Fecha actual Mié Ago 21, 2019 5:40 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 19 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 6:57 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1733
Imagen

De todas las formaciones de voluntarios extranejeros que combatieron en las filas del III Reich sin duda la Legion de Voluntarios San Jorge, tambien conocida como Britisches Freikorps es una de las mas desconocidas y olvidadas.

Buceando por Internet he encontrado la traduccion al castellano de una obra clasica "Britisches Freikorps. British volunteers of the Waffen-SS 1943-1945" escrita por el conocido historiador de las Waffen-SS Richard Landwehr y publicada por Siegrunen Publications en 1992.

Por desgracia no he podido averiguar quien es el autor de la traducción, a quien debemos que esta obra esta ahora a nuestro alcance.

Espero que sea de vuestro agrado...

Un cordial saludo


CAPITULO I: LA LEGION DE SAN JORGE

El concepto de una fuerza militar de voluntarios británicos combatiendo al lado de Alemania contra el bolchevismo soviético, parece haber sido originariamente desarrollado por John Amery, el hijo de un ministro de gabinete británico y prisionero de guerra con un pronunciado punto de vista anticomunista. Después de optar por hacer trabajo de propaganda para los alemanes, Amery tuvo la idea de la Legión de St. George, una organización que estaría formada con internados ingleses militarmente incapaces quienes llevarían a cabo manifestaciones publicitarias pro-NS a través de todos los países de la Europa ocupada por Alemania. Amery consiguió que su plan sea probado tanto por el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán en Berlín como por el OKW (Alto Mando de la Wehrmacht) en febrero de 1943, con la estipulación de que la Legión de St. George sería una unidad de combate, similar a las Legiones Germánicas que estaban sirviendo en la Waffen-SS. Le fue otorgado el permiso para reclutar hasta 1.500 internados/prisioneros de guerra para la unidad.
El 21 de abril de 1943, los primeros esfuerzos de reclutamiento para la Legión de St. George fueron llevados a cabo en un campo para prisioneros de guerra británicos en Francia. Prominentes colaboradores británicos daban discursos a los prisioneros de guerra reunidos y llevaron a cabo entrevistas en la semana siguiente con la perspectiva de alistamiento. Al mismo tiempo, John Amery estaba aún a cargo de la operación. Para facilitar el propósito original para una unidad de propaganda no combatiente, él creó la Liga Británica Antibolchevique como una rama independiente de la Legión. El primer voluntario para la Liga Antibolchevique resultó ser un profesor inglés pacifista, mientras que los dos primeros reclutas para la Legión fueron Maurice Tummor, (un británico de ascendencia francesa) y Edward Jordan, un prisionero de guerra que ya estaba colaborando un poco estrechamente con los alemanes en opinión de algunos de sus antiguos camaradas; por ejemplo, ellos lo consideraban como un “pichón de taburete”.

Una cierta cantidad de otros voluntarios británicos pronto firmaron, pero hubo además un importante desertor: John Amery. Amery abandonó su posición de liderazgo con la Legión y la Liga tanto por “problemas personales” como por su incapacidad de equipar a la Legión con uniformes británicos. ¡Sin embargo sus acciones no fueron suficientes para salvarlo de la horca una vez que los triunfantes “aliados” lo atraparon en 1945! En mayo de 1943, el mismo Führer decidió poner un énfasis especial alentando el reclutamiento para la Legión. La idea de una unidad de voluntarios británicos seguramente le interesó, y era uno de los que había contemplado ésto un año antes. Como parte de los nuevos procedimientos de reclutamiento, los antiguos miembros del BUF (Unión Británica de Fascistas) y los conocidos anticomunistas fueron separados de otros prisioneros de guerra y enviados a unos campos de adoctrinamiento especiales. El Destacamento Especial 999 fue instalado para atraer oficiales de la “Commonwealth” que se pensaba que estarían como mínimo dispuestos a unirse a la Liga Antibolchevique. Pero el destacamento no fue muy satisfactorio, consiguiendo 6 reclutas antes que éste concluyera a finales de septiembre de 1943. La propia Legión de St. George también pugnaba, habiendo obtenido sólo 11 miembros para junio de 1943. Por lo tanto el Destacamento Especial 517 fue establecido en Berlín para ayudar a conseguir más personal.

Unos 270 prisioneros de guerra, con probables buenas perspectivas para la Legión, fueron enviados a un campo especial de “descanso” administrado por el Destacamento Especial 517. De este grupo, 20 rápidamente firmaron y fueron enviados juntos a las Barracas Genshagen. Fue establecida una estructura de mando y fueron seleccionados cinco suboficiales del ejército y la fuerza aérea británica para la misma. Todo el mando le fue dado al Sargento Contramaestre “Owen”, asistido por el Sargento “Trinder” (un suboficial disciplinario), el Sargento “Dixon” (oficial ordenanza) y dos tripulantes de bombarderos de la RAF. Los legionarios británicos fueron tratados con una deferencia especial por los alemanes y les fue permitido hacer viajes y excursiones de campo hacia áreas de interés, tales como el histórico Potsdam y el Estadio Olímpico Nacional.
Uno de los principales reclutadores para la Legión fue el Cabo Thomas Halle (o Haller) Cooper, un anglo-alemán, (madre alemana, padre inglés), que había adoptado la ciudadanía alemana antes de la guerra y había servido en combate con la famosa “Leibstandarte Adolf Hitler” de la Waffen-SS (la misma Legión aún no estaba firmemente afiliada a esta organización). Como un experimento, grupos de prisioneros de guerra seleccionados por el Destacamento Especial 517 fueron enviados a vivir con miembros de la Legión en las Barracas Genshagen. Después de un cierto periodo de tiempo a estos prisioneros de guerra les fue dada la opción de alistarse o retornar al campo de prisioneros de guerra. La mayor parte eligieron la última opción, aunque una cierta cantidad de reclutas fueron obtenidos de esta manera para la Legión. Entre los recientemente llegados estaba el Sargento Mayor “Montgomery” proveniente de los Comandos, (que serviría con la unidad hasta el fin), el Sargento Mayor “Taylor” del Regimiento Hampshire y un pequeño número de canadienses y marinos mercantes.
Para finales de agosto de 1943, la Legión de St. George contenía casi 50 miembros, la mayor parte de los cuales estaban interesados en unirse a la Waffen-SS y servir con sus camaradas Germánicos en el Frente Oriental. Los primeros voluntarios de la Legión disfrutaron de bastante libertad personal e incluso les fue permitido vivir en Berlín, ¡incluso mientras aún lucían sus uniformes del ejército británico! Esto le causó algunos problemas a los Legionarios “Edwards Jordan” y “Walter Plauen”. Durante la noche del 22/23 de noviembre de 1943, salieron a las calles de Berlín para intentar ayudar a limpiar los escombros de un raid aéreo “aliado” mientras lucían sus antiguos uniformes. Esto no pasó desapercibido para algunos civiles y los dos británicos fueron rápidamente arrestados por un SA encargado de las tareas de defensa civil quién los condujo al cuartel general de la Gestapo sobre la Prinz Albrechtstrasse. ¡Tomó seis horas aclarar el asunto y el incidente apareció en las páginas de un periódico sueco!.

Desde el verano de 1943, la unidad de voluntarios británicos estuvo bajo la total jurisdicción de la SS Hauptamt (Oficina Principal SS), específicamente del Departamento D-I, conocido como Germanischen Leitstelle o Administración Central Germánica. Esta oficina tuvo la tarea de supervisar los asuntos de la “SS Germánica” dentro de la Waffen-SS y corría como un “inspectorado” de los Oficiales Germánicos, y un colegio de liderazgo político, (la “Casa Germánica” en Hildesheim, más tarde en Hannover). Ésta estuvo bajo el mando del SS-Obersturmbannführer suizo (Tte. Cnel.) Dr. Franz Riedwig, (nacido el 10 de abril de 1907/Nº SS 293.744), quién había sido anteriormente un médico de la División SS “Wiking”. En octubre de 1943, el Ostubaf. Dr. Riedwig se halló repentinamente transferido dentro del III. SS Panzer Korps (Germánico), donde nuevamente reasumió sus deberes médicos.

En el curso de ese mes él había dado un discurso en la SS-Junkerschule Tölz abogando por una autonomía mayor para los países ocupados por los alemanes en Europa que el Reichsführer-SS Himmler sintió que era inapropiada. Sin embargo un año más tarde, la mayor parte de lo que Riedwig había promovido se transformó en política oficial (como mínimo en los papeles) de la Waffen-SS. El reemplazo del Dr. Riedwig como cabeza de la Germanische Leitstelle fue el SS-Standartenführer (Cnel.) Erich Spaarman, (nacido el 19 de julio de 1907/Nº SS 1.752).

Además de la Germanische Leitstelle, el Departamento D de la Oficina Superior SS también abarcaba al Departamento D-II, que era responsable de la política SS Germánica. Esta oficina estaba dirigida por el SS-Ostubaf. Max Kopischke, (nacido el 26 de marzo de 1899/Nº SS 229.652), un antiguo instructor de la SS-JS Tölz. Este departamento tenía dos secciones (D-II 1a y D-II 1b), que trataba con la SS Germánica en Alemania (1a) y en otros países (1b). La política de las SS Germánicas para los voluntarios provenientes de Flandes, Holanda, Dinamarca, Suiza, Noruega, Liechtenstein y otros estaban en manos de estas secciones. Estos voluntarios no eran necesariamente miembros de la Waffen-SS, aunque muchos de ellos lo eran. A cargo de la Sección DII 1a estaba el SS-Untersturmführer (Tte. Segundo) Johannes Gustke. Los reclutas británicos primariamente trataban con el Departamento D-I y muchos serían agregados al programa de la “Casa Germánica” dirigida por el SS-Stubaf. Paulsen.

Es relevante detallar las funciones de la SS Hauptamt, como aparecían en el libro guía distribuido a los miembros de la Waffen-SS de todas las nacionalidades en 1944: “La tarea de la SS Hauptamt es crear un Orden Comunal cerrado. Por lo tanto es responsable de la selección de los hombres más convenientes para la Schutzsstaffel y el registro de los miembros SS y sus familias; y además, la dirección filosófica y política, educacional y el entrenamiento de toda la SS y la Policía, como así también del bienestar de las unidades movilizadas de la SS y de la Policía, (Bienestar de la Tropa). Otra tarea es el entrenamiento psíquico, y el pre y post militar de los SS. De particular importancia es la selección, organización y dirección de la SS en los países Germánicos y la propagación de la idea Germánica en todas las esferas de la vida.”

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 6:59 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1733
Imagen

CAPITULO II: EL BRITISCHES FREIKORPS

El 1º de enero de 1944 la Legión de St. George oficialmente se transformó en el Britisches Freikorps de la Waffen-SS, (en castellano Cuerpo Libre Británico o British Free Corps en inglés). Esto siguió a la decisión por parte de los suboficiales de la unidad de pedir la condición plena de combate para los voluntarios británicos, lo que a la vez les valió el acceso a las instalaciones de entrenamiento de la Waffen-SS. Por lo tanto hubo de ser sacada una resolución y enviada al Führer pidiendo el cambio del nombre y condición de la unidad. En ésta se leía lo siguiente:

“Nosotros, los verdaderos soldados de Bretaña, deseamos jurar lealtad al Führer y al Reich alemán. Voluntariamente combatiremos lado a lado con los alemanes para batir a los enemigos de Europa. Para este propósito, el suscripto, hace una solicitud para que el cuerpo se denomine Britisches Freikorps.”
El asunto fue rápidamente aceptado por Adolf Hitler, e inmediatamente después, la Waffen-SS asumió la completa responsabilidad de los voluntarios británicos. Los británicos habían estado, a lo largo de todo el tiempo, bajo el control de la Waffen-SS, pero hasta ahora ésto había sido en forma de prueba. Desde el verano previo, el oficial a cargo de la unidad de voluntarios británicos había sido el SS-Hauptsturmführer Hans Roepke, (nacido el 14 de mayo de 1916/Nº SS 347.048), un antiguo oficial de la División SS “Wiking”, quién había perdido un brazo en combate. Roepke es referido como “Johannes Roggenfeld” en el libro acerca del Britisches Freikorps titulado YEOMEN OF VALHALLA de Marquis de Slade. Este fue uno de los varios nombres alterados por el autor, que hizo un poco más dificultoso la identificación real de los personajes del libro. En cualquier caso, la identidad de Hans Roepke ha sido ya revelada en un trabajo publicado con anterioridad, DIE WAFFEN-SS EINE DOKUMENTATION por el Dr. K. G. Klietmann. Para el registro debería ser notado que todos los voluntarios británicos de la Waffen-SS se alistaron bajo identidades falsas para su propia protección y sólo unos pocos casos usaron sus nombres verdaderos. Afortunadamente en esos ejemplos no será peligroso dar a conocer sus identidades.

A finales de 1943, el campo de la Legión en Berlín era conocido como Stalag III D, un recordatorio que los voluntarios británicos era aún observados básicamente como prisioneros de guerra. Sin embargo los alojamientos fueron pronto mudados hacia una casa de huéspedes en el distrito de Pankow, que junto a un café cercano habían sido solicitados para el uso exclusivo de la Legión. El reclutamiento era aún llevado a cabo dentro de los campos para prisioneros de guerra por medio de la distribución de “pases libres” y folletos que prometían tratamiento especial para los voluntarios. Esto trajo una cierta esperanza pero pocos tomadores.
Un número de voluntarios irlandeses además servían en las Fuerzas Armadas Alemanas y de acuerdo con algunas fuentes fueron usados para posar como voluntarios británicos con el propósito de propaganda doméstica. La denominada “Brigada Irlandesa”, equipada con el uniforme negro de la SS con sus insignias y el escudo de armas con la Unión Jack, supuestamente se movía de pueblo en pueblo, a través de Alemania, para dar la impresión a los civiles que un gran número de “británicos” se habían unido para servir con las fuerzas del Reich. Arriba de 400 irlandeses, se sostiene, participaron en dichas giras, pero esto es muy bonito como para ser verificado. Voluntarios irlandeses dispersos sirvieron en la Waffen-SS a finales de la guerra, primariamente en la SS-Jagdverbaende de Otto Skorzeny y en las unidades disciplinarias “Dirlewanger”. Sin embargo la mayor parte de los irlandeses que llegaron a Alemania fueron repatriados vía Portugal antes de la conclusión de la hostilidades.

Sin saberlo, la Legión de St. George había adoptado al abdicado rey Eduardo VIII, (el duque de Windsor), como su “patrón”. Era considerado pro-alemán y posiblemente un leve pro-NS y su retrato apareció en los cuartos de la Legión. La mayoría de los miembros del núcleo duro de la Legión eran fuertes Nacionalsocialistas, ¡que se lamentaban que Adolf Hitler no haya nacido en Bretaña! Para finales de 1943, varios australianos, neozelandeses, y canadienses se habían unido a los británicos en la Legión. Además del Hstuf. Roepke, un número de otros alemanes de habla inglesa fueron agregados a la Legión; el más destacado entre ellos era un alemán nacido en China, “Wilhelm Reisner”, quién era conocido simplemente como “Bob” por los legionarios.
Mientras algunos miembros de la Legión/Britisches Freikorps aún preferían lucir los uniformes de estilo británico, la mayor parte de los miembros del contingente se dieron cuenta que éste no sólo sería impracticable, sino que (como ya había sido demostrado) serían objeto a posibles arrestos cuando estuvieran en público. Así que los uniformes “Feldgrau” de la Waffen-SS fueron adoptados sin muchas dificultades inmediatamente después que la proposición de formar el Britisches Freikorps fuera aceptada por el Führer. Para la insignia, al Britisches Freikorps le fue distribuido finalmente un escudo de armas con la Unión Jack de diseño de la Waffen-SS junto con un parche de bocamanga luciendo la inscripción BRITISCHES FREIKORPS. Fue además distribuido un parche de cuello exhibiendo tres leones dispuestos; éste vino en los formatos plata sobre rojo y plata sobre negro, un tema que se discutirá más detalladamente luego. El Britisches Freikorps además tenía su propia bandera: una negra con una pequeña Unión Jack en la esquina superior izquierda con las iniciales “Britisches Freikorps” doradas bordadas en el margen inferior derecho. La mayor parte de estas insignias comenzaron a usarse en la primavera de 1944.

A principios de 1944, algunos voluntarios británicos realizaron un pedido a la Waffen-SS para que un oficial de su propia nacionalidad comandara el Britisches Freikorps, pero ésto no fue posible puesto que aún no había ingresado voluntariamente ningún oficial británico a la unidad. Ahora los ingleses estaban siendo tratados más seriamente y fue hecho un esfuerzo por modernizar las operaciones del Britisches Freikorp. Se otorgó una dispensa a los hombres del Cuerpo Libre permitiéndoseles renunciar al tatuaje de sangre obligatorio para la Waffen-SS, puesto que esto era visto como demasiado “incriminatorio” en el caso que los voluntarios cayeran nuevamente en manos de algunos de sus compatriotas menos comprensivo. El propio CLB (cuerpo libre británico, por sus iniciales) estaba formado dentro de un compacto pelotón de 30 hombres para propósitos de entrenamiento bajo los mandos de los suboficiales británicos “Bartlet”, “Milton”, “Montgomery”, “Regan”, “Wood”, y “Cooper”. Un número de voluntarios fronterizos fueron ahora liberados del servicio, mientras que otros fueron transferidos a las unidades de combate de la Waffen-SS.

Varios británicos fueron enviados al III. Batallón SS de Entrenamiento y Reemplazo de la 3º Panzer División SS “Totenkopf” a comienzos de 1944. Antes del advenimiento del Britisches Freikorps, hubo un grupo de voluntarios británicos desparramados a través de algunas unidades de la “Totenkopf”. De hecho, un reporte del personal de la Waffen-SS distribuido el 4 de mayo de 1940 mostró 5 voluntarios británicos sirviendo en la División SS “Totenkopf” y dos más en el Standarten SS “Totenkopf”, (es decir en los regimientos independientes “Totenkopf” que fueron pronto incorporados dentro de otras formaciones de la Waffen-SS). Virtualmente nada se sabe acerca de los británicos en la “Totenkopf”, pero puede presumirse que sus identidades fueron bien escondidas para evitar las represalias de postguerra.

El Hstuf. Roepke no era el único candidato en la carrera por ser el comandante permanente del Britisches Freikorps; un Sturmbannführer de la División “Wiking”, que provenía de las Antillas holandesas y que hablaba fluido el inglés, fue también considerado para el puesto pero en un análisis final fue descartado.
En febrero de 1944, los miembros del Britisches Freikorps fueron despachados en visitas de reclutamiento a varios campos de prisioneros de guerra. El único que no participó en este esfuerzo fue el SS-Scharführer Thomas Cooper, quién rehizo su uniforme de la “LAH” para unirse a los corresponsales de guerra del Regimiento SS “Kurt Eggers” en el Frente Oriental. Durante la última parte de enero de 1944, el Hstuf. Roepke inspeccionó los alojamientos del Britisches Freikorps en Pankow y más tarde giró un reporte sobre el estado de la unidad a la cabeza de la SS Hauptamt, SS-Obergruppenführer Gottlob Berger. Berger a su vez envió al Reichsführer-SS Himmler un breve informe sobre los desarrollos del Britisches Freikorps. Esto condujo a una declaración en tres partes por parte del RF-SS concerniente al Britisches Freikorps el 30 de enero de 1944. El contenido de la declaración es el siguiente:

1) Todos los antibolcheviques deberán ser separados de la población general de los campos para prisioneros de guerra británicos con el propósito de alistarlos en una nueva fuerza para combatir contra los soviéticos. Nunca deberán ser usados contra sus propios compatriotas.

2) A todos los voluntarios británicos en la Waffen-SS se les garantizará los mismos beneficios de postguerra que serían otorgados a sus contrapartidas alemanas.

3) El SS-Ogruf. Berger de la SS Hauptamt distribuiría una reporte mensual sobre los progresos del Britisches Freikorps.

El 10 de febrero de 1944, el Britisches Freikorps fue transferido desde Parkow hacia las Barracas de las “Leibstandarte SS Adolf Hitler” en Lichterfelde, en la parte sur de Berlín. Aquí se les unió el SS-Scharführer Butcher y cinco miembros más del Britisches Freikorps que estuvieron sirviendo como “observadores” en el Frente Oriental con el Regimiento “Kurt Eggers”. La mayor parte de los “observadores” estaban obviamente desmoralizados y probaron ser incapaces de hacer cualquier comentarios favorable de lo que habían visto y experimentado. Esto causó que dos hombres del Cuerpo Libre desertaran y fueran llevados al cercano campo para prisioneros de guerra. Estaba claro que la situación militar se deterioraba en el este y que como mínimo tuvo un impacto negativo en la moral de algunos de los voluntarios británicos.

Por este entonces el Britisches Freikorps había sido completamente transferido bajo el control operacional del brazo D-1 de la SS Hauptamt, que ahora estaba bajo el mando del Ostubaf. Erich Spaarman. Spaarman decidió intentar darle al Britisches Freikorps su propio comandante inglés. Logró conseguir un propagandista civil, “Vivian Stranders”, comisionado a SS-Sturmbannführer con la esperanza que pudiera ser la cabeza del Britisches Freikorps. Por esta razón, el Hstuf. Roepke fue designado sólo como “comandante oficial temporario”. Sin embargo el Stubaf. “Stranders” resultó ser un fracaso sin ningún interés en el servicio militar.
A finales de febrero de 1944, el Ostubaf. Spaarman decidió transferir a todo el Britisches Freikorps hacia la “Casa Germánica” de Hildesheim, en Hannover, para moldearlo dentro de una unidad más cohesiva ideológicamente. La “Casa Germánica” era parte de un gran y antiguo complejo monástico que ahora servía a las necesidades políticas del personal SS de varias naciones europeas. A su arribo a la estación de tren de Hildesheim, el Hstuf. Roepke se encontró con sus tropas y se dirigió a ellos animosamente en inglés, indicándoles que una vez que el Britisches Freikorps haya obtenido suficientes miembros, éste podría ser enviado directamente al campo de entrenamiento para los voluntarios Germánicos SS en Sennheim, Alsacia, para su instrucción de combate. Después de radicarse en la “Casa Germánica”, tuvo lugar la primera inscripción oficial clerical de los Waffen-SS británicos alistados, y los voluntarios recibieron una nueva distribución de uniformes, incluyendo hebillas de cinturón, corbatas y botas.

A fines de marzo de 1944, un par de voluntarios del “Commonwealth”, quienes habían servido con el Destacamento Flak de la 1º Panzer División SS “LAH”, fueron enviados a los cuartos del Britisches Freikorps bajo la escolta de un miembro alemán de la “LAH”. Los dos, James Conen, un taxista de Londres y William J. Celliers, un policía de Sudáfrica, habían sido tomados prisioneros en Italia. Después del golpe contra Mussolini, sus captores italianos los dejaron escapar y en un grupo de unos 30 intentaron hacer su camino hacia Suiza. Sin embargo, al mismo tiempo, (mediados de septiembre de 1943), la 1º Panzer División SS estaba en el área al norte de Italia donde el escape tuvo lugar, y el Destacamento Flak de la división envió algunas escuadras de motocicletas para intentar rodear a los fugados. Ésto fue logrado sin muchas dificultades, pero los dos prisioneros de guerra mencionados arriba expresaron firmemente su renuencia de retornar al cautiverio. Una cosa siguió a la otra y pronto estuvieron sirviendo voluntariamente como “Hiwis”, (Hilfswilligen o ayudantes voluntarios), con el Destacamento Flak de la “LAH”.

El comandante del Destacamento Flak, SS-Stubaf. Hugo Ullerich, estaba corto de choferes de camiones y puesto que los dos voluntarios del “Commonwealth” tenían experiencia en esta área, juraron como “Hiwis” y se les dieron sendos camiones para conducir. Uno de los dos condujo la cocina de campaña de la unidad durante su próxima estadía en Rusia, en el otoño/invierno de 1943-44. En marzo de 1944, cuando se proyectó transferir a la “LAH” hacia Europa Occidental, los voluntarios del “Commonwealth” fueron enviados al Britisches Freikorps para que vieran si podían ser inducidos a unirse a éste.

Durante su servicio con la 1º División SS, ellos habían lucidos uniformes de la Waffen-SS sin insignias, pero además mantenían sus viejos uniformes del ejército británico disponibles, empaquetados y a mano.
Ambos hombres habían sido condecorados con la Cruz de Hierro de 2º Clase y estaban técnicamente de “permiso” junto a su escolta SS alemán. Después de su arribo a los cuartos del Britisches Freikorps en la “Casa Alemana”, los dos fueron entrevistados por un oficial SS germano-americano que hablaba fluido el inglés. Su escolta de la “LAH” estaba sorprendido por todo el escenario. Halló los alojamientos del Britisches Freikorps completamente desordenados, como un “salón de recreación”, ¡demasiado poco alemán en su comportamiento general! Pero los mismos eran un verdadero paraíso comparado a las comodidades normales de la Waffen-SS. A pesar de ser una “dura decepción”, tanto Conen como Celliers firmaron para servir con el Britisches Freikorps. El siguiente paso fue trabajar por algún tiempo para la SS Hauptamt y el comandante de la guarnición en Fuerstenwalde-Bad Saarow, uno de los cuales sirvió como chofer y el otro como ordenanza. Fue hecho un esfuerzo para traerlos de vuelta al Destacamento Flak de la “LAH” pero ésto fue prohibido por las altas autoridades y su destino posterior se desconoce. Un relato detallado del servicio de William Celliers y James Conen con la “Leibstandarte SS Adolf Hitler” puede hallarse en el libro titulado GEFÄRTHEN UNSRER JUGEND; DIE FLAK-ABTEILUNG DER LEIBSTANDARTE (Verlag K.W. Schütz KG, 1984).
Mientras en la “Casa Germánica”, a los miembros del Britisches Freikorps se les requirió que ofrezcan su dimisión al Ejército Británico y firmen una modesta declaración de lealtad que tomaría el lugar del usual juramento de lealtad a Adolf Hitler hecho por la mayor parte de los voluntarios de la Waffen-SS. La declaración decía lo siguiente:
“Yo, (nombre del voluntario), siendo un ciudadano británico, considero que es mi deber ofrecer mis servicios en la lucha común europea contra el comunismo, y por la presente me enlistó en el British Free Corps.”

Esta declaración fue impresa en inglés (no en alemán) de forma que fuera firmada por el voluntario y luego archivada. Después que ésto fuera consumado, todos los miembros del Britisches Freikorps recibieron los libros de paga y se hicieron participes de los beneficios estandares dados a los miembros de la Waffen-SS de cualquier nacionalidad.

En este entonces, “Bob”, el alemán nacido en China acompañante del Britisches Freikorps, solicitó la transferencia desde la Wehrmacht hacia la Waffen-SS por lo tanto podría continuar sirviendo con la unidad SS inglesa. El reclutamiento aún continuaba siendo la ocupación primaria de los miembros del Cuerpo Libre, y muchos de ellos continuaron haciendo rondas en cerca de 40 campos de prisioneros de guerra intentando hallar nuevos voluntarios. En uno de esos viajes un SS británico fue acompañado por oficial de la fuerza aérea norteamericana proveniente de Texas. Este individuo pronto solicitó el servicio de combate con la Waffen-SS y fue registrado como desaparecido en acción en marzo de 1945.

Su verdadera identidad nunca ha sido averiguada, pero fue uno de los varios ciudadanos norteamericanos en servir en la Waffen-SS, a los cuales se les dio una protección extra de sus identidades.
Durante la primavera de 1944, un fue hecho esfuerzo especial para ganar nuevos reclutas de entre los 270 prisioneros de guerra pro Nacionalsocialista sudáfricanos que habían sido mantenidos segregados de sus compatriotas. Incluso teniendo simpatías por los alemanes, pocos de ellos estaban gustosos de comprometerse en lo que cada vez más parecía una causa perdida. De este grupo, sólo 3 miembros, más tarde, se unieron al Britisches Freikorps. En total, en la campaña de primavera de 1944 se sumaron 10 voluntarios más al Britisches Freikorps. Sin embargo se debe mencionar que los oficiales británicos de muchos de los campos para prisioneros de guerra frenaron con éxito los esfuerzos propagandísticos del Britisches Freikorps, prohibiéndole a cualquier prisionero de guerra bajo su “cuidado” firmar, equiparando tal acción con la “traición”.

Con la campaña en Italia ahora en completo ritmo, un panfleto especial de reclutamiento fue preparado para seducir a los soldados del frente del ejército británico a pasarse al otro lado. En el texto de este documento se leía lo siguiente:

“¡Compatriota! ¡Nosotros, los del Cuerpo Libre Británico, estamos combatiendo por vos! Estamos combatiendo con lo mejor de la juventud europea para preservar la civilización europea de la amenaza del comunismo judío. ¡NO SE EQUIVOQUE SOBRE ÉSTO! Europa incluye a Inglaterra. Si la Rusia soviética vence a Alemania y a las otras naciones europeas que combaten con ella, nada sobre esta tierra podrá salvar al continente del comunismo, y nuestro propio país inevitablemente tarde o temprano sucumbirá. Somos británicos. Amamos a Inglaterra y todo lo que pertenece a ella. La mayoría de nosotros hemos combatido en los campos de batalla de Francia, de Libia, Grecia e Italia, y muchos de nuestros mejores camaradas están allí —sacrificados en esta guerra de venganza judía. Entonces sentimos que habíamos sido engañados y traicionados. Ahora sabemos que ésto era cierto. Este conflicto entre Inglaterra y Alemania es un SUICIDIO racial. Nos debemos unir y tomar las armas contra el enemigo común. ¡Le pedimos que venga a nuestras filas y combata hombro a hombro con nosotros por Europa e Inglaterra!! (Publicado por el British Free Corps)”.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 7:01 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1733
Imagen

CAPITULO III: EL ENTRENAMIENTOS DEL BRITISCHES FREIKORPS

El 1º de abril de 1944, a los miembros del Britisches Freikorps les fueron distribuido nuevos uniformes que incluían casquetes de nieve al estilo de la Waffen-SS y un superávit de amplios abrigos. Además fue introducido un nuevo parche de bocamanga que decía: BRITISCHES FREIKORPS en letras góticas plateada sobre un campo negro, (éste fue más tarde reemplazado por uno que decía los mismo pero en letras bloque).
Por este entonces fue fijado un calendario de entrenamiento a realizarse en la Haus Germanian (Casa Germánica), y armamento de mano, (sin munición), fue distribuido a los suboficiales del Britisches Freikorps. Aún no estaba permitido ejercicios con rifles y prácticas con fuego real. Sin embargo los hombres del Cuerpo Libre hacían una rutina diaria de ejercicios que comenzaba cada mañana a las 0800 horas con una parada de inspección. Esto era un asunto formal llevado a cabo por los sargentos. Cada parada era finalizada con el saludo alemán y voces de “¡Heil Hitler!” de todos los participantes. Más tarde era presentado un informe diario de la condición del Britisches Freikorps al Hstuf. Roepke. En horas de la tarde, los SS británicos marchaban en formación a través de Hildesheim en ruta tanto a la piscina local como al campo de fútbol para recreación deportiva. ¡La Waffen-SS eran una gran creyente en las virtudes de los esfuerzos atléticos!
El 20 de abril de 1944, dos reclutas fueron acusados de amotinamiento y fueron posteriormente alejados del cuerpo. Debido a sus acciones (inespecificadas), el Hstuf. Roepke decidió disciplinar a todo su comando, e hizo hacer a los hombres del cuerpo otro ejercicio durante todo el día, que siendo el cumpleaños del Führer, habría sido de otra manera un día de descanso. Por este entonces fue hecha una petición de las filas para reubicar el escudo de la armas con la Unión Jack desde la manga derecha del abrigo hacia una posición sobre el emblema nacional alemán (águila y la esvástica). El Hstuf. Roepke aprobó la propuesta y la pasó a sus superiores en la SS Hauptamt que ¡rechazaron enfáticamente la idea!

En mayo de 1944, al Britisches Freikorps se le unió un capitán inglés proveniente de un regimiento escocés con la esperanza de, como mínimo, tener un legítimo oficial británico. Desafortunadamente nadie había chequeado las condiciones mentales del capitán y pronto resultó no ser enteramente confiable; de hecho era un demente y fue rápidamente liberado del servicio. El Hstuf. Roepke le asignó a los SS-Scharführers Cooper y McCarthy la tarea de retornar al capitán a su antiguo campo de prisioneros de guerra. Ellos no estaban enamorados con la tarea y lo depositaron en la cercana estación de tren, dejándolo para que viajara por su cuenta. ¡Afortunadamente alcanzó su destino!

Ahora corrió el rumor acerca de que algunos equipos de reclutamiento del Britisches Freikorps, que hacían rondas en los campos de prisioneros de guerra, habían deliberadamente rechazado solicitudes creyendo que perderían sus propias posiciones de privilegio. Nadie pudo verificar ésto, pero parece más bien inverosímil que haya tenido lugar. En cualquier caso, los esfuerzos de reclutamiento llegaron a ser cada vez más fútiles a medida que la fortuna militar alemana comenzaba a disminuir. Esto condujo a la emisión de otro panfleto de reclutamiento para el Britisches Freikorps en la primavera de 1944:

“Como resultado de las repetidas solicitudes de sujetos británicos de todas las partes del mundo que quieren tomar parte en el combate común europeo contra el bolchevismo, ha sido dada recientemente la autorización para la creación de una unidad de voluntarios británicos. El British Free Corps publica aquí una corta declaración de los fines y principios de la unidad.
1. El British Free Corps es una unidad voluntaria completamente británica concebida y creada por sujetos británicos de todas partes del Imperio que han tomado las armas y han empeñado sus vidas en la lucha contra el enemigo común europeo, contra el bolchevismo.
2. El British Free Corps condena la guerra contra Alemania y el sacrificio de la sangre británica en interés de los judíos y la Finanza Internacional, y considera a este conflicto como una traición al pueblo británico y a los intereses del Imperio británico.
3. El British Free Corps desea el establecimiento de una paz en Europa, el desarrollo de una amigable relación entre Inglaterra y Alemania, y la fomentación de mutuos entendimientos y colaboración entre estos dos grandes pueblos Germánicos.
4. El British Free Corps no intentará hacer una guerra con los británicos ni contra la corona británica, no apoyará ninguna acción o política perniciosa contra los intereses del pueblo británico. Publicado por el Cuerpo Libre Británico. C1433.”

Este panfleto fue rápidamente distribuido en los campos para prisioneros de guerra, sin embargo los oficiales prisioneros de guerra en cada campo dijeron que cualquiera que se uniera al Britisches Freikorps sería ahorcado por cometer un acto de “traición”. Sin embargo, los reclutas continuaron llegando al Britisches Freikorps, aunque usualmente sólo en forma suficiente para llenar las perdidas debido a las deserciones y expulsiones. En 1944, los miembros del Britisches Freikorps fluctuaron entre 30 y 50, algunos de los cuales estaban separados del servicio en otra parte. La exitosa invasión de Normandía por parte de los “aliados” ayudó a terminar con los amplios empeños basados en el reclutamiento para el Britisches Freikorps en los campos para prisioneros de guerra. Hubo un creciente temor de que los “aliados” no mirarían bondadosamente a aquellos que perpetraran estas actividades y lo que les pasaría cuando los capturaran, que se veía como una posibilidad cada vez mayor.

Desde el verano de 1944 en adelante, el programa de reclutamiento del Britisches Freikorps se estrechó; sólo las buenas solicitudes eran tomadas en cuenta y hubieron de experimentar un muy ajustado proceso de selección psicológico, médico e ideológico. No había lugar para personajes inestables y posibles infiltrados. Cualquiera que sirviera, de ahora en adelante, tendría que ser absolutamente confiable y competente. A medida que el verano progresaba, el Hstuf. Roepke y el oficial británico de enlace con la SS Hauptamt, el Stubaf. “Stranders”, propusieron que el privilegiado status de propaganda para los voluntarios británicos debería finalizar y que el Britisches Freikorps debería ser integrado dentro de una unidad de combate de la Waffen-SS. Esta proposición pronto fue aceptada por la SS Hauptamt.

Durante el verano de 1944, los miembros del Britisches Freikorps comenzaron a servir como rescatadores y recolectores de escombros después de los numerosos bombardeos “aliados” en el área de Hildesheim-Hannover, pero por lo demás, el status general del cuerpo no cambió apreciablemente. Por razones patrióticas cinco de los voluntarios británicos eligieron cambiar el lugar del escudo de armas con la Unión Jack, que tenían en su brazo derecho del uniforme, encima del emblema nacional alemán, (águila y esvástica), violando las regulaciones de la Waffen-SS. El Hstuf. Roepke notó ésta ruptura de las reglas e intentó, primero en forma pacífica, conseguir que los voluntarios rescindieran esta actitud desafiante. Sin embargo ellos rechazaron hacerlo, por lo cual Roepke fue forzado a tomar medidas disciplinarias. Dos de los británicos fueron expulsados del Britisches Freikorps y a los otros tres les fueron dadas varias semanas de duro trabajo. En respuesta a las acciones del comandante, dos voluntarios británicos más eligieron ser transferidos de forma permanente dentro del Regimiento SS de Corresponsales de Guerra “Kurt Eggers”, mientras que otros solicitaron ser liberados del servicio.

Por un breve tiempo el Britisches Freikorps quedó realmente amenazado por la disolución pero la crisis pasó debido a varios acontecimientos nuevos. Por un lado, al Hstuf. Roepke aparentemente le fue dado un permiso de ausencia de tiempo indefinido, (los documentos son vagos acerca de este punto), por parte del brazo D-1 de la SS Hauptamt y fue reemplazado supuestamente por un SS-Hauptsturmführer de una pierna que hablaba inglés proveniente de la 2º SS-Panzer División “Das Reich”. Además, los tres británicos que habían sido asignados a trabajos pesados debido al “incidente de la insignia” fueron traídos de vuelta y reinstalados en el cuerpo y un muy popular médico medio inglés de la 9º SS Panzer División “Hohenstaufen” fue transferido al Britisches Freikorps. Todo esto resultó en un incremento de la moral y un retorno a la normalidad, ¡pero se puede decir con seguridad que las regulaciones sobre el uniforme oficial nunca más fueron violadas!
El 4 de septiembre de 1944, comenzó la reubicación del Britisches Freikorps hacia el área de entrenamiento de la Waffen-SS cerca de Dresden en el Wehrkreis IV. La unidad consistía de 2 sargentos, 4 cabos y 21 soldados dando un total de 27 personas sin contar a aquellos en servicio con la División “Totenkopf” o en el Regimiento “Kurt Eggers”. El Britisches Freikorps fue enviado por tren hacia las Pionierkaserne (Barracas de los ingenieros) en Dresden, que era el hogar del Colegio de Entrenamiento SS para los Ingenieros de Combate y el Batallón de Reemplazo. A través de 1943 la mayor parte de los batallones SS de ingenieros de las divisiones habían sido formados allí, pero para 1944 el Colegio de Entrenamiento SS para Ingenieros en Hradischko, Bohemia, que tenía una gran variedad de terreno para utilizar en maniobras, se transformaría en el centro de entrenamiento más grande para los ingenieros de combate de la Waffen-SS. Como resultado de esto la mayor parte de las instalaciones en Dresden se usaron para el uso más prosaico de proveer entrenamiento básico a los reclutas de la Waffen-SS. Cuando el Britisches Freikorps apareció en escena habían aproximadamente otras 4.000 tropas de la Waffen-SS en las barracas bajo la supervisión general del SS-Obersturmbannführer Ferdinand Tietz, (nacido un 19 de diciembre. Nr. SS 247.061), quién además comandaba el Batallón SS de Ingenieros de Entrenamiento y Reemplazo 1. Era portador de la Cruz de Hierro de 1º Clase.
A la llegada a su destino, el contingente completamente uniformado del Britisches Freikorps realizó un desfile y fue saludado por el comandante de la base. Después de inspeccionar a los voluntarios ingleses, les dio un corto discurso profesando su confianza en sus capacidades e informándoles acerca de los muchos otros voluntarios europeos en las instalaciones. Luego el Britisches Freikorps marchó a su propia barraca ¡que era más que adecuada para cobijar a toda la unidad! El edificio fue pronto decorado con la bandera del Britisches Freikorps y un retrato del ex rey Eduardo VIII.

Un programa de entrenamiento ideológico, en idiomas y como ingenieros de combate fue luego llevado a cabo por el cuerpo por su oficial comandante junto a la asistencia del Hstuf. “Harry Mehner”, un germano-norteamericano. Hacia finales de septiembre, el Hstuf. “Mehner” se transformó en el comandante cuando su superior fue forzado a tomarse un largo permiso por convalecencia. Fue llevado a cabo por primera vez entrenamiento básico en serio y la moral en la unidad subió. Ésto fue ciertamente un mejoramiento sobre la larga inactividad del año anterior.

La lecciones en idioma alemán dadas a los voluntarios eran gran parte sobre la terminología militar por lo tanto el inglés podría funcionar efectivamente en una situación de combate. La instrucción ideológica era básica, lógica y verídica y en concordancia con el ideal Paneuropeo y con la lucha contra la Plutocracia y el Bolchevismo internacional. Esto no era un siniestro “lavado de cerebros” como dicen los “hipócritas historiadores” del sistema. Los instructores ideológicos incluían al Hstuf. “Mehner” y a estudiantes de la Waffen-SS de la cercana Universidad Martin Lutero que servían como conferencistas invitados.
En octubre de 1944, el SS-Standartenführer Gunter D'Alquen, el jefe del Regimiento SS de Corresponsales de Guerra “Kurt Eggers”, le sugirió al Ogruf. Berger, (cabeza de la SS Hauptamt), que el Britisches Freikorps había perdido su valor como propaganda y debería ser disuelto. D'Alquen estaba preocupado acerca de la potencial reacción negativa “aliada” por la utilización de prisioneros de guerra como soldados lo que impediría futuras negociaciones. Sin embargo esto fue rechazado tanto por Berger como el Reichsführer-SS Himmler. De hecho, el RF-SS hizo una jugada extra y ahora asignó al Britisches Freikorps al control del III. Panzer Korps SS (Germánico), siendo efectivo después de la terminación del entrenamiento.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 7:03 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1733
Imagen

CAPITULO IV: PREPARANDOSE PARA EL COMBATE

Después de haber sido admitido en el III Panzer Korps SS (Germánico) en octubre de 1944, al Britisches Freikorps le fueron dado algunas insignias nuevas. Para comenzar, a los voluntarios británicos les fue permitido lucir el parche de bocamanga “Germania”, (que era normalmente utilizado sólo por los miembros del SS-Pz.Gr.Rgto. 9 “Germania” de la 5º Panzer División SS “Wiking”), junto al que decía “Britisches Freikorps”. Presumiblemente sólo uno podría ser lucido, a elección del voluntario, ya que luciendo ambos juntos constituiría otra violación de las regulaciones sobre las insignias de la Waffen-SS.
Además del parche de bocamanga, un nuevo escudo de armas conteniendo la Unión Jack coronado con el título “Great Britain” fue distribuido. Pero lo más espectacular de todo fue el nuevo parche de cuello para el uniforme de “gala” que fue distribuido a los hombres del cuerpo. En éstos se veían tres leones reales dispuestos uno sobre otro bordados en plata con un fondo de terciopelo rojo y fue diseñado para su uso tanto del lado derecho como del izquierdo de los “uniformes de gala”. Para el uniforme de campaña, fueron usados en el parche de cuello derecho los leones plateados sobre fondo negro y la insignia SS del izquierdo. ¡Si hay algún “artículo de colección” más raro que los parches de cuello del uniforme de gala del Britisches Freikorps, por favor avísenos! Están son piezas ciertamente legítimas, pero probablemente no sobrevivieron a la guerra y como resultado nunca fueron reproducidas por ninguna de las firmas que se comprometieron después en tales empresas.
El 4 de noviembre de 1944, el Hstuf. Roepke le dejó el comando del Britisches Freikorps en forma permanente al SS-Obersturmführer Dr. Kuehlich, un veterano del frente que había sido gravemente herido en 1941 y 1943, y como consecuencia quedó incapacitado para cualquier servicio en el frente. El Britisches Freikorps obtuvo un poco más de notoriedad a finales de noviembre cuando un voluntario británico, sirviendo como centinela en la puerta principal del SS Pionierkaserne disparó su rifle repetidas veces, hiriendo a un soldado alemán de la Waffen-SS en el hecho. Sin embargo se decidió no reprender al centinela por el incidente. Una trasgresión más seria tuvo lugar al mismo tiempo cuando una mujer de Dresden reportó al comandante del campo que ella había sido embarazada por uno de los ingleses. El comandante por lo tanto decidió realizar una boda y así tuvo lugar el primero y único casamiento “oficial” conocido de un voluntario británico.

El 15 de diciembre de 1944, el Ostuf. Dr. Kuehlich temporalmente detuvo las actividades de entrenamiento de la unidad para realizar otro intento de reclutamiento, que nuevamente significó que algunos de los voluntarios británicos hicieran rondas por los campos de prisioneros de guerra. Un énfasis especial fue puesto en alistar algunos nuevos miembros de un grupo proveniente de soldados sudáfricanos que habían sido capturados en Arnhem, Holanda, en septiembre de 1944. Tres voluntarios fueron finalmente sumados al grupo. Un par de soldados, presumiblemente no supervisados del Britisches Freikorps, consiguieron enrolar un total de 8 ávidos neozelandeses, que sobre la superficie pareció ser un golpe de suerte. Pero en una inspección más detallada de estos “voluntarios” descubrió que ¡eran maoríes a quienes les desagradaba el gobierno blanco de Nueva Zelanda! Su alistamiento fue rechazado por otros miembros del Britisches Freikorps en base a un decoro racial. Si conocía o no la misma SS acerca del intento de alistar maoríes dentro del Britisches Freikorps queda abierto a la polémica; sin embargo para esta etapa de la guerra ciertas distinciones raciales habían sido disimuladas y unos pocos europeos del este habían aparecido en las unidades de voluntarios franceses de las fuerzas armadas alemanas. La animosidad de los prisioneros de guerra maoríes hacia sus gobernantes de Nueva Zelanda podría haber hecho posible el levantamiento de una exitosa Legión maorí, ¡pero ésto estaba completamente más allá del alcance y el propósito de la Waffen-SS Paneuropeas!

Para enero de 1945, las cosas habían retornado a la normalidad en el Britisches Freikorps. El entrenamiento estaba cerca de completarse y las máximas autoridades de la Waffen-SS esperaban emplear a los británicos dentro de una unidad de combate del III. Panzer Korps SS (Germánico) tan pronto como fuera posible. Por este tiempo los remanentes del III Panzer Korps SS estaban arribando de vuelta a Alemania desde el Frente de Kurland (Curlandia), Letonia, y hubieron de ser enviado, en forma urgente, directamente de vuelta al campo de batalla en Pomerania. Ahora el objetivo fue agregar el Britisches Freikorps al III Panzer Korps SS tan pronto como éste, (o la mayor parte de sus elementos), pudiera ser retirado de la acción para algún descanso y reequipamiento.

Sin embargo enero no pasó sin el “incidente” usual para el Britisches Freikorps; esta vez no menos de seis hombres del Cuerpo Libre sintieron que era el tiempo apropiado para desertar e hicieron una carrera hacia el cercano ejército rojo soviético. Luego, ellos esperaban ganar asilo haciéndose pasar como “prisioneros de guerra escapados”. Pronto los seis hombres fueron aprendidos en los Sudetenland; cuatro de ellos fueron posteriormente expulsados del Britisches Freikorps y enviados a campos para prisioneros de guerra; uno fue en realidad reubicado en el Britisches Freikorps sin ser condenado y el individuo restante que determinó ser el líder del hecho fue sentenciado a un periodo indeterminado de “trabajos frozados”.

El periodo de entrenamiento de combate del Britisches Freikorps fue concluido el 12 de febrero de 1945 por parte del Ostuf. Dr. Kuehlich. Se decidió ahora incorporar a todos los voluntarios británicos que quedaban dentro de una unidad SS de combate. Desafortunadamente una muy trágica interrupción tuvo pronto lugar: la noche siguiente los “aliados” bombardearon con fuego la ciudad de Dresden. En lo que fue probablemente la más grande atrocidad individual en tiempos de guerra, un cuarto de millón (o más) de civiles y refugiados habrían de perecer en este criminal ataque terrorista que no tuvo ningún efecto en las instalaciones militares, puesto que éstas estaban principalmente situadas en las proximidades de los suburbios de la ciudad. Pero unas 648 hectáreas que partían desde el centro urbano de Dresden fueron absolutamente destruidas. Hasta hoy los denominados gobiernos “aliados” involucrados tratan de minimizar el verdadero impacto del bombardeo de Dresden mientras aún ponen gran énfasis en las “supuestas atrocidades indocumentadas Nazis”. La verdadera historia algún día corregirá la situación pero por ahora estamos en un periodo de tiempo donde las mentiras, falacias e hipocresía del sistema persisten.

El horror y la indignación sentida por los ciudadanos alemanes en el bombardeo terrorista sobre Dresden impactó inmediatamente en el Cuerpo Libre Británico, cuya presencia en el área nunca había sido disimulada. Un número de pobladores locales se quejaron ante el comandante de la base de la Waffen-SS acerca de que el Britisches Freikorps estuviera ubicado en las proximidades de Dresden, (la SS Pionierkaserne estaba en los suburbios norte de la ciudad), y éstos especularon que algunos de los británicos podría haberle dado información clandestinamente a la Royal Air Force (Fuerza Aérea británica). Sobre la base de estas acusaciones, el Britisches Freikorps fue entregado al SS-Obergruppenführer al mando de la Waffen-SS en el Wehrkreis IV, (Distrito Militar IV), quién ordenó el encarcelamiento de toda la unidad hasta que la situación pudiera ser clarificada.

El Ostuf. Dr. Kuehlich consiguió llegar con una ayuda inmediata para sus tropas y entregó documentos, (registros y reportes diarios), a la SS Hauptamt que exoneró completamente a los voluntarios británicos. Sin embargo estuvo claro que los británicos no serían bienvenidos en el área de Dresden, a pesar del hecho que luceran el Feldgrau de la Waffen-SS. A finales de febrero de 1945, después de realizar una completa parada en el SS Pionierkaserne, el Britisches Freikorps fue embarcado por tren de vuelta hacia Berlín para su disposición final.

Al mismo tiempo, el oficial de enlace del Britisches Freikorps en Berlín había obtenido finalmente los servicios de un legítimo oficial británico del ejército, el Capitán “Webster”, el vástago de una muy prominente familia inglesa. “Webster” había elegido alistarse en el Britisches Freikorps después de presenciar varios bombardeos terroristas indiscriminados “aliados” sobre áreas civiles, incluyendo uno que acertó en el campo para prisioneros de guerra que él ocupaba, causando la muerte de varios de sus amigos y camaradas. Ahora parecía posible que, por primera vez, el Britisches Freikorps pudiera tener un oficial al mando inglés. Cuando el Britisches Freikorps arribó de regreso a Berlín desde Dresden, fue enviado a sus nuevos alojamientos en un antiguo colegio del Distrito de Pankow. Allí a los hombres del cuerpo les dirigió la palabra el Capitán “Webster”. Les dio a los voluntarios ingleses un discurso muy vibrante acerca de la importancia de combatir en el Frente Oriental. El morir ahora era una opción; los SS británicos iban al combate. Pero una vez más el comando de la Waffen-SS estaba inquieto acerca del uso de personal “aliado” en el caso de que se dijera que pudieron haber sido “forzados”, por lo tanto, el 8 de marzo de 1945, el Ostuf. Dr. Kuehlich fue autorizado a darles a los británicos una elección final: podrían optar por servir en el frente en una unidad de la Waffen-SS europea o podrían pasar el resto de la guerra en un campo disciplinario. ¡Indudablemente no había mucha elección! Todos los miembros del Britisches Freikorps optaron por el servicio en combate.

Con la decisión final tomada, las cosas ahora progresaron con rapidez. El Obergruppenführer Berger de la SS Hauptamt dio el visto bueno para enviar a los británicos a la acción y fueron autorizados a recibir el armamento de primera clase; a cada miembro del Britisches Freikorps se les dio el último modelo de rifle automático, el StG-44. Después de sacar sus armas, el 8 de marzo, las tropas SS inglesas fueron enviadas a un polígono de tiro donde pasaron la tarde familiarizándose con los rifles automáticos.

Por este entonces los últimos voluntarios británicos firmaron para servir con el Britisches Freikorps, pero sólo uno de ellos, un prisionero de guerra escocés que había sido capturado en Grecia en 1941, realmente arribó a Berlín para unirse al contingente principal. Para los otros fue demasiado tarde. El hecho que europeos de todas las nacionalidades estaban aún intentado unirse voluntariamente a la Waffen-SS sólo podía ser atribuido a un altísimo llamado de la conciencia y al deber de cara a las abrumadoras posibilidades. No era algo que los “criminales y traidores” harían y fue todo lo contrario que con la gran mayoría de los “resistentes aliados”, (¡terroristas!), ¡quienes sólo se unieron a ellos cuando estuvo claro que los “Nazis” estaban perdiendo la guerra! Pero como en la mayoría de las guerras, fueron los perdedores los que tuvieron que pagar el precio, aún cuando mantuvieron en el campo la moral bien alta. Para los europeos de la Waffen-SS el precio era uno verdaderamente alto: ejecución, encarcelamiento, trabajos de esclavo, la privación de todos los derechos civiles, difamación e infamia.

Por este entonces, el Britisches Freikorps fue dividido en dos secciones. Una porción, incluido el oficial de mando con el Stubaf. “Stranders” y el Hstuf. “Webster”, fueron transferidos hacia cuarteles generales temporales en Bremen, mientras que la otra porción, una escuadra de once hombres bajo el mando del Scharführer “Montgomery”, fue enviada hacia unos campos de entrenamiento situados a unos 48 kilómetros al noroeste de Berlín para prácticas con el armamento portátil anticarro. El Ostuf. Dr. Kuehlich, sufriendo aún de las heridas de guerra relacionadas con problemas de corazón, fue enviado hacia un hospital SS en Dinamarca, y otro comandante alemán, el SS-Hauptsturmführer “D” (su nombre real se desconoce), tomó el mando del Britisches Freikorps.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 7:04 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1733
Imagen

CAPITULO V: EN ACCION

El 15 de marzo de 1945, la escuadra británica asignada al entrenamiento con armamento anticarro finalizó su agenda y fue despachada a los cuarteles del III Panzer Korps SS (Germánico) localizados cerca de Stettin. Ahora esta escuadra consistía del Scharführer “Hodge” y otros 10 hombres; aparentemente el Scharführer “Montgomery” no estuvo por mucho tiempo en este grupo. Este sería el único elemento “coherente” del Britisches Freikorps en ver acción de combate. La escuadra del Britisches Freikorps fue alojada en algunos apartamientos vacíos debido a los bombardeos hasta que el comandante del III Panzer Korps SS, SS-Obergruppenführer Felix Steiner, pudiera pensar que hacer con ésta.

Finalmente, el 22 de marzo de 1945, la escuadra liderada por el Scharführer “Hodge” fue situada con el SS Panzer Aufklärungs Abteilung 11 (Destacamento 11 SS de Reconocimiento Blindado) de la 11. SS-Freiwilligen Panzer Grenadier División “Nordland”, bajo el mando del altamente condecorado SS-Sturmbannführer Rudolf Saalbach. Los británicos fueron enviados a una compañía del destacamento que estaba situada en el pequeño pueblo de Schöneberg, cerca de la orilla oeste del río Oder, (éste no debe ser confundido con el gran pueblo de Schöneberg que estaba situado más hacia el oeste en Mecklenburg). En Schöneberg, los voluntarios británicos fueron puestos a trabajar en las defensas, que incluían, (entre otras cosas), excavar trincheras. Esto no era un trabajo muy glamoroso, sin embargo a las tropas se les concedió suplementar sus raciones con la caza de ciervos y conejos del cercano bosque. Rápidamente después del arribo a Schöneberg, los británicos se encontraron a sí mismos combatiendo con el resto de su compañía en una fiera batalla contra elementos avanzados del ejército rojo que estaban intentando un reconocimiento del área. La repentina aparición de los soviéticos fue una sorpresa y parte de la compañía fue inicialmente arrollada, pero las tropas de la Waffen-SS pronto se reagruparon y condujeron a los rojos hacia atrás, pero no antes que algunos prisioneros hayan sido tomado por los comunistas. Entre aquellos que cayeron en manos comunistas estaba el SS-Mann “Edward Jordan”, (o “Kenneth Edwards” — escoja uno, ambos nombres son usados en diferentes fuentes), un antiguo miembro de la marina mercante. A pesar de las declaraciones en contrario en el libro anti-Britisches Freikorps, “New Kind Of Treason” (“Un Nuevo Tipo de Traición”) de Rebecca West, no hay evidencias que él haya intentado desertar hacia los rojos; parece haber sido un legítimo prisionero. Después de la guerra fue repatriado hacia Inglaterra a la espera de su juicio por “traición”.

A comienzos de abril de 1945, el resto del Britisches Freikorps, con una fuerza total de 30 hombres, había estado reunido en Bremen. Desde allí estas tropas fueron enviadas hacia Steinhoefel, en el centro-norte de Alemania, donde estaban localizados los alojamientos del III Panzer Korps SS (Germánico). Los británicos arribaron allí el 6 de abril de 1945 bajo el liderazgo del Hstuf. “Webster”, quién había sumido el mando activo del Britisches Freikorps. “Webster” se reportó directamente al comandante del Cuerpo, Ogruf. Felix Steiner, ¡quién estuvo un poco aturdido y pasmado por la transferencia de los ingleses a su comando! Posteriormente inspeccionó al Britisches Freikorps y conversó con el Hstuf. “Webster”, que atestiguó la lealtad y motivación de los voluntarios británicos en la guerra contra el bolchevismo. Steiner aceptó esa parte del argumento pero permaneció escéptico acerca de lo apropiado de utilizar a los británicos en un rol de combate en vista de la posición que los gobiernos “aliados” pudieran tomar contra tal acción. Sin embargo, los voluntarios británicos fueron asignados al Destacamento de Reconocimiento Blindado de la División “Nordland” con instrucciones de que fueran dispersados a través de todas las compañías en vez de amontonarlos en un grupo. Esto negó la posibilidad que los británicos pudieran ser aniquilados en masa en una sola batalla.
Tanto el Hstuf. “Webster” como el Oberscharführer Thomas Cooper permanecieron como personal de enlace con el estado mayor del III Panzer Korps SS (Germánico). El Scharführer “Montgomery” junto a ocho voluntarios británicos sirviendo bajo su mando, se unieron a la 3 Compañía (“sueca”) del SS-Pz.Aufkl.Abt.11 al mando del veterano Ostuf. sueco Hans-Goesta Pehrsson, quién había servido por varios años en el Frente Oriental, primero con la División SS “Wiking” y más tarde con la División SS “Nordland”. La 3ª Compañía era conocida como la “Compañía sueca” puesto que la mayoría de los voluntarios suecos en la división fueron concentrados allí junto a muchos otros soldados escandinavos. Los británicos fueron capaces de adaptarse bien a esta unidad y lograron términos muy amistosos con sus camaradas europeos. A pesar de la desesperada situación militar, la moral de los miembros del Britisches Freikorps, quienes finalmente estuvieron en servicio con una de las mejores unidades de combate de las Fuerzas Armadas Alemanas, nunca había sido tan alta. ¡Por primera y única vez en la guerra estuvieron completamente integrados a las tropas SS de combate en las líneas del frente!

El 14 de abril de 1945, a la 11º SS Div. “Nordland” se le ordenó dirigirse a defender Berlín; al mismo tiempo el Ogruf. Steiner decidió retener a los voluntarios británicos en Steinhoefel. Aún tenía en su mente el tema de la “legalidad” del Britisches Freikorps ante los ojos de los “aliados” y éste era un asunto que le molestaba a pesar de los muchos otros problemas críticos que ahora enfrentaba. Steiner sentía que el Britisches Freikorps podría desde luego significar una ruptura de la ley internacional puesto que sus miembros había sido reclutados en campos para prisioneros de guerra y ciertamente él no quería ser responsable ante los “aliados” por las acciones de combate de los británicos o por las bajas que ellos podrían sufrir en tales misiones. Steiner no se hacía ilusiones acerca del resultado definitivo de la guerra y en unión a ésto sentía que debería salvar lo máximo posible su propia posición y la de algunos de los grupos más vulnerables de los voluntarios europeos. Además distribuyó un edicto prohibiendo el uso en combate de un Batallón flamenco de la Juventud Hitleriana (edad promedio 15/16 años), de la 27º SS Div. de Voluntarios “Langemarck” (Nº 1 flamenca). Sin embargo este interdicto fue ignorado debido a la proximidad del enemigo, y el Batallón flamenco de la Juventud Hitleriana luchó con tremendo coraje en varios desesperados combates. Trágicamente, muchos de los jovenes flamencos finalizaron como desaparecidos en acción o en cautiverio soviético.

La última fase en la historia del Britisches Freikorps estaba por comenzar. El Ogruf. Steiner no quería enviar a sus tropas a Berlín en la que él ahora sentía que sería un inútil sacrificio; pero no tenía ningún control sobre el destino de la División “Nordland”. Aunque se aseguró que los miembros del Britisches Freikorps en el III Panzer Korps SS (Germánico) no estuvieran envueltos en estos combates. No tuvo ninguna manera de saber que ya habían, como mínimo, tres británicos en Berlín o en el difunto C.G. del E.M. del Britisches Freikorps o en el Regimiento SS de Corresponsales de Guerra “Kurt Eggers”. Además, el comandante nominal del Britisches Freikorps, el SS-Hstuf. “D” y el tesorero de la unidad, “China Bob Reisner”, estaban aún en la ciudad como parte del estado mayor del Britisches Freikorps.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 7:42 pm 
Desconectado
Hauptquartier
Hauptquartier
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 12:14 am
Mensajes: 1733
Imagen

CAPITULO VI: LOS DÍAS FINALES DEL BRITISCHES FREIKORPS

Después de tomar la decisión de remover a los voluntarios británicos de la zona de combate, el Ogruf. Steiner le ordenó al Hstuf. “Webster” volver a llamar a los miembros del Britisches Freikorps de la División “Nordland” para que asuman un estatus de no-combatientes. Para reforzar este edicto, Steiner distribuyó brazaletes con el símbolo de la Cruz Roja, que significaban neutralidad, a los británicos. La orden no fue bien recibida por los voluntarios británicos, los últimos de los cuales sólo habían firmado en la primera mitad de marzo de 1945. Los ingleses que habían acabado de ajustarse totalmente a su papel de combate en la División “Nordland” se hallaron ahora a sí mismos fuera de las líneas del frente.

Rápidamente después, unos 30 miembros del Britisches Freikorps fueron reunidos en Steinhoefel y marcharon a pie hacia Neusterlitz en Mecklenburgo, donde el comando pasó del Hstuf. “Webster” al SS-Oberscharführer Thomas Cooper. “Webster” se desalentó tanto por la decisión de sacar al Britisches Freikorps de la líneas del frente que oportunamente renunció a la Waffen-SS y reasumió su condición de prisionero de guerra. Cerca de otra docena de voluntarios ingleses, aparte de los 30 mencionados arriba, que habían estado sirviendo como ayudantes sanitarios o reporteros de guerra, consiguieron permanecer en servicio con la División “Nordland”, la “Indische Legion” y el Regimiento “Kurt Eggers”. Puesto que el inglés era ampliamente hablado en la “Legión Hindú” mencionada arriba, (compuesta de voluntarios hindúes prisioneros de guerra), éste fue probablemente un buen lugar, si no ilógico, para enviar a algunos de los británicos. Era ilógico en el sentido que los miembros de esta Legión pertenecían al movimiento “India Libre” y se estaban preparando para combatir contra los británicos, ¡aunque ésto nunca tuvo lugar!

A finales de abril de 1945, el cuerpo principal del Britisches Freikorps bajo el mando del Oscha. Cooper comenzó a marchar a pie hacia las líneas “aliadas” y hacia un destino incierto. Había aún la vaga esperanza de que serían aceptados por los “aliados” junto a los otros voluntarios europeos, como parte de un ejército multinacional anticomunista. En retrospectiva ésto suena absurdo debido al fuerte apoyo “democrático” al bolchevismo, pero era el único pedazo de cuerda a la cual muchos miembros de la Waffen-SS se aferraban. En un punto de su marcha hacia el oeste, los británicos fueron emboscados por una patrulla del ejército alemán que pensó que los miembros del Britisches Freikorps eran posiblemente saboteadores “aliados” en uniforme alemán. La situación se aclaró sin ningún derramamiento de sangre pero desde allí los SS ingleses fueron acompañados por un pequeño contingente de soldados alemanes que actuaron como escolta.
El Hstuf. “D”, la cabeza del Britisches Freikorps, había permanecido en Berlín, y después de terminar su trabajo destruyendo todos los archivos correspondientes a los soldados británicos de la Waffen-SS, voluntariamente ofreció sus servicio a la División “Nordland” una vez que ésta arribó para defender la capital alemana. Más tarde al Hstuf. “D” se le acreditó la destrucción de un tanque soviético durante la batalla por Berlín. Como mínimo un médico SS británico sirvió con la División “Nordland” en Berlín quién además tomó las armas y le fue acreditado un tanque destruido; sin embargo fue mal herido durante el combate. Una cierta cantidad de otros voluntarios británicos estuvieron envueltos en acciones de combate hacia el final de la guerra, pero la mayor parte de sus destinos permanecen inconclusos y sus historias probablemente nunca serán contadas.
A finales de abril de 1945, el contingente principal del Britisches Freikorps estaba a corta distancia de las líneas “aliadas” y se tomó la decisión de ir “camuflados”. Los británicos abandonaron sus uniformes e insignias de la Waffen-SS por las ropas de prisioneros de guerra británicos que habían sido cuidadosamente llevadas consigo; ahora se harían pasar como prisioneros de guerra escapados —algo que se hizo, con permiso alemán, con muchos grupos supervivientes de voluntarios SS europeos. Esta treta parece que sirvió para un número de miembros del Britisches Freikorps que fueron capaces de reintegrarse rápidamente dentro de la sociedad británica por un corto tiempo. Otros no tuvieron tanta suerte y fueron entregados a la policía militar británica hasta que sus origenes pudieran quedar determinados.

Para el registro, un voluntario británico, el SS-Scharführer “Regan” del Regimiento de Corresponsales de Guerra “Kurt Eggers” en realidad cayó en manos “aliadas” con el uniforme completo del Britisches Freikorps. Él había estado cubriendo la batalla por Francia y había acompañado a las tropas de la Waffen-SS durante la retirada a través de Bélgica en agosto/septiembre de 1944. Según algunos relatos había servido en combate durante este periodo. En una escaramuza con la “resistencia” belga, el Scharführer “Regan” fue herido y cayó en manos de esos terroristas quiénes más tarde lo entregaron a los “aliados”. Fue por consiguiente más afortunado que otros muchas soldados alemanes de la Waffen-SS que fueron brutalmente asesinados en cautiverio por esos “combatientes de la libertad”. Una de las especialidades de esos “héroes aliados” era el emboscar a los convoys no defendidos de la Cruz Roja Alemana y masacrar a los heridos. Puesto que estos terroristas fueron pronto instalados en el poder en Bélgica por los “aliados” nunca habrían de responder por sus crímenes sino que en vez de ello se ensañarían con un salvajismo asesino con los “colaboradores” alemanes.
Después de regresar al hogar en Gran Bretaña, mucho de los voluntarios SS ingleses estuvieron a “salvo” hasta que fue elegido un gobierno socialista “laborista”. Los favoritos de este régimen lanzaron inmediatamente una “caza de brujas” contra los ex-miembros del Britisches Freikorps y los llevaron a la corte con cargos de “traición”, aunque ninguno de ellos habían tomado intencionalmente las armas contra su propio país. El fundador del Britisches Freikorps, John Amery, que se había hecho ciudadano español mientras combatía con los Nacionalistas en la Guerra Civil Española, fue encontrado culpable de “alta traición” y ahorcado. Thomas Cooper, quién era ciudadano alemán desde antes de la guerra, fue sentenciado a cadena perpetua más trabajos forzosos ¡más un adicional de 25 años! Uno sólo puede esperar que en algún momento fuese liberado de este draconiano fallo. La mayor parte de los otros voluntarios británicos SS, incluyendo al SS-Hauptscharführer “Montgomery” recibieron sentencias de 10 años de trabajos forzosos. Mientras estuvieron en prisión, la camaradería entre los miembros del Britisches Freikorps se hizo mucho más fuerte que incluso en tiempos de guerra; todos estuvieron convencidos que habían sido tratados injustamente y la mayor parte no se arrepintieron. De hecho muchos de los supervivientes conocidos actualmente, estimados en alrededor de una docena por una fuente, permanecen como fieles Nacionalsocialistas hasta hoy en día.

Cerca de nueve o diez antiguos miembros del Britisches Freikorps, principalmente aquellos que en algún momento abjuraron de su servicio, no recibieron ningún tipo de pena legal. El ex-SS-Hauptsturmführer “Webster” quién había airadamente renunciado a la Waffen-SS cuando el Britisches Freikorps fue removido de su rol de combate, no sólo nunca fue condenado por sus servicios ¡sino que retuvo su puesto de oficial en el ejército británico! La influencia de la familia pudo haber hecho algo de ésto puesto que “Webster” tenía profundas raíces en la “aristocracia”. El SS-Obergruppenführer Steiner fue llevado a Gran Bretaña desde el campo para prisioneros de guerra donde estuvo después de la guerra en un intento para que testificara contra “Webster” y otros miembros del Britisches Freikorps. A su favor, Steiner rechazó cooperar con las autoridades británicas de cualquier forma o manera.

Los otros voluntarios del “Imperio” (o “Commonwealth”) tuvieron algo más de suerte que sus contrapartidas británicos. Los voluntarios sudáfricanos sufrieron ligeras multas monetarias por sus acciones, mientras que los australianos y neozelandeses fueron forzados a cumplir muy cortas sentencias de prisión. Ningún registro es conocido de lo sucedido al puñado de voluntarios norteamericanos que sirvieron en la Waffen-SS; se presume mayormente que murieron en acción o en cautiverio, o fueron capaces de asumir exitosamente falsas identidades. Dada la reserva con que tradicionalmente el gobierno de los Estados Unidos encubre los casos “inconvenientes” es bastante posible que ellos aún formen parte del continuo encubrimiento de la II Guerra Mundial. ¡Tal vez algún día no habrá necesidad adicional de mantener el mito de la “Guerra Buena”, y la historia completa de los delitos, atrocidades y la censura general de los hechos por parte de los “aliados” pueda finalmente ser expuesta!

Mientras que el Cuerpo Libre Británico puede ser duramente denominado como un gran éxito como unidad militar, el hecho fue que éste existió a pesar de todas las probabilidades en su contra, y es un piropo al dinamismo inaudito de la Waffen-SS internacional. Aquellos voluntarios británicos que sirvieron, como mínimo, tienen la satisfacción de saber que colaboraron con su parte en la lucha de los valores de la Civilización Occidental, que es más de lo que sus compatriotas pueden decir. La victoria “aliada” establecería el terror bolchevique a través de la mayor parte del mundo para las siguientes décadas y ayudaría a destruir o erosionar casi 2.000 años del progreso de la civilización en la historia global. Ésto fue en esencia una victoria hueca y desierta que lanzó a todos los europeos y las sociedad descendientes de europeos dentro de una masiva declinación y decadencia que continua en estos días.

El hecho de que los voluntarios británicos SS combatieran contra esta oscuridad estará en su haber eternamente. Cuando la verdadera historia del Siglo XX sea escrita en alguna era futura, sus contribuciones se acogerá legítimamente. Y las acciones de sus compatriotas y otros “aliados” que ayudaron a llevarnos a una Nueva Era de Oscuridad, serán ciertamente despreciadas."

FIN

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dió a España triunfos y palmas, con felicísimas guerras, al Rey infinitas tierras y a Dios infinitas almas"
Lope de Vega


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 8:47 pm 
Desconectado
Major
Major
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 10:51 am
Mensajes: 611
Ubicación: Stargard.
Hola amigos.
Efextivamente la unidad británica es la más enigmática de las unidades extranjeras de las Waffen SS.
Siempre me ha llamado la atención el uniforme que utilizaron estos voluntarios: parches de cuello con el León de S. Jorge.
Bandera británica en el antebrazo izquierdo y debajo cinta de manga con la leyenda "British Free Corps"


Imagen
http://it.wikipedia.org/wiki/File:M36_British_Free_Corps_Tunic.jpg


Imagen
http://en.wikipedia.org/wiki/User:Boothferry

Saludos.


Última edición por vonder el Mar Feb 10, 2009 8:55 pm, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 8:51 pm 
Desconectado
Oberleutnant
Oberleutnant
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 30, 2008 11:19 am
Mensajes: 439
Muy buen hallazgo Volchov. Conocía el texto en inglés. EStá bastante bien traducido.
En lo que menos de acuerdo estoy es en el título. Para nada es una unidad desconocida u olvidada. Los cuatro gatos que estuvieron en esta minuscula unidad caben a más tinta derramada sobre sus andanzas per cápita que cualquier otro soldado de a pie de cualquier otra unidad de cuantas participaron en la II Guerra Mundial. Sobre todo en el mercado anglosajon hay muchísimos libros y artículos sobre el tema, si bien es cierto que fuera de ese ámbito, como es lógico hay menos referencias, pues el papel que desempeñaron en la contienda fue mínimo, incluso en el campo de la propaganda, que es donde quisieron utilizarlo los alemanes.
Comparad lo que se ha escrito sobre esta gente con lo que se conoce sobre otras divisiones de las waffen SS que tuvieron decenas de miles de hombres como la ucraniana, las 3 hungaras, las 2 letonas, las 2 bosnias, la estona, etc, y me dareis la razón.
Una observación: La cinta de bocamanga que se muestra aquí para ilustrar el artículo es una réplica. Parece ser que las que usaron los miembros del Cuerpo Británico eran bordadas a mano. Eran tan pocos que no merecía la pena fabricarlas en serie. En el ámbito del coleccionismo no se conoce ningún ejemplar original, aunque sí hay fotos de época que la muestran. Si encontrais una buena podeis pedir lo que querais por ella. :wink:


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 8:58 pm 
Desconectado
Major
Major
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 10:51 am
Mensajes: 611
Ubicación: Stargard.
Hola amigos.
La cinta de bocamanga estará en alemán, ¿no?
Por tanto Britisches Freikorps.
El uniforme que he puesto trae el nombre en inglés: "British Free Corps".
Copia burda...¿?


Saludos.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 10, 2009 9:06 pm 
Desconectado
Oberleutnant
Oberleutnant
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 30, 2008 11:19 am
Mensajes: 439
Puedes estar seguro de que es copia. No se conoce la existencia de ningún original. El nombre estaba en inglés en las originales, pues lo que se pretendía es que se leyese sin dificultad fuera de Alemania en las fotos a distribuir por la propaganda.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Feb 11, 2009 5:27 pm 
Desconectado
Major
Major
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 10:51 am
Mensajes: 611
Ubicación: Stargard.
OSCAR escribió:
Puedes estar seguro de que es copia. No se conoce la existencia de ningún original. El nombre estaba en inglés en las originales, pues lo que se pretendía es que se leyese sin dificultad fuera de Alemania en las fotos a distribuir por la propaganda.


Imagen


Imagen




Saludos.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Feb 16, 2009 8:13 pm 
Desconectado
Major
Major
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 10:51 am
Mensajes: 611
Ubicación: Stargard.
¿Habéis visto la película: "The Joy Division"?
Salen unos voluntarios británicos del BFC, y se observa clarísimamente el parche de cuello con los "3 leones" y escudo británico en el brazo derecho.
La he visto recientemente y es bastante entretenida.


Imagen

Imagen

Imagen

Imagen



Saludos.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 17, 2009 1:23 pm 
Desconectado
Oberleutnant
Oberleutnant
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 30, 2008 11:19 am
Mensajes: 439
No he visto la peli, pero si tu la recomiendas..... procuraré verla.
El parche de nacionalidad de las Waffen SS debía ir en la manga izquierda y no en la derecha, que es donde lo llevaban en la Wehrmacht.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Ago 05, 2009 9:13 am 
Desconectado
Major
Major
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 10:51 am
Mensajes: 611
Ubicación: Stargard.
Lista de miembros del British Free Corps.

SS-Mann William Alexander

SS-Mann Frank Axon

SS-Mann Harry Batchelor

SS-Mann Ronald Barker (Australian)

SS-Mann Kenneth Edward Berry

Blackman

SS-Rottenführer William Charles Britten

Alfred Browning

Chapman

SS-Mann Robert Chipchase (Australian)

William Clarke

SS-Oberscharführer Thomas Haller Cooper

SS-Unterscharführer Roy Nicholas Courlander (New Zealander)

SS-Unterscharführer Hugh Wilson Cowie

SS-Mann Frederick Croft

SS-Mann George Croft

Arthur James Cryderman (Canadian)

Clifford Dowden

SS-Mann Ellsmore

SS Oberscharführer Thomas Freeman

SS-Mann Roy Ralph Futcher

Cyril Haines

SS-Mann Robert Reginald Heighes

SS-Mann William How

SS-Mann Edward Jackson

Thomas Blake Kipling

SS-Mann Pieter Labuschagne ( South African)

SS-Mann Robert Henry Lane

John Leigh

SS-Mann Dennis John Leister

Frederick Lewis

SS-Mann Alexander MacKinnon

SS-Unterscharführer Douglas Mardon (South African)

SS-Rottenführer Edwin Barnard Martin (Canadian)

SS-Unterscharführer Francis Paul Maton

SS-Unterscharführer Francis George MacLardy

SS-Mann William John Miller

SS-Sturmmann Alfred Vivian Minchin

SS-Mann Charles Munns

SS-Mann Ernest Nicholls

SS-Mann Harry Nightingale

SS-Mann Thomas Perkins

SS-Mann Eric Reginald Pleasants

SS-Sturmmann Norman Rose

SS-Mann Herbert Rowlands

SS-Untersturmführer William Shearer

SS-Mann John Somerville

SS-Mann Albert Stokes (Australian)

SS-Sturmmann Henry Symonds

Van Heerden (South African)

SS-Mann Viljoen (South African)

John Wilson

SS-Oberscharführer John Eric Wilson

SS-Mann Lionel Wood (Australian)


Alemanes miembros del BFC


SS-Hauptsturmführer Hans Werner Roepke ( BFC CO. Nov.43-Nov.44)

SS-Obersturmführer Dr. Walther Kühlich (BFC CO. Nov.44-Apr.45)

SS-Hauptsturmführer Alexander Dolezalek (Last BFC CO? Apr.-May 1945.

Wilhelm August "Bob" Rössler (Interprete)



Británicos pertenecientes a otras unidades SS.

Leibstandarte SS Adolf Hitler

Hiwi James Conen

Hiwi William Celliers (South African)


SS-PK Standarte "Kurt Eggers"

SS-Untersturmführer Railton Freeman

Roy Walter Purdy (interpreter)


SS Medical Department

Doctor Patrick O´Neill (Irish)


Azad Hind (Free Indian Legion)

Sonderführer Frank Becker (interpreter)


SS-Jagdverbande "Mitte"

SS-Unterscharführer James Brady (Irish)

SS-Mann Frank Stringer (Irish)


Propaganda Department München

SS-Sturmbannführer Vivian.


Imagen


Fuente: http://www.bills-bunker.de/64090.html






Saludos.

_________________
ImagenImagenImagenImagen

"Enhorabuena teniente, siempre primero el recuerdo al caído.
Siempre está una oración por delante de una novedad,
siempre un héroe por delante de un general".
Generalleutnant Muñoz Grandes.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Mar 19, 2010 8:13 pm 
Desconectado
Major
Major
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 02, 2008 10:51 am
Mensajes: 611
Ubicación: Stargard.
Hola amigos.
En el foro AHF aparece una fotografía de Roy Nicholas Courlander con uniforme del BFC. Si nos fijamos bien en su brazo derecho, vemos la bandera británica claramente.

Imagen

fuente foto: http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?f=51&t=163605


Saludos.

_________________
ImagenImagenImagenImagen

"Enhorabuena teniente, siempre primero el recuerdo al caído.
Siempre está una oración por delante de una novedad,
siempre un héroe por delante de un general".
Generalleutnant Muñoz Grandes.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 19 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España