10:41 pm, editado 8 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Oct 31, 2011 6:59 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Evolución del escudo de España, con posterioridad a los Reyes Católicos

Los sucesivos reyes (ya de la casa de Austria) mantuvieron los cuarteles con los símbolos territoriales, añadiendo los correspondientes a otras posesiones heredadas (Borgoña, Flandes, Franco Condado, etc). Pero no mantuvieron el yugo, las flechas, y el lema de "tanto monta", por considerarlo algo personal de los Reyes Católicos, a diferencia de los símbolos territoriales, que eran de la Monarquía.

Respecto al águila, su nieto Carlos I la sustituyó por la bicéfala, que era propia de su casa de Austria y del Sacro Imperio. Los reyes posteriores, al no ser emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico, la eliminaron (la "Monarquía Hispánica" de los Felipes funcionó en la práctica como un imperio de hecho, pero no de derecho).

La casa de Borbón mantuvo la misma línea. Eso sí, incorporando las flores de lis de su casa dinástica.

El yugo y las flechas vuelven al escudo de España en el siglo XX

En el siglo XX, el yugo y las flechas fueron recuperados por las JONS de Ramiro Ledesma Ramos en 1931, y aportadas a FE de las JONS cuando FE y JONS se fusionaron. Respecto a las flechas, se fijaron en cinco, e inicialmente se representaban con las puntas hacia abajo. Fue en 1935 cuando se decidió que había que cambiar la dirección de las flechas, puesto que había que levantar a España y, por tanto, las flechas tenían que indicar la dirección de subida, y no la de bajada (al igual que se sustituyó el grito de "¡Viva España!" por el más decidido de "¡Arriba España!").

El motivo de recuperar estos símbolos fue el que, en esa época, se volvía a mirar hacia la monarquía de los Reyes Católicos como aquella que había unificado y hecho grande a España y que, aunque los tiempos y la situación eran diferentes, hacía de aquella monarquía (1) un referente al que había que volver (con las actualizaciones adecuadas a los tiempos).

Se empezó a utilizar la leyenda "Una, grande y libre" (inspirada en un lema carlista, pero utilizado por las JONS, a pesar de la separación ideológica entre ambas; el uso de este lema por el Movimiento tuvo su origen, precisamente, en las JONS).

Por decreto de 2 de febrero de 1938, el gobierno nacional, durante la Cruzada de Liberación, definió el nuevo escudo para la nueva España. Estaba inspirado en el de los Reyes Católicos, y por eso se volvieron a incorporar al mismo el yugo y las flechas (éstas, con las puntas inclinadas hacia abajo), y se recuperó el águila de San Juan. A él se añadió la leyenda "Una, grande y libre".

Este escudo, con ligeras variantes (el águila quieta, o empezando a volar, o casi en vuelo, etc...) se mantuvo hasta finales de 1981, tres años después de aprobada y sancionada la actual Constitución de 1978. Dicha Constitución había establecido que la bandera era la roja y gualda, pero no decía nada del escudo. Por eso permaneció el entonces existente desde 1938.

Por tanto, es falso decir que el escudo del águila de San Juan es preconstitucional, porque en realidad existió antes, durante y después de promulgarse la constitución de 1978. Por ello, esta Constitución se proclamó con dicho escudo, y los miles (o millones) de ejemplares impresos entonces llevaban ese escudo (2).

Se sustituyó por el actual por ley el 5 de octubre de 1981 (casi tres años después de entrar en vigor la nueva Constitución). La Ley era la 33/1981, (BOE nº 250, de 19 de octubre de 1981). El gobierno de entonces, de UCD, estaba presidido por Leopoldo Calvo Sotelo. Y el cambio del escudo se hizo sin ningún motivo "aparente" (que cada uno lo interprete).

En este nuevo escudo se eliminaban el águila, el yugo y las flechas, y la leyenda "Una, grande, libre" (es decir, los elementos que recordaban la grandeza y la unidad de España, como elementos aportados por los Reyes Católicos).

El yugo y las flechas en la actualidad

En la actualidad, con carácter oficial, sólo se mantiene el yugo y las flechas en el escudo del rey don Juan Carlos I (no en el de la casa real, sino en el suyo). La disposición del yugo y flechas está en la misma posición en que estaban en el escudo anterior al 5-10-1981.

También existe, como es natural, en las diferentes formaciones políticas falangistas.

Hay algunas asociaciones civiles, nacidas antes de 1981, que lo siguen manteniendo en su logo, porque nacieron en épocas anteriores, y en sus logos originales ya lo llevaban (por ejemplo, organizaciones derivadas del SEU).

Sin embargo, la ley de Memoria histórica, de 2007, junto a la ignorancia vocacional de una parte de España, ha propiciado la eliminación (o, como mínimo, los ataques y daños) de escudos históricos con el yugo y las flechas, y no sólo los que tenían su origen en el siglo XX, sino ... ¡también los de los s.XV y XVI!.

(1) Existe una anécdota sobre José Antonio, que contaba Ximénez de Sandoval en su "Biografía apasionada de José Antonio". A la salida de un mítin, una señora mayor se dirigió a él y le dijo: "Me encanta lo que ha dicho Vd. ¡Lástima que no sea monárquico!". José Antonio la respondió: "Muchas gracias, Señora. Si volvieran los Reyes Católicos, yo me haría monárquico inmediatamente".

(2) Los escudos que sí son preconstitucionales son el de la bandera tricolor de la 2ª república, y los escudos monárquicos anteriores a 1931, pero no el del águila de San Juan.
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar Ago 20, 2013 6:05 pm, editado 11 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Nov 02, 2011 8:54 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Anécdota

Ignoro si le ocurrió realmente a un amigo y compañero mío de trabajo, durante su período de prácticas de Alférez en el Ejército, o si se trata del típico cuento cuartelero que se ha propagado de generación en generación.

Decía este amigo que se le ocurrió dar unas charlas sobre la Historia de España en su Regimiento, allá por los años 1967-68. Y que, al llegar a los Reyes Católicos, algunos de los soldados no sabían de quién estaba hablando (en la actualidad, y gracias a las leyes "educativas", no lo sabe ya casi ningún alumno en edad escolar). Él les dijo:

- "Sí, hombre. ¿No habéis oido hablar nunca del "tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando?".

Uno de ellos, haciendo el signo de la coyunda sexual con el brazo y el puño, y con sonrisa picarona, le dijo:

"Mi alférez, ¿eh...?"

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Jue Nov 29, 2012 5:55 pm, editado 4 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Abr 25, 2012 6:38 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Quién y cómo se recuperó en el siglo XX el emblema del yugo y las flechas

Fue una aportación del periodista Juan Aparicio López, colaborador directo de Ramiro Ledesma Ramos en "La conquista del Estado". La hizo en 1931 para las primeras JONS. Junto al yugo y las flechas, también fue quien aportó los colores rojo y negro para la bandera (inspirándose en los del Anarcosindicalismo español de la CNT), y el lema de "¡España, una, grande, libre".

La idea del yugo y las flechas no fue del todo original suya. Cuenta que, en una lección impartida sobre el fascismo por el socialista Fernando de los Ríos, catedrático en la Universidad de Granada, en 1924, después de dibujar en la pizarra el emblema del hacha con el haz de lictores y las vergas (emblema del Partido Fascista Italiano), dibujó el haz de flechas y el yugo, diciendo que se atrevía a aventurar que, de haber nacido en España el "faschismo" (así lo pronunciaban entonces en España), éste sería su símbolo.

Toda esta historia se puede ver en esta siguiente entrada del foro: http://memoriablau.foros.ws/t835/himno- ... ons-quot-/ , sobre el himno de las viejas JONS. Juan Aparicio es el autor de su letra, y en el apartado dedicado a su biografía, puede leerse todo esto, y más sobre el posible uso del yugo y las flechas por el romano Virgilio, hace más de 2.000 años. Según algunas versiones, este emblema lo habría recogido Nebrija de la lectura de los clásicos, y se lo habría propuesto a Isabel y Fernando antes de su boda.

Así pues, si todo esto es cierto, este emblema no tendría 500 años de antigüedad, sino más de 2.000.
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar Jul 22, 2014 10:47 pm, editado 4 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Abr 26, 2012 9:55 pm 
Desconectado
Stabsfeldwebel
Stabsfeldwebel
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Ene 24, 2012 9:41 am
Mensajes: 359
Amenofis, estoy especialmente interesado en la referencia que haces a que ya Virgilio aludió a la simbología del yugo y las flechas, pero no he podido acceder a través de ese enlace pues conduce a una página que al parecer no existe. ¿Hay algún error en él u otra vía de acceso?.

En un hilo tan detallado como éste y ya que citas el "emblema del hacha con el haz de lictores y las vergas" propio del fascismo, aprovecho para aportar la curiosidad de que ese emblema representa los instrumentos necesarios para la ejecución de la pena de muerte por decapitación en el Derecho Penal romano. Así, el hacha era la llamada por los romanos "segur" o "secur", destinada a cortar la cabeza del reo, y las vergas (palabra latina que, independientemente del material del que esté hecha, significa "vara") servían para ejecutar la pena de azotes, la cual, aunque podía ser impuesta como pena única e independiente de la de muerte, era también accesoria de ésta, de forma que todo condenado a pena capital era previamente azotado. Precisamente este fue el porqué de los azotes recibidos por Jesucristo previamente a su crucifixión.

El hecho de que al haz de vergas o varas se le llame "haz de líctores" responde a que "líctor" era el nombre del oficial subalterno que, portando ese haz ("fasces" en latín, de treinta varas –una por cada curia- y tradicionalmente de abedul), precedía al rey en la monarquía romana, y a los cónsules y gobernadores de provincias durante la república y principado, estando encargado de la ejecución de órdenes y penas, así como de otras funciones de policía.

En definitiva, y desde esta explicación, no le faltaba razón a Fernando de los Ríos en la previsión que citas de 1924, por cuanto que los dos emblemas -yugo y flechas y fasces (el haz de varas de los líctores)- evocaban la idea de unión como símbolo de la fuerza.

Imagen

Uploaded with ImageShack.us

Imagen

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Abr 26, 2012 10:09 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Dom May 24, 2009 8:09 pm
Mensajes: 4316
Prueba ahora:

http://memoriablau.foros.ws/t835/himno- ... ons-quot-/

Un saludo.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

... y traerán prendidas cinco rosas ...


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Abr 26, 2012 10:40 pm 
Desconectado
Stabsfeldwebel
Stabsfeldwebel
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Ene 24, 2012 9:41 am
Mensajes: 359
Visto, Mortadela _60. Muchas gracias por la atención.

Según leo, la cita de Virgilio se contiene en un "opúsculo" del "catedrático Maldonado", así que -cuando se pueda- habrá que rastrearlo.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Abr 27, 2012 7:07 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Ya lo he arreglado en el texto. Aunque el tema va de "unión", y de que "la unión hace la fuerza", en este caso, y para arreglar el problema, la solución ha sido "separar" la dirección de Internet de una coma mal colocada.

De acuerdo en que hay que investigar qué dijo exactamente Maldonado, y en qué textos de Virgilio se apoya. La biografía de Juan Aparicio está entresacada de: http://www.filosofia.org/ave/001/a017.htm .

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar Ago 20, 2013 6:07 pm, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Abr 27, 2012 7:27 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Recomiendo leer el siguiente ensayo breve (que se puede bajar de Internet):

"La emblemática de los Reyes Isabel y Fernando: ejemplos palentinos", de Faustino Narganes Quijano (http://dialnet.unirioja.es/servlet/fich ... go=3053984 ).

En él se citan varias obras sobre el tema:

- El opúsculo de Maldonado: Maldonado, F. "Yugo y flechas, y Virgilio", Salamanca, 1939, pág. 39. El nombre completo de este catedrático es Francisco Maldonado de Guevara (él fue el que, con su discurso contra vascos y catalanes el Día de la Raza de 1936, dio pie a la intervención de Unamuno y su célebre anécdota).

- Mingote Calderón, JL, "Los orígenes del yugo....", pág 333-358.

- Ortega Lamadrid, P, "El emblema heráldico de las flechas de la Reina Isabel la Católica, comentado por un humanista italiano", en PITTM, 6 (1951), pág 111-115.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mié Jun 06, 2012 7:09 pm, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom May 13, 2012 6:01 pm 
Desconectado
Hauptmann
Hauptmann

Registrado: Vie Mar 23, 2012 8:28 am
Mensajes: 590
Muy interesante Gonzalo


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Jun 07, 2012 9:01 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Puesto que ha subido el nivel intelectual del contenido de este tema, y además es difícil acceder a algunos de los documentos referenciados, voy a tratar de hacer una síntesis de cómo se incorporó el símbolo del yugo y las flechas en la historia de España.

Y a continuación, incluiré algunos artículos muy interesantes sobre esta génesis.

1) Hay que empezar en Virgilio. Concretamente, en dos obras suyas: la Eneida, y las Geórgicas. En ambas hay referencias a yugos y flechas, casi siempre relacionadas con combates, y algunas veces, con otros temas. Pero de ellas se seleccionan ciertas referencias a las flechas, en la Eneida (sobre su significado de lucha y conquista), y al yugo, en las Geórgicas (asociado al trabajo y al esfuerzo).

2) Elio Antonio de Lebrija (o de Nebrija), nuestro gran intelectual renacentista, estudió muy a fondo la obra de Virgilio. De ella extrajo varios símbolos, que relacionó con aspectos de la realidad de Castilla (primero) y de España (después) en aquella segunda mitad del siglo XV.

Su gran ascendiente sobre Isabel la Católica, y después también con su marido, dicen que fue la causa de que les sugiriera los símbolos que intercambiarían los esposo en su boda. La relación de esos símbolos con hechos o mitos de la Antigüedad, ya era conocida por Isabel y por Fernando.

3) El paso siguiente se da ya en el s.XX. Después de la pérdida del resto del Imperio español en 1898, hay un movimiento importante de regeneración de España que empieza prácticamente con el nuevo siglo, tomando como referencia aquellos tiempos pasados que la hicieron grande. Y en esta búsqueda de las raíces, las referencias a los Reyes Católicos son cada vez mayores.

4) Dentro de esta tendencia hay que encuadrar el comentario que hace el gran intelectual socialista Fernando de los Ríos (en aquellos años, el socialismo español, además de sus bases proletarias, aún contaba con intelectuales) en 1924, en la Universidad de Granada -de la que era catedrático-, y en una de sus clases, sobre que, de llegar el "Faschismo" (sic) a España, seguramente utilizaría los símbolos del yugo y las flechas. Juan Aparicio, futuro jonsista y falangista, escucha como alumno este comentario.

5) Pero antes de que se incorpore, oficialmente, como símbolo a una organización fascista (a las primeras JONS), hay referencias de diferentes intelectuales al yugo y las flechas. Así, en 1927, Rafael Sánchez Mazas da una conferencia en Santander, publicada por el Boletín de la «Biblioteca Menéndez y Pelayo». Sobre ella, prepara un artículo, titulado "Haz y yugo", que publicó "El Fascio" en su número 1, de 16 de marzo de 1933 (y que incluiré más adelante).

6) El mismo Sánchez Mazas, ya en 1930, publica en ABC (edición de Madrid, 18-4-1930, pág 7 y 9) un artículo con el título "España y el ideal virgiliano", dentro de las conmemoraciones del Bimilenario de Virgilio.

7) En diciembre de 1931 (como ya se ha recogido aquí), Ramiro Ledesma Ramos lanza el programa de los 16 puntos de las JONS, encabezados por el emblema del yugo y las flechas, que ha propuesto Juan Aparicio (recordando aquella lección de Fernando de los Ríos), y han aceptado las JONS.

Juan Aparicio, además, es el autor de las grandes aportaciones simbólicas a las JONS: el yugo y las flechas, el lema "Una, Grande, Libre", y la bandera bicolor, roja y negra, de tres bandas horizontales: roja, negra y roja, inspirada en los colores del Anarcosindicalismo español (digo tres bandas horizontales porque la bandera de las JONS las llevaba así; posteriormente, cuando pasó a ser bandera de FE de las JONS, se pusieron en sentido vertical).

8.) En el primer número de "El Fascio", de 16 de marzo de 1933 (como ya se ha citado), el propio Juan Aparicio incluye un artículo suyo con el título "El emblema de las JONS".

9) A la fusión de FE y las JONS, creando FE de las JONS, la nueva organización adopta el yugo y las flechas y el lema "España, Una, Grande y Libre". En cuanto a la bandera, adopta los colores de la de las primeras JONS, pero cambiando su orientación a la vertical, puesto que se considera que esa orientación es la más adecuada para el objetivo de elevar España ("arriba España").
--

Después, la historia ya es conocida.

+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar Ago 20, 2013 5:52 pm, editado 6 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Jun 07, 2012 9:08 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Artículo "Haz y yugo"
(fragmento de la conferencia dada en Santander por Rafael Sánchez Mazas en 1927, y publicada ese mismo año por el Boletín de la «Biblioteca Menéndez y Pelayo»)


El Fascio Madrid, 16 de marzo de 1933, número 1, página 8

Ante la torre casi derruida de Castellamare, en Palermo, una fina puerta de arco rebajado, hermana de las de Toledo y Alcalá, sostiene las armas reales. El sol de mediodía da, como en el rostro de un cuadrante solar, en el viejo escudo de España.

Sobre el intenso azul del mar, aquietado en el cerco de oro de los montes, flotan, como pétalos en una copa, las embarcaciones pintadas a la antigua, de colores claros. Bajo las nubes blancas, que desunen ya de su cortejo matinal de bodas, el escudo del Rey Fernando y de la Reina Isabel casi brilla en el mármol donde fue sobriamente inciso sin escarolados follajes.

A los flancos lleva esculpidos –invención de Antonio Nebrija– el yugo del buey y el haz de flechas. ¡Escudos españoles de Sicilia! Ellos dicen que tuvimos alguna parte en la idea humana, virgiliana, clásica y cristiana del Imperio. Se quiso defender con ellos una unicidad, una civilización, una religión, una cultura, una católica y romana pastoral de los Cárpatos a los Andes, un concierto de pueblos superiores... Ellos dicen cómo supimos continuar el discurso milenario de las armas y de las letras, cómo invocamos, hasta donde nos fue posible, en la larga pelea, el socorro de las musas; cómo dimos nuestra odisea de ultramar y nuestra Edad de Oro; cómo ensayamos no sólo humillar y oprimir a los pueblos –según se nos reprocha–, sino también establecer una cooperación más elevada, inteligente y generosa que la que existe ahora. Hicimos un esfuerzo por establecer una Monarquía universal, por hacer copartícipes a los pueblos en una jerarquía de las mejores... Quisimos una paz y unidad en la religión, en la cultura, en el heroísmo.

Aquí, a la tierra de Sicilia, antes que con el de las columnas del Plus Ultra, vinimos con aquel otro escudo. Trajimos, entre un yugo y un haz de flechas, los cuarteles de la nacional dinastía. Cantaba sus Geórgicas con el yugo y cantaba su Eneida con el haz. Más que ningún otro blasón se acomodaba éste a la sencillez, al consejo de Hesíodo, a la modestia, a la fuerte y templada dignidad de Ítaca y de Castilla, al griego de Homero como a los latines de Isidoro y al romance de Garcilaso y de Fray Luis.

Nunca tuvimos otro escudo mejor. Con su haz de flechas y su yugo arcaico él hacía pensar en la patria romana, «rica de cosechas y de héroes», que Virgilio había cantado.

Así volvía, en el escudo virgiliano de la Reina Isabel, aquel equilibrio de la pastoral y de la epopeya que pasa todavía como un sueño dorado de Cervantes. A la tierra de Cíclopes y de pastores, donde Vulcano acicalaba las armas de Aquiles y donde Minerva enseñaba a los hombres el arte de arar y de uncir los bueyes, volvía, en signos castellanos y aragoneses, el recuerdo de la lección maravillosa. En los trabajos y en los días, de España, en las mocedades de un Imperio, he aquí los símbolos sin énfasis que bastan al esfuerzo común. Significaron en sus acepciones más altas, más que predominio vanaglorioso, educación perfecta, hecha de soportar los yugos de las Ciencias y de las Artes y de afinarse en punterías y destrezas exactas de arquero.

Repongamos en el escudo yugo y haz. Si el yugo sin las flechas resulta pesado, las flechas sin el yugo corren peligro de volverse demasiado voladoras. Tornemos, más que a una política, a una disciplina, a una conducta, a un estilo, a un modo de ser, a una educación. Unamos a la laboriosidad cotidiana la audacia vigilante y el ojo seguro del sagitario.

Poco diría el yugo si sólo dijese: sujeción. Dice también instrumento para realizar la fatiga, ayuda piadosa, domesticidad, mansedumbre, coyunda sacramental de amor. Poco diría el haz si sólo dijese: la unión es la fuerza. Dice también que tiene en ligadura presta a soltarse alas de pluma y aguijones de acero.

¡Escudo virgiliano de la Reina Isabel! Haznos volar, aguijonear, arar, tender el arco en afinada puntería, espolear la yunta y el vuelo, tener una conciencia diaria del surco y de la trayectoria. Entre el yugo del buey y el haz de flechas tú podrías volverte nuestro cuadrante, en espera del Mediodía.


Rafael Sánchez Mazas
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Vie Jul 27, 2012 7:18 am, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Jun 07, 2012 9:14 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
BIMILENARIO DE VlRGlLlO

publicado en ABC, 18-4-1930, pág 7 y 9

España y el ideal virgiliano

Virgilio se diferencia, sobre todo, de Homero en llevar, además, el peso de una grave conciencia política, y en no podemos ya parecer, a causa de esto, tan poeta. Inmediatamente, cuando se le despoja de sus máquinas de portento y de sus maravillas melodiosas, el Virgilio político no deja de parecerse, por ejemplo, a Mauricio Barrés: “La tierra y los muertos”. La tierra, que son las Geórgicas, y los muertos, con su inmortalidad, que son la Eneida. Entre la tierra y los muertos, las Églogas, que son, ante todo, un lazo espiritual, un poético puente entre el oficio sencillo y la divinidad fabulosa. El ideal patriótico de Virgilio es una Roma “rica de cosechas y de héroes”.

Como Barrés, cuando mira hacia atrás antes del victorioso golpe de César, ve un turbio período republicano y demagógico, con sus charlatanes, traidores, agiotistas, asesinos y meretrices, entre quienes se juegan y malbaratan los destinos ilustres de Roma y se vive confiadamente entre desastres coloniales de guerra, bancarrotas económicas, diversiones, vergüenzas, cohechos, Bancas ávidas, Sociedades anónimas y casas de ocho y diez pisos, cuya altura tendrá que reducir Augusto a treinta metros. Se han desertado el campo y la virtud.

Las Geórgicas tienen una fuente prosaica, oficiosa, nobilísima, de contribución a una propaganda administrativa y estatal de política agraria. Volver a la tierra y a los héroes y volver a los dioses también. He aquí Virgilio. A través de Virgilio toda la Historia se nos aparece como una aspiración al equilibrio entre la pastoral y la epopeya.

Es frente a la tierra de Sicilia, llena de pastorales griegas, donde acaso Cervantes imaginó por la primera vez que Don Quijote, el épico, en último ejercicio de perfección, querría profesar desarmado el ministerio pastoril, porque entonces sería, como nunca, hombre de Europa, cuyo espíritu ve incesantemente su ideal perdido y soñado en el retorno a la felicidad, bajo el báculo arcaico. De Virgilio a las pastorales del siglo XVIII -de Virgilio, que es orden, a Rousseau, que es demencia paradisíaca y delirante-, la lírica pastoril desenvuelve hasta deformarlos todos los motivos esenciales a la unidad moral de Europa. La égloga donde ponen los gentiles el último recuerdo de la Edad de Oro, viene a fundirse en los albores de la poesía cristiana con la nostalgia milenaria del paraíso, con el Cristo Orfeo y pastor de las Catacumbas, y las visiones del Pastor de Erma.

Tras la caballería de los cruzados, surge la pastoral franciscana, donde la cortesía se hace popular y divina y es una flor de primavera que perfuma el mundo. En seguida, con Dante y Petrarca, se abre la pastoral renaciente. El pastor, niño y ciclope, patriarca del Viejo Testamento, Monarca, fundador y dios grecolatino, es, ante todo, predilecto del amor y la muerte, garzón de Venus o Cibeles, esposo del cantar de cantares, precursor Bautista en el Jordán y Divino entre todos, Cristo, Buen Pastor que tiene por vicarios a Romanos Pastores. Toda ilusión de orden futuro necesita una pastoral y una epopeya: un pastor Pedro, y, junto a él, un Paladín Pablo, con las dos manos apoyadas sobre la empuñadura de la espada. Pastoral del aldeano de Alemania, Lutero, o del “berger” de Suiza, Rousseau, y en seguida epopeya de las guerras de Religión o de las guerras de Revolución. Allá lejos, en Ultramar, de la pastoral sudorosa -otra vez virgiliana- de los colonos, nacían mayos nuevos de paz y libertad. El viento antiguo neocristiano y neoclásico soplaba en las banderas de Washington y de Bolívar.

El Imperio ha podido consolar a los hombres como una idea eterna. Ha combatido a los cartagineses, a los escitas, a los turcos, a los agarenos, a los luteranos como los griegos han batido a los persas. El viento de Lepanto es el mismo de Salamina. Pero es Virgilio, el poeta de Augusto, quien al venir a la tierra de Sicilia, inventa el equilibrio de la pastoral y la epopeya, el Imperio Piadoso, invocando a las musas sicilianas. No en vano Goethe ha llamado a Sicilia “isla reveladora”. Desde este balcón sobre Grecia, Virgilio aprenderá mirando a Grecia -mirando sin querer, también hacia Belén. Las pastorales de aire divino que reconciliaran al mundo cristiano con el mundo clásico, y citaran los Papas y Doctores como profecías. Las sibilas por virgilianas, más que por sibilas –ultima Cumaei-, estarán en el techo de la Sixtina mezcladas a todas nuestras grandes, cristianas y católicas alegorías. Desde Sicilia, mirando a Grecia, Virgilio imitará la epopeya homérica, y la Eneida será el puente latino tendido entre la antigüedad y La Divina Comedia, de Dante, el sumo poema cristiano. Virgilio y la tierra síciliana van a servir de intermediarios de universalidad a todos los Imperios futuros.


(continúa)

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mar Ago 20, 2013 5:53 pm, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 26 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España