Fecha actual Dom Ago 25, 2019 5:25 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Jue Dic 27, 2012 10:25 pm 
Desconectado
Gefreiter
Gefreiter

Registrado: Sab Dic 08, 2012 3:12 am
Mensajes: 30
De las memorias inéditas del alférez Manuel Cavero Agorreta:


"«Día 28 de octubre.- Mi batallón (1) ha recibido la orden de ocupar Tigodá , mientras otras fuerzas se encargaran de tomar Dubrovka.

Iniciamos el avance al amanecer, marchando en vanguardia la 9ª Compañía que lleva el esfuerzo principal, mientras que las 10ª y 11ª cubren sus flancos. Tigodá se encuentra a unos ocho kilómetros en el interior del bosque.

Pasamos por Zsitno, ocupado recientemente, y también por cerca de la propia Dubrovka. Tenemos ocasión de apreciar los efectos de la fuerte lucha que allí se desarrolla. A la orilla del camino, una veintena de cuerpos completamente mutilados y con sus rostros horriblemente desfigurados por la metralla, esperan ser recogidos para recibir sepultura cristiana. La macabra escena impresiona los ánimos de nuestros soldados, que la contemplan sin comentarios a medida que van pasando. La blanca estepa empieza a teñirse con rojo tinte de la sangre española. Un poco más adelante, unos camilleros, portando heridos, se cruzan en nuestro camino.

—¿Muy graves? —preguntamos por preguntar.

Me llamó la atención el siguiente detalle que cuento porque pone de relieve, de un lado, el típico carácter despreocupado, confiado a lo “vivalavirgen”, del soldado español y, de otro, el aparente poco combativo espíritu del ruso y su resignación con la suerte, según se deducía de la facilidad con que se dejaban coger prisioneros. Naturalmente que esto variaba según que aguantara o no el comisario político. Había una razón, sin embargo, que justificaba esta actitud. La mayoría de aquellos combatientes eran ucranianos y, muchos de estos, consideraban la invasión como una liberación, dándose frecuentes casos de deserción.

En uno de los recientes ataques sobre Dubrovka, dos soldados rusos se pasaron a nuestras filas con una ametralladora. Y como se desencadenara un ataque nada más llegar a la posición española, emplazaron allí la máquina, tirando como unos condenados contra los atacantes hasta caer heridos y fueron atendidos y evacuados junto con sus nuevos camaradas, los españoles.

El caso a que antes me refería fue que, en nuestro avance hacia Tigodá, nos encontramos con medio centenar de prisioneros rusos que, formados de a tres, eran conducidos hacia retaguardia, atravesando una zona de bosque y de primera línea, por solo tres guardianes. Los tres eran soldados españoles armados de fusil. Marchaba uno en cabeza y dos cerraban la marcha.

Me asombre al ver que el guardia de cabeza caminaba liando un cigarrillo, mientras que uno de los prisioneros le llevaba el fusil. No pude menos que llamarle la atención, pero más me sorprendió su contestación:

—Es que me estorbaba para hacerme el cigarrillo, pero no se preocupe, mi alférez, que se lo he dado descargado. Son unos corderillos y con esto me sobra si intentaran una jugarreta —dijo y señalaba, sonriendo fanfarronamente, las granadas de mano que llevaba al cinto.

Desde luego, en eso de tomar precauciones, nuestros soldados eran muy especiales.

La carretera que se internaba en el bosque era nuestro eje de marcha. Sobre el mediodía, la vanguardia avistó el pueblo, entrando en contacto con el enemigo, bien atrincherado y protegido en las profundas zanjas y en algún que otro fortín, en sus afueras.

Mientras la 9ª se lanzaba al asalto de frente, protegida por el fuego de los morteros y de las ametralladoras, emplazados en el interior del bosque que rodeaba al pueblo, nosotros nos infiltrábamos, favorecidos por la ocultación que el bosque nos proporcionaba, hacia la derecha para coger las posiciones de costado. Casi por sorpresa, caímos sobre ellos y en menos de media hora, ocupamos las primeras trincheras. Nos parapetamos en ellas, tratando de reducir un par de fortines que, en la parte izquierda del poblado, resistían al ataque de la 9ª Compañía. Nuestras bajas no pasaban de la media docena, pero entre ellas figuraba el teniente Elviro con un tiro en el brazo.

Tableteaban sin cesar las ametralladoras y las armas automáticas. Los morteros concentraban sus fuegos haciendo blanco sobre los dos últimos refugios. Mientras, la sección del teniente Herrero, favorecida por el intenso fuego de nuestra compañía de máquinas, desbordaba el fortín de la izquierda. Yo pretendía rebasar el de la derecha, resguardado por las primeras casas abandonadas del poblado. Saltamos de nuestro recién conquistado parapeto, tratando de llegar a ellas en rápida carrera, pero el enemigo, con furiosas ráfagas, nos obligó a pegarnos al terreno. Por saltos individuales fuimos alcanzando la protección de las casas, mientras nuestros fusiles ametralladores se sumaban a las máquinas en mortal réplica.


Inesperadamente y después de unas dos horas de fregao, cuando ya, merced al movimiento de tenaza de nuestras unidades, nos disponíamos a cercar a los que tan fuertemente se defendían, cesó el tiroteo al enarbolar los rusos un trapo blanco, saliendo, brazo en alto, de sus fortificados refugios.

Rápidamente, la sección del teniente Herrero los rodeó, lanzando gritos de victoria, y el oficial se hacía cargo de unos sesenta prisioneros entre los que figuraban un oficial y un comisario. Éstos se habían despojado previamente de sus emblemas, pro fueron delatados al instante por sus propios soldados. Se había alcanzado el objetivo con pleno éxito.

—¡Qué bien funcionan estos soldados! —decía el comandante Suárez, sin poder disimular su satisfacción y alegría—. Así da gusto mandar. Son unos verdaderos legionarios.

En previsión de cualquier reacción enemiga, nos instalamos en las recién conquistadas posiciones, provistas de buenos refugios, y una compañía se internó en el bosque en misión de exploración, regresando sin encontrar enemigo.

Unas patrullas reconocieron las casas del poblado, haciendo algunos prisioneros más, pues se habían ocultado, en espera de que llegara la noche, para intentar la huida. Así, el escaso personal civil que había eludido la evacuación, fue saliendo de sus escondites.

Aún quedaban un par de horas del día, que aprovechamos para instalarnos lo mejor posible y celebrar nuestra primera victoria con un rancho caliente y vodka en abundancia.

Nos llegó la noticia de que el Batallón 250 había ocupado Dubrovka, aunque no Los Cuarteles, contra los que se había estrellado nuevamente después de tres intentonas de asalto, a pesar de haber intervenido la aviación y del abundante fuego de artillería.

Para favorecer su acción, a nosotros se nos ordenó la ocupación de Nikitkino para el día siguiente, en un movimiento combinado con las fuerzas que avanzaban en dirección a Posad , objetivos situados a retaguardia de Los Cuarteles y bastante internados en el bosque».

____________

(1) Posicionado en el cementerio de Zmeysko.

_________________
Virtus nostra fidelitas appellatur.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm 
Desconectado
Oberstleutnant
Oberstleutnant

Registrado: Jue Sep 30, 2010 8:17 pm
Mensajes: 744
Me ha encantado.el relato del las memorias espledido

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagen

Por la patria el pan y la justicia.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Dic 27, 2012 11:22 pm 
Desconectado
Oberst
Oberst

Registrado: Sab Mar 31, 2012 1:03 pm
Mensajes: 1297
Ubicación: Madrid
Es estupendo leer como ocurrieron las cosas contadas por uno de los protagonistas, el alférez Cavero.
Extraordinario relato.
Felicitaciones por vía reglamentaria.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Aquí la más principal hazaña es obedecer, y el modo cómo ha de ser es ni pedir ni rehusar."----Pedro Calderón de la Barca, soldado de Infantería Española.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Dic 28, 2012 8:08 pm 
Desconectado
Generaloberst
Generaloberst
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Sep 23, 2009 10:33 pm
Mensajes: 5313
Ubicación: Alicante
Efusiva felicitación a Nikitkino por su "post".

Ademas de su gran potencia narrativa, ese texto debe ayudarnos a recordar que la epopeya que se vivió en Nikitkino estuvo a la altura de la experimentada en Possad y, sin embargo, los combates de Nikitkino son muchos menos conocidos incluso entre nosotros.

Asi que estamos haciendo algo de justicia histórica a los heroicos voluntarios del III/263.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Con mi canción la gloria va, que en Rusia están los camaradas de mi División... ...


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Dic 30, 2012 12:23 am 
Desconectado
Gefreiter
Gefreiter

Registrado: Sab Dic 08, 2012 3:12 am
Mensajes: 30
Gracias por la felicitación que toca, íntegra, al alférez Cavero por la narración. Desde luego, el III/263 tuvo también un comportamiento excepcional. La contraofensiva sobre Nikitkino en la madrugada del dos de noviembre, tras una tormenta de artillería, debió de ser terrible. Y la defensa, heróica. También lo cuenta muy bien, de primera mano, Juan José Sanz Jarque, divisionario de la 11ª, en las páginas 144 y ss. de su Alas de Águila,

_________________
Virtus nostra fidelitas appellatur.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Dic 30, 2012 11:24 am 
Desconectado
Oberst
Oberst

Registrado: Sab Jul 04, 2009 12:36 pm
Mensajes: 1810
Ubicación: Toletum
en las memorias pone eso:

Nos llegó la noticia de que el Batallón 250 había ocupado Dubrovka, aunque no Los Cuarteles, contra los que se había estrellado nuevamente después de tres intentonas de asalto, a pesar de haber intervenido la aviación y del abundante fuego de artillería.

Me extraña,pues que yo sepa la aviación brillo por su ausencia,y al final el general alemán(creo que era von Rocques,no estoy seguro) le pregunta al coronel Esparza: ¿podran tomar los cuarteles con la ayuda de la aviación?y Esparza le contestó: sin duda,mi general...pero al final ni la Luftwaffe intervinó,ni "Tia Bernarda" tomó los cuarteles... corregidme si me equivoco

Nikitkino,estos documentos son una joya


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Dic 30, 2012 2:00 pm 
Desconectado
Gefreiter
Gefreiter

Registrado: Sab Dic 08, 2012 3:12 am
Mensajes: 30
Bueno, así es, efecivamente, tal y como lo pone en las memorias, aunque él mismo lo cita como referencia indirecta, de oídas, y no de primera mano.
De otra parte, los distintos capítulos, a lo que parece y puede adivinarse por distintas cuestiones, están redactados, o reescritos, en épocas diversas de su vida, lo que podría haber afectado a su exactitud en aquello que no vivió directamente.

_________________
Virtus nostra fidelitas appellatur.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Dic 30, 2012 5:45 pm 
TIROLAIPE escribió:
en las memorias pone eso:

Nos llegó la noticia de que el Batallón 250 había ocupado Dubrovka, aunque no Los Cuarteles, contra los que se había estrellado nuevamente después de tres intentonas de asalto, a pesar de haber intervenido la aviación y del abundante fuego de artillería.

Me extraña,pues que yo sepa la aviación brillo por su ausencia,y al final el general alemán(creo que era von Rocques,no estoy seguro) le pregunta al coronel Esparza: ¿podran tomar los cuarteles con la ayuda de la aviación?y Esparza le contestó: sin duda,mi general...pero al final ni la Luftwaffe intervinó,ni "Tia Bernarda" tomó los cuarteles... corregidme si me equivoco

Nikitkino,estos documentos son una joya


La respuesta la tienes aquí, TIROLAIPE:

http://memoriablau.foros.ws/t8328/fotog ... -warflyru/

Valhalla escribió:
Imagen

Fotografía aérea de los Cuarteles de Murawjeskaia. Puede observarse que los alemanes situaban los Cuarteles a unos 500 m de su ubicación real, aunque quizá lo que pretendían marcar era la zona y no el edificio de los Cuarteles propiamente dicho.


La Lutfwaffe probablemente bombardeó a mas de 500 m. al sur de los Cuarteles basándose en sus fotografías de aviones de reconocimiento y la interpretación de sus analistas.


Arriba
  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Ene 16, 2013 6:19 pm 
Desconectado
Stabsgefreiter
Stabsgefreiter

Registrado: Lun Ene 14, 2013 8:06 pm
Mensajes: 98
Los restos de una casa destruida en el Tigoda pueblo:


Imagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España