Fecha actual Jue Feb 27, 2020 9:25 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 48 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Jun 04, 2010 4:42 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
[center](continúan poesías de César de Medina)

El último cañonazo (sonetos I y II)

En todas las restantes posiciones
ya no quedaba en pie ningún soldado.
Huían por el campo desolado
los tristes fugitivos pelotones.

Entre llantos, gemidos, maldiciones
y gritos de dolor desesperado,
solemne resonaba acompasado
el fuego regular de tus cañones.

Sobre ellos tremolaba la bandera
que el sol poniente con su luz postrera
teñía de sangrientos arreboles.

Y su estampido, que sonaba a gloria,
dijo a España que, fieles a su historia,
allí alentaron pechos españoles.

II

Cuatro veces el sol de un nuevo día
puso en tus sienes aureola de oro,
y todavía el retumbar sonoro
del duro bronce sin cesar se oía.

Era el león de España que rugía,
llenando con su voz el campo moro.
¡Era el león a quien hacía coro
de hienas y chacales la jauría!

Tu noble pecho por el plomo herido
tiñó de rojo el bronce enardecido,
y dando fin al épico combate,

lanzó el cañón el último estampido.
¡Era de España el postrimer latido,
que ya su muerto, corazón no late!.
+++

Indignación -2


Anhelando vengar el duro ultraje,
España entera traspasó el estrecho.
Yo también fui a recoger piadoso
las amadas reliquias de mi hijo,
siguiendo confiado la bandera
de esta nación que en el pasado
en triunfo recorría el mundo todo.
¡Con qué intensa emoción, con qué entusiasmo
de patriótico amor mi pecho ardía
cuando flotaba desplegada al viento!
¡Qué ciega fe en la empresa me alentaba
al contemplar el bélico aparato
con que España lánzase a la pelea!
¡Y qué inútil mi afán, mi empeño loco!.
¡No pudimos llegar; no hemos llegado!.
+++[/center]

Indignado por la terrible situación creada, y por el caos posterior para, al menos, recuperar los cadáveres de los parientes o allegados, César de Medina dirigió una carta en 1922 (varios meses después de lo de Annual) al Ministro de la Guerra, en la que, con ironía, criticaba la situación y, especialmente, lo que él bautizó como “E.N.D.P.” (Escuela Nacional De Prisioneros).

En aquellas fechas (1922), el Ministro de la Guerra era Niceto Alcalá Zamora, monárquico que, años después, y revenido en republicano, llegó a ser el 1º presidente de la 2ª República.
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mié Feb 15, 2012 11:51 pm, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Dic 30, 2010 9:25 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Amenofis escribió:
Bibliografía:

- RCAC "Alcántara" nº 10 (web del Mº de Defensa)
- MORIR EN MONTE ARRUIT, de Luis Miguel Francisco.
- Desastre de Annual (Wikipedia).
- Memorial de Caballería (artículo del Coronel D. Francisco Saro Gandarillas)
- La muerte heroica de un educando de banda (relato de don Francisco Ángel Páez Cañete, Comandante de Complemento de Infantería)
- Biografía del Tte Col don Fernando Primo de Rivera y Orbaneja (Wikipedia)
- La historia secreta de Annual, por Juan Pando. Ediciones Temas de Hoy. Colección: Historia. Madrid, 1999.
- Las imágenes del desastre. Annual 1921, por Antonio Carrasco García. Almena Ediciones. Madrid, 1999. ISBN 84-96170-20-9.
- Annual 1921. 80 años del desastre, por Juan Tomás Palma Moreno. Almena Ediciones. Madrid, 2001. ISBN 84-930713-9-0.
- En memoria del Tcol. D. Fernando Primo de Rivera y los Cazadores de Alcántara, por José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría, Coronel de Caballería
- La carga del Regimiento Alcántara en Dar Drius (http://www.mundosgm.com/smf/index.php?topic=4950.0 ;wap2 )
- El desastre d'Annual.(1921). Recuerdos de un cenetista (1909-1931), por Adolfo Bueso. 1976.
- Annual 1921: el desastre de España en el Rif. Por Manuel Leguineche. Ed. Alfaguara. 1996. ISBN 84-204-8235-8.
- Annual 1921, crónica de un desastre. Francisco, Luis Miguel (2005)
- El desastre de Annual y la crisis de la Restauración en España (1921-1923). Por Pablo La Porte Fernández-Alfaro. 2003. Alcalá de henares, UCM.
- Del Rif a Yebala. Viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos. Por Lorenzo Silva. 2001.
- Expediente Picasso (Wikipedia)
- El expediente Picasso: las sombras de Annual. Almena, Madrid, 2004. ISBN 84-96170-01-2
- EL DESASTRE DE ANNUAL (17-Julio / 9-Agosto de 1921); enlace: http://www.geocities.com/annual_1921/
- Desastre de Annual; http://desastredeannual.blogspot.com/

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Lun Feb 20, 2012 8:19 am, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Feb 15, 2012 11:52 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
[center]La última carga del Regimiento de Alcántara

En el momento trágico de la jornada roja,
en la feroz congoja
de la traición horrible,
brotó la flor altiva que nunca se deshoja.
la flor de lo imposible.

¡Lanzaron los clarines magníficos clamores!
¡Llegó el momento trágico!
Los sables refulgieron con rayos cegadores.
Jinetes y caballos se irguieron voladores
ante el conjuro mágico.

¡Y allá fue la epopeya!, jinete sin adarga
para la empresa loca.
Alcántara es un grito que el corazón embarga.
Alcántara es delirio que va de roca en roca,
lanzándose: ¡A la carga!

Hermanos y rebeldes son carne destrozada
por ansia de conquista.
¡Adelante, mientras hiera la espada!.
¡Mientras el clarín vibre!.
¡Mientras la Patria exista!

Se estrellan los caballos en la muralla viva
de la morisca fiera.
Vibra el clarín agudo. Nadie el mandato esquiva.
Embisten conteniendo la tropa fugitiva…
¡Baldón al que se rinda! ¡Laurel para el que muera!

Hermanos y rebeldes son carne destrozada
por ansia de conquista.
El Escuadrón avanza. La tromba ensangrentada
prosigue batallando con fiebre redoblada…
¡mientras el clarín vibre!, ¡mientras la Patria exista.

Se doblan los caballos y ruedan jadeantes…
¡Alcántara no cede!
Los sables se mellaron, son dientes de gigantes…
Repiten los clarines sus notas arrogante…
¡Hay que seguir la lucha mientras un hombre quede!


¡Al paso!, ... los corceles no pueden ya ni al trote.
¡Al paso!, ... la jornada su horror sublime alarga.
¡Al paso!, ... como nietos del loco Don Quijote.
¡Así van los de Alcántara! Su gloria eterna flote.
¡Al paso!, ¡lo imposible!, ... tal fue la última carga.

Busquemos las lecciones grabadas en la Historia
con lauro inmarcesible,
y arriba, muy arriba, cual gigantesca gloria,
escúlpase, de Alcántara, la trágica victoria,
diciendo: ¡con su arrojo, lograron lo imposible!

Marcos Rafael BLANCO BELMONTE, escritor y periodista (Córdoba, 1871 - Córdoba, noviembre 1936)
+++[/center]

(En azul mahón están los versos que faltaban del poema, y que se han añadido el 21-11-2912).

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mié Nov 21, 2012 2:44 pm, editado 4 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Feb 20, 2012 8:37 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Incluyo el estadillo de la revista de finales de julio del año del desastre.

Como puede apreciarse, en las famosas cargas intervinieron 657 efectivos (sumando todos los grados).

La mayor parte murió, y sólo unos cuantos de ellos se reagruparon el mismo día, y siguieron la retirada. En los días sucesivos, se fueron presentando en Melilla, u otras posiciones, soldados dispersos (muchos, heridos), que pudieron escapar a la matanza. Esta es la situación que refleja el estadillo, que incluye los que se reincorporaron en los días posteriores.

Pero aún hubo algunos que pudieron llegar en días sucesivos, hasta primeros de Agosto. Estos no están incluidos en dicho estadillo.

Casi todos los que estaban sanos, se incorporaron a la defensa de monte Arruit (entre ellos su jefe accidental, el Tte Col Primo de Rivera). Y todos ellos tuvieron gloriosa muerte en los primeros días de Agosto. Fue la segunda y definitiva matanza en el Regimiento, aunque muy inferior en bajas a la primera (lógico; pocos habían quedado indemnes de las cargas de la retirada de Annual).

Imagen
[/URL]

La lista de los oficiales, con la situación en que quedaron, puede consultarse en http://desastredeannual.blogspot.com/p/ ... ntara.html. Como se ve, la inmensa mayoría figuran como "MC" (= "muerto en combate").

En este enlace: http://desastredeannual.blogspot.com/20 ... 14_16.html puede consultarse la relación de todos los supervivientes de las cargas de la retirada de Annual. Son 170. Entre ellos están tanto los que pudieron llegar a posiciones españolas (indemnes o heridos), como los que quedaron prisioneros.

Si descontamos de ellos los 14 prisioneros (entre los que hubo muertos en cautividad) nos quedan 154, de los 657 efectivos iniciales, y de estos 154, algunos murieron en los días posteriores, debido a sus heridas.
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Feb 20, 2012 10:07 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
[center]Fotografías del Regimiento Alcántara antes, durante y después de Annual

Imagen
Soldados del Regimiento Alcántara en un descanso

Imagen
Algunos suboficiales del Regimiento. Los marcados con cruces perdieron la vida en Annual o monte Arruit (8 de 11)

Imagen
Así se encontraron los cadáveres de los jinetes y sus caballos, en el lugar en que cayeron, cuando los españoles lograron recuperar estas posiciones, unos meses después (el título de la fotografía está equivocado; no hubo cargas en monte Arruit, en donde estuvieron parapetados a la defensiva, sino en las proximidades del río Igan, en la retirada desde Annual).

Imagen
El Regimiento saliendo de monte Arruit, días antes del desastre de Annual (cuadro de Ferrer-Dalmau)

Imagen
El general Silvestre revista el Regimiento tres semanas antes de la tragedia

Imagen
Una de las cargas en las que se desangró el Regimiento el 22 de Julio (cuadro de Ferrer-Dalmau)[/center]

(fotografías procedentes del blog: http://desastredeannual.blogspot.com/)
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Lun Feb 20, 2012 12:22 pm, editado 3 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Feb 20, 2012 10:16 am 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Fotografías de la matanza de monte Arruit (agosto 1921)

Murieron los 3.000 españoles (entre ellos, los supervivientes del Alcántara en Annual, con su jefe accidental a la cabeza)

[center]Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Fotos procedentes del blog: http://desastredeannual.blogspot.com/[/center]

Las profanaciones de cadáveres no dejan de recordar a los guripas de la posición intermedia, "clavados al terreno". Sólo que aquí, el entorno es de tierra y arena, en vez de nieve.
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:19 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Recientemente, el 1 de junio de 2012, se ha concedido la Laureada colectiva al Regimiento de Caballería Alcántara , ¡91 años después de los hechos!, y tras quedar paralizado el expediente de concesión en 1931, por la 2ª república. Después, inexplicablemente para mí, el expediente quedó archivado hasta 2009, en que se recuperó. Fue entonces cuando no sólo no se paralizó, sino que el gobierno entonces en el poder negó la concesión alegando que "no procedía iniciar el proceso".... (cuando el proceso ya estaba iniciado desde 1920...).

Como consecuencia, un amigo mío, historiador militar, el comandante (R) de Infantería, de la Escala de Complemento, Francisco Ángel Cañete Páez, me ha enviado hoy mismo un artículo que acaba de escribir. Es, en realidad, el que incluí en su momento en este tema, pero más extenso, y con datos actualizados, aunque manteniendo el mismo título.

He creído oportuno incluirlo aquí, sabiendo que cuento con su permiso sin ningún problema.

Se lo dedico al turuta Paquito, que lo era en el Regimiento 74 AAA en Jerez de la Frontera, en el verano de 1971, y que tenía una historia parecida a la de los educandos de Banda de los que habla el artículo.

Asimismo, se lo dedico a aquellos guripas de nuestra División, que se alistaron voluntarios, sin haber cumplido siquiera 16 años, falsificando partidas de nacimiento. Y entre ellos, a mi apreciado Juan Serrano-Mannara.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Sab Jun 16, 2012 2:43 pm, editado 4 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:20 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
LA MUERTE HEROICA DE UN EDUCANDO DE BANDA

Por Francisco Ángel CAÑETE PÁEZ, Comandante de Infantería, Economista y Profesor Mercantil

DEDICATORIA.-

Al heroico Regimiento de Caballería “ALCÁNTARA” Nº 14, que en la tarde del 23 de Julio de 1921, se cubrió de gloria en la Campaña de Melilla, al haberle sido concedida recientemente la preciada Cruz Laureada de San Fernando (Colectiva). Con el recuerdo emocionado y la gratitud más sincera y entrañable del AUTOR.

PROEMIO.-

La monjita que acompañaba al muchacho, en uno de los primeros días de Enero de 1921, hasta el Acuartelamiento del Regimiento de Caballería “Cazadores de Alcántara” Nº 14, de guarnición en nuestra Plaza de Soberanía de Melilla, era la misma que catorce años atrás se encontraba de guardia junto al torno del hospicio donde era depositado un niño en un cesto de mimbre y con una nota escrita a lápiz donde con cierta dificultad podía leerse” Este niño no ha sido bautizado, cuiden de él por amor de Dios y hagan que el día de mañana sea un hombre de provecho”. Durante el trayecto, la monja iba recordando esa fría noche de Enero de 1907, cuando medio adormilada en su guardia, creyó sentir el tintineo de la campanita producido por el desplazamiento circular del torno al girar sobre sus goznes, así como escuchar los pasos presurosos al alejarse de la persona que había depositado en él la cesta con un niño en su interior. Y este era el muchacho, todavía un niño, que educado por la comunidad religiosa del benéfico centro durante sus primeros catorce años, camina hoy a su lado con cierta tristeza reflejada en sus ojos al tener que abandonar el centro donde se crió, pero con la alegría que le producía el saber que, si todo iba bien, ese mismo día podría vestir el honroso uniforme de la Caballería Española; ya que desde meses atrás y esperando tener cumplida la edad reglamentaria, había venido manifestando su deseo de “sentar plaza” como educando de banda, para luego seguir la honrosa carrera de las armas y poder alcanzar con su esfuerzo y estudio los nobles y honrados galones de Suboficial Maestro de Banda del Arma de Caballería. Empleo éste, que ya habían alcanzado, a través de los años, varios de sus más antiguos compañeros del hospicio, para honra, satisfacción y estímulo de esta noble, caritativa y benéfica Institución.

No hubo problema alguno en la filiación del muchacho. El coronel prometió a la monjita que podía marcharse tranquila, ya que desde ese momento el chico quedaba bajo su protección y al amparo del glorioso Estandarte del Regimiento. Reconocido por el capitán médico y declarado “útil y apto” para el servicio de lar armas, el chico fue filiado como “Educando de Banda” voluntario, por un período de cuatro años y sin “opción a premio”. En el mismo acto, el Sr. Coronel ordenó al Suboficial Maestro de Banda del Regimiento que se hiciera cargo del nuevo educando al que iniciaría de inmediato en los toques de clarín y de trompeta reglamentarios en la Caballería y de cuyos progresos le tuviese puntualmente informado. Esto sin menoscabo de la asistencia del muchacho a las Academias Regimentales para que siguiera progresando en el noble arte de la escritura, la lectura y las cuatro reglas fundamentales de la Aritmética. Ordena finalmente el coronel al Subayudante, que por la sastrería del Cuerpo se le confeccione un uniforme de paseo y otro de campaña al nuevo educando, adecuados a su edad y estatura.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Sab Jun 16, 2012 2:29 pm, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:27 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
INTRODUCCIÓN.-

Han transcurrido ya seis meses desde el acto de filiación del nuevo y jovencísimo educando y ahora estamos en el mes de Julio de 1921. Las Cábilas del Rif, sublevadas por un antiguo intérprete y traductor de árabe de la Oficina de Asuntos Indígenas de Melilla: Sidi Mohamed Ben Abd-el-Krim El Jatabi (El Siervo del Generoso) – a quien la generosa España ha distinguido con la Cruz de Caballero de la Orden de Isabel La Católica y dos Cruces del Mérito Militar, una con distintivo rojo y otra blanco- están realizando un feroz ataque a nuestras posiciones de la Zona Oriental del Protectorado de España en Marruecos. Abd-el-Krim, convertido en jefe de la belicosa cábila de los Beni Urriaguel, quiere expulsar de su territorio al “invasor” español y proclamar después la República del Rif, erigiéndose en Presidente.

En este mes de Julio de 1921, en que la tragedia, la inmensa tragedia de las tropas españolas destacadas en esta inhóspita zona del Rif, está a punto de llevarse a efecto (cuando se consuma la misma, los cuerpos de diez mil soldados españoles habrán quedado yertos sobre estas ardientes arenas marroquíes) , dos generales divisionarios de brillante historial y pertenecientes a la misma Arma, Caballería, y a la misma Promoción –la VII de la Academia General Militar en su primera época (Toledo, 1889)- van a ser actores involuntarios de la misma. Se trata del General de División Don Dámaso Berenguer Fusté, Alto Comisario de España en Marruecos y de su amigo y compañero Don Manuel Fernández Silvestre – éste de su mismo empleo pero con un número anterior en el Escalafón- Comandante General de Melilla.

En un avance tan impetuoso como irreflexivo (parece ser que Silvestre le ha prometido al Rey Don Alfonso XIII, llegar hasta la bahía de Alhucemas el 25 de Julio, coincidiendo con la Festividad del Apóstol Santiago, Patrón de España y del Arma de Caballería) las tropas españolas han conseguido llegar hasta Annual, pero dejando atrás posiciones inconexas, aisladas, difíciles de defender y a las que hay que aprovisionar prácticamente a diario, sobre todo de un elemento tan primordial e imprescindible como el agua. (En Igueriben, donde no ha sido posible que entre un convoy para socorrer a la guarnición que lleva varios días sin víveres y sobre todo sin agua y donde su jefe, el Comandante Benítez, se cubre de gloria en su defensa, cayendo heroicamente junto al parapeto cuando ya los moros habían puesto el pie en la posición, en los últimos días de asedio y atormentada la guarnición por una sed inextinguible llegaron a beberse la tinta, un líquido infame extraído de unas latas de pimientos, y finalmente hasta orines endulzados con azúcar). Estas posiciones españolas, tras una defensa heroica de su guarnición, fueron cayendo una tras otra, cual castillo de naipes, ante un enemigo muy superior en número y perfecto conocedor del terreno.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:31 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
El día 21 de Julio, perdidas las importantes posiciones de Abarrán e Igueriben, con la muerte de casi toda su guarnición (en Abarrán el teniente Flomesta, herido grave, se deja morir de sed antes de enseñarle a los moros el manejo de los cañones) el General Fernández Silvestre ha concentrado a sus tropas en Annual, y desde allí, cercada ya la posición por numeroso enemigo, reflexiona, junto a su Estado Mayor, sobre la posibilidad de establecerse en defensiva o bien ordenar la retirada en forma escalonada desde Annual hasta Drius y desde allí hasta el Batel y Tistutin, donde podrá evacuar a los heridos y enfermos, por partir de ahí el ramal del ferrocarril minero hasta Melilla, y esperar allí la llegada de refuerzos, urgentemente solicitados, ante la gravedad del momento, a su compañero el Alto Comisario. Pero la brillante estrella del General Silvestre, cuyos primeros resplandores aparecieron allá en las maniguas de Cuba, parece que está a punto de extinguirse y apagarse por completo en este caluroso día de Julio de 1921, envolviendo su oscuridad en fúnebres crespones a las fuerzas que mandaba y en doloroso luto a España entera.

Sobre las 11’30 horas de la mañana del día 22 de Julio de 1921, y tras una noche de reuniones continuas en la tienda del Comandante General, éste, muy afectado por los graves sucesos que presiente, ordena al fin la retirada y la evacuación de Annual. La salida se inicia y la tragedia se consuma. Los rifeños abren nutrido fuego sobre nuestros soldados y la desesperación, el pánico y el desaliento se apodera de la columna, llevando a la deserción a la mayor parte de unidades indígenas que servían bajo nuestra bandera. Esforzándose en impedir esta insólita desbandada han caído con honor los coroneles Manella y Morales. El General Fernández Silvestre muere, no se sabe si suicidado o disparando su pistola desde el parapeto (aunque su cadáver nunca fue encontrado), y la palabra “Desastre”, en esta ocasión, reviste con toda intensidad su cruda acepción terminológica. Sigamos en este punto los estremecedores párrafos citados por el Fiscal Militar en su escrito de “Conclusiones Provisionales” para unir al Expediente de Depuración de Responsabilidades, que meses mas tarde instruyó el General Picasso. Dice así el Fiscal:

[center]“Se abandona la posición (de Annual) con todos sus elementos, sin órdenes, sin instrucciones, con prisas, sin conocer ni plan ni dirección. Revueltas las fuerzas, confundidas, sin jefes puede decirse, acosados por el enemigo y sin más idea visible que la de la salvación individual por la huída, vergonzosa en unos, inexplicable en otros y lamentable en todos; siendo inútiles los esfuerzos de unos cuantos para contener esta avalancha que tan impremeditadamente se había dejado desbordar”.[/center]

Ante este impresionante escrito sobra cualquier comentario del autor.
[marq=right][/marq]

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Sab Jun 16, 2012 2:34 pm, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:33 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
RETIRADA DESDE DRIUS HASTA “EL BATEL” Y HEROICO SACRIFRICIO DEL REGIMIENTO DE CABALLERÍA “ALCÁNTARA” Nº 14 AL DAR PROTECCIÓN A LA COLUMNA.-

Enterado de la muerte del General Silvestre, el General de Brigada de Caballería Don Felipe Navarro y Ceballos-Escalera, Barón de Casa Davalillo, 2º Jefe de la Comandancia General, asume el mando y concentra las dispersas tropas en Dar Drius, para intentar desde allí la retirada a las sucesivas posiciones de El Batel y Tistutin, para enlazar posteriormente con Monte Arruit y esperar allí, en posición defensiva, la llegada de refuerzos urgentemente solicitados. A las tres de la tarde del día 23 de Julio, el General Navarro ordena la retirada hacia la posición de “El Batel”, si bien preocupado sobremanera por el bajo estado moral de las tropas con el consiguiente detrimento de la disciplina. De la protección de la columna encarga al Regimiento de Caballería “CAZADORES DE ALCÁNTARA” Nº 14, que tras la muerte heroica de su coronel Don Francisco Manella Corrales, ha tomado el mando, el Teniente Coronel Don Fernando Primo de Rivera y Orbaneja, ilustre jefe del Arma de Caballería, Profesor de Equitación Militar y hermano menor del Teniente General de sus mismos apellidos. Don Fernando sabe que la papeleta que le ha encargado el general es de difícil solución. En una palabra, el cumplimiento de la misión implica que el Regimiento se ha de sacrificar, si preciso fuere, en beneficio del resto de sus compañeros de armas. En el Regimiento, a nadie se le oculta la gravedad de la misión encomendada.

Puesta en marcha la columna, escoltada por los escuadrones de “Alcántara”, nuestras tropas avanzan sin novedad, si bien y a poco de comenzar el avance ya tiene el Regimiento que dar su primera carga, pues un pequeño convoy, con los heridos mas graves, estaba siendo atacado por los harqueños. El teniente coronel manda cargar a uno de sus escuadrones, haciendo replegarse al enemigo y consiguiendo que el convoy se abra paso y llegue sin novedad a Melilla. Sobre las cuatro de la tarde, y tras una hora de marcha, la columna logra alcanzar el cauce del Rio Igán, que en este mes de Julio baja completamente seco. Allí han tendido los moros una emboscada a la columna y, de improviso, el fuego rifeño se hace patente desde los montes y laderas cercanas. El enemigo, muy superior en número y crecido por la victoria sobre nuestras tropas en Abarrán, Igueriben y la muy reciente de Annual, ataca decidido sobre nuestros desmoralizados efectivos. El Teniente Coronel Primo de Rivera sabe que ha llegado la hora del sacrificio. El Regimiento entero sucumbirá, si es necesario, para que la columna pueda progresar hasta alcanzar “El Batel”. Reagrupado el Regimiento, el teniente coronel manda que los escuadrones formen en “línea de a cuatro”, para acto seguido, con su voz fuerte y bien timbrada, arengar a sus soldados:

[center]“Ha llegado para nosotros la hora del sacrificio. Que cada cual cumpla con su deber. Si no lo hacéis, vuestras madres, vuestras novias, todas las mujeres españolas dirán que somos unos cobardes. Vamos a demostrar que no lo somos”. [/center]

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:35 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
A dos largos de caballo y a la izquierda del que monta el jefe, esperando con el clarín pegado a los labios, el jovencísimo “trompeta de órdenes” del Regimiento, que a sus todavía catorce años no es otro que el muchacho del hospicio cuyo ingreso hemos narrado al principio y que dados a sus relevantes progresos en los toques del clarín, ya ha sido promovido a “clarín de órdenes”, espera la orden de éste (del Jefe) para dar los toques reglamentarios. Intuyendo que hoy va a ser un día de gloria para el Regimiento, ha adornado su clarín de mando con vestiduras de gala, figurando en su anverso, bellamente bordadas, las armas de la Caballería y en el reverso, sobre fondo blanco, la Cruz flordelisada de la Orden de Alcántara, bordada en verde, que da nombre al Regimiento. El Teniente Coronel lo mira fijamente y compadecido quizás por su extrema juventud, le ordena retirarse a retaguardia junto al resto de la banda, pues no lo necesita, le dice, toda vez que mandará el Regimiento “a la voz”. El joven trompetilla hace como que obedece y simula retirarse, pero en su mente resuena aún con fuerza la fórmula de su reciente juramento al Estandarte, en lo que dice de “Obedecer y respetar siempre a vuestros jefes, no abandonarles nunca...”. Y si había jurado esto ¿cómo iba él a “abandonar” a su teniente coronel en estos momentos de peligro? Jamás lo haría; si no podía combatir como educando, lo haría como soldado, pues ya dejó de ser un niño el día que vistió el honroso uniforme de la Caballería.

Puesto el Regimiento al paso, el Teniente Coronel desenvaina y a la voz ordena a sus escuadrones: ¡Saquen... Sables!, y los sables de los jinetes de “Alcántara” brillan refulgentes cual rayos cegadores al salir de sus vainas, mientras golpean con sus espuelas los ijares de sus caballos para pasar “al trote” y alcanzar poco después el galope. De nuevo suena potente la voz del teniente coronel Primo de Rivera ordenando: ¡Para cargar!. Y acto seguido da la voz ejecutiva ¡Carguen! ¡VIVA ESPAÑA!.

Como un alud impetuoso la masa de jinetes arremete contra los harqueños recibiendo al descrestar un nutrido fuego de fusilería, que hace aumentar el galope hasta convertirse en un huracán desenfrenado. El combate adquiere una fiereza descomunal. Las cargas se suceden pero el enemigo es muy superior en número y además domina perfectamente el medio y conoce palmo a palmo el terreno en que combate. Las bajas en los escuadrones empiezan a ser muy numerosas. Nuestro trompetilla de órdenes, con el clarín colgado a la espalda, clava las espuelas a su caballo y combatiendo como soldado, su sable, al que su débil brazo le cuesta trabajo sostener, se abate terrible buscando una y otra vez el cuerpo del enemigo. Pero ahora, un golpe seco en el pecho seguido de un fuerte dolor junto al corazón, le hacen tambalearse en el caballo al haber sido alcanzado por una bala rifeña. Derribado al fin, la vista se le nubla y a su mente acude la imagen de una bella mujer que le sonríe y le llama con cariño a su lado. La dama que así se le presenta en su mente febril no es otra que su madre a quien nunca conoció. Después la oscuridad, el vacío, la nada. El joven educando había dejado de existir. De su cuello aún pende su clarín engalanado, salpicado ahora por la sangre tan generosamente derramada.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Sab Jun 16, 2012 5:50 pm, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:36 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Y las cargas se suceden. A estas alturas del combate, el Regimiento ha sufrido un gran quebranto (también las bajas de los rifeños son muy numerosas). Exhaustos jinetes y caballos por las cargas que llevan dadas, el tormento de la sed se hace insoportable. Una oscura costra formada por el polvo y el sudor surcaba el curtido rostro de los jinetes de Alcántara, denotando bien a las claras las varias horas de feroz refriega soportadas bajo el ardiente sol africano. El desánimo parece que empieza a cundir entre los soldados. Y es en estos momentos de suprema angustia, cuando el Teniente Coronel Primo de Rivera, erguido majestuosamente sobre su caballo “Vendimiar”, un magnífico ejemplar español “pura sangre”, que el ilustre jefe maneja con singular maestría, arenga de nuevo a sus soldados y les pide un postrer sacrificio: El Regimiento va a dar su última carga (la octava); si bien, y dado el grado de extenuación de jinetes y caballos, se va a producir un hecho histórico en los anales de la Caballería: el Regimiento, altamente disminuido por el gran número de bajas, va a dar esta última carga con los caballos ¡al paso!. Al frente de su sección montada, un jovencísimo Alférez de Complemento, que ha pedido marchar voluntario a la Campaña de Melilla espera henchido de patrio ardor, esta postrera voz de mando de su teniente coronel. Milagrosamente ileso, pero extenuado hace prodigios de valor, cargando una y otra vez sobre el enemigo. Su nombre está recogido en el “Libro de Oro” de la Escala de Complemento: Don Juan Maroto y Pérez del Pulgar, y su heroísmo, premiado por S.M. El Rey Don Alfonso XIII, ascendiéndolo a Teniente de Complemento y concediéndole la Cruz que lleva el nombre glorioso de su excelsa madre: la Cruz de María Cristina.

En la extrema retaguardia, y según previene el Reglamento Táctico de la Caballería, se encuentra formada a caballo la banda Regimental integrada por 13 jovencísimos “Educandos de Trompeta” – a los que hay que deducir la baja del trompetilla de órdenes de nuestra particular historia, tan gloriosamente caído- , y al mando del Suboficial Maestro de Banda del Regimiento. Estos jóvenes trompetas saben que, también para ellos, ha llegado la hora del sacrificio. Para cubrir las bajas de soldados, ya tan numerosas a estas alturas de la confrontación, ellos, en su modestia, cubrirán estas bajas, colgándose el clarín sobre sus cuellos y empuñando el sable combatirán como verdaderos soldados, pues ya dejaron de ser niños el día que vistieron el honroso uniforme de la Caballería. Y allí, quedaron, sobre las ardientes arenas marroquíes, los cuerpos yertos, de todos los componentes de la banda Regimental, que en aras de lo jurado ante el Estandarte del Regimiento, no dudaron en sacrificar su joven vida a la Patria. Se encuentran también formados en retaguardia, los tres Oficiales Veterinarios, junto al Capellán y al Teniente Médico. Enfrascado el “páter” en reconfortar espiritualmente a los soldados moribundos, y esforzándose el médico en curar a los heridos y aliviar sus sufrimientos; todo ello bajo el fuego enemigo y con los precarios medios clínicos de que dispone.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:37 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Enardecidos por la vibrante arenga de su Teniente Coronel, los escuadrones de “Alcántara” vuelven de nuevo sobre los moros, pero – como se ha dicho- a estas alturas del combate, las fuerzas van faltando y los caballos apenas si responden a las espuelas de sus jinetes. Carga por última vez “al paso” el Regimiento, adentrándose con brío entre las zarzas y parapetos de los rifeños y bajo una lluvia de encendidas balas. Muchos de los jinetes caen derribados en tierra y aún se defienden, sable en mano, del enemigo que les rodea. Atentos a la arenga del Jefe del Regimiento, y expectantes ante el cariz que está tomando la desigual pelea, los tres Alféreces Veterinarios (Veterinarios Terceros en la denominación oficial) saben que ha llegado también para ellos la hora del sacrificio. Pese a ser “Oficiales Facultativos” (sin mando de armas) tienen profundamente arraigado el sentimiento de que, por encima de todo, son Oficiales del Regimiento de “Alcántara”, que en esta tarde del 23 de Julio, y en estos momentos de gravísimo peligro para su Regimiento, van a intentar conciliar lo aprendido en sus respectivas Facultades de Veterinaria con la asignatura sublime del amor a España, representada en la defensa del glorioso Estandarte del Regimiento; y así, transformados en un momento en Oficiales de Caballería, intentan cubrir las numerosas bajas de sus compañeros del Arma, cargando con brío contra las posiciones rifeñas. Esa tarde, el Cuerpo de Veterinaria Militar se cubrió de gloria merced al valor y al arrojo de tres de sus mas modestos representantes: Los Alféreces DON JOSÉ MONTERO MONTERO, DON VIDAL PLATÓN BUENO Y DON EDUARDO CABALLERO MORALES, ofrendando estos dos últimos su vida a la Patria, al dárseles primero como “Desaparecidos” y, finalmente, como “Muertos en combate”. (Tan sólo unos días mas tarde y en la heroica defensa de Zeluán, encontraron también gloriosa muerte los Oficiales Veterinarios Don Enrique Ortiz de Landázuri, Don Luis del Valle Cuevas y Don Tomás López Sánchez). Junto a sus Oficiales Veterinarios, y en un claro ejemplo de amor a la Patria y a la Enseña del Regimiento, cargan también los Maestros Herradores de “Alcántara”, y de una plantilla de 14, en los combates del 23 de Julio, 11 de ellos quedan muertos sobre el campo de batalla y 2 son cogidos prisioneros por los rifeños. ¿Cabe mayor heroísmo acaso que el de estos modestos herradores?. Lamento no conocer sus nombres para reflejarlos aquí con todos los honores en este modesto artículo escrito en honor de tan heroicos combatientes.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Sab Jun 16, 2012 5:54 pm, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Jun 16, 2012 2:39 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Al fin los esfuerzos de Primo de Rivera y el brío y el tesón puesto de manifiesto por los bravos soldados y oficiales de “ALCÁNTARA” se ven culminados con el éxito. Duramente quebrantados los rifeños por el férreo castigo infligido por nuestros soldados que en impetuosa carga han irrumpido de nuevo entre sus filas, les obliga a ceder ante el terreno replegándose.

Cumplida la misión, cuando ya las sombras de la noche se han hecho patentes sobre el límpido cielo africano, los escuadrones se van incorporando poco a poco hacia la posición de “El Batel”, -muchos de los extenuados soldados marchan a pie, llevando de la brida a su no menos extenuado caballo- donde ya la columna del General Navarro había logrado alcanzar la posición, a costa eso sí, de la casi total destrucción de sus hermanos de Caballería. Entre los que marchan a pie, y mezclado con sus soldados, figura el teniente coronel Primo de Rivera, a quien han matado a su corcel “Vendimiar” y ha rehusado aceptar las ofertas de cederle el suyo los soldados que aún lo conservan. Al anochecer de aquel fatídico 23 de Julio de 1921, “ALCÁNTARA” había dejado de ser un Regimiento, pero el Libro de la Historia le abriría desde entonces una de sus más brillantes páginas.

De los 691 hombres que formaban el Regimiento al toque de diana, al pasar la reglamentaria lista de Retreta en la noche de ese día 23 de Julio (desgraciadamente ya sin banda que interpretase los armónicos y bellísimos compases de la Retreta de Caballería), 541 habían muerto en combate, 5 habían sido heridos (los moros remataron con feroz crueldad a muchos soldados heridos), y 78 quedaron prisioneros de los harqueños. TOTAL: 624 bajas. Sólo 67 jinetes extenuados consiguieron alcanzar la posición de El Batel. Entre los muertos, y como ya he dejado relatado, los 13 jovencísimos trompetas que formaban la banda, y entre ellos, el “trompetilla de órdenes” del Regimiento, que en su honor y homenaje al resto de sus compañeros, le he dado nombre al presente artículo. (En ANEXOS a este Artículo, he relacionado en un pergamino los gloriosos nombres de estos heroicos Educandos, así como el “Cuadro de Bajas” acaecidas en tan trágico, a la par que glorioso, día).

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Sab Jun 16, 2012 5:56 pm, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 48 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España