Fecha actual Dom Nov 18, 2018 6:12 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 7 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Dom May 09, 2010 4:08 am 
Desconectado
Oberschütze
Oberschütze

Registrado: Jue May 06, 2010 7:03 pm
Mensajes: 25
..."Peter Hansen: El Chileno que fue "Padre" en la Artillería SS Alemana.
Hansen, nació el 30 de septiembre de 1896 en Santiago, Chile. Sus raíces eran de origen Germánico e Italiano, lo que le permitió en su infancia además de hablar el español, pudiera aprender la lengua Alemana e Italiana.
Alcanzando la mayoría de edad, Peter se fue a Alemania y entró en el Ejército del II Reich para combatir como voluntario en la Primera Guerra Mundial. Pese a ser un inmigrante Chileno en 1916 fue seleccionado para combatir en las trincheras donde se distinguió en un regimiento de artillería. Por sus méritos fue ascendido a Teniente.
Después de haber acabado la Primera Guerra volvió a Chile, allí estaría bastante tiempo ya que no pudiendo volver a Alemania como Soldado por el limitado número de Soldados que la República de Weimar le impuso a la Wehrmacht. Durante los años 20 Chile su tierra nativa fue su casa, hasta que las cosas cambiaron y en 1933 Adolf Hitler se levantó al poder, entonces Hansen volvió a Alemania y entró en las SS y el NSDAP con el número de militante 2.860.864. En 1934 ascendió de SS-Scharführer a SS-Obertruppenführer, en 1935 llegó a SS-Hauptmannführer y a principios de 1939 se transformó en SS-Oberturmbannführer.
Cuando la Segunda Guerra Mundial estallo, como SS-Standartenführer dirigió sus mismas baterías de artillería en el frente. En 1940 entró a hacer parte de los Waffen-SS con el grado de SS-Oberführer, siendo de esta manera uno de los primeros extranjeros no europeos en llegar a este Grado.
Durante la primera etapa del conflicto entró poco en combate, pero llegando 1943 se distinguió notablemente en la Batalla de Kursk, dentro del ejército Kempf. Tras el desastre de Kursk, Peter Hansen ayudó a organizar la División Letische de voluntarios letones por los Waffen-SS y les enseñó la lucha antipartisana. Pero sin duda por lo que se hizo famoso Peter Hansen fue por su trabajo en la 29ª División Waffen-SS, de los italianos.
Cuando en la República de Saló en Italia, como Waffen-SS tuvo que crear una división de fascistas italianos, por eso fue imprescindible su alto grado de dominio del Italiano para alistarlos e instruirlos, aquél fue Peter Hansen, con el grado de Comandante de División, Peter fue ascendido a General para dirigir los soldados de un comandante Italiano llamado Pietro Manelli, con el que entablaría amistad. Así fue como Peter cambió el uniforme Alemán por el Italiano, ya que los voluntarios italianos fue la única división de los Waffen-SS que no vestían el vestuario Germánico. Hansen hizo un gran trabajo con los SS italianos, los adoctrinó según las tácticas Alemanas en el campo de entrenamiento de Muzzingen, en Polonia. Una vez que acabó la instrucción, la unidad paso a llamarse 29ª División Waffen-SS Grenadier Italianische.
La primera batalla del General Chileno al mando de los italianos tendría lugar en Piamonte, Italia, allí un gran numero de guerrilleros ocuparon a la Fuerza Vinadio, los nuevos SS de Hansen los desalojaron en solo tres horas provocándolos muchas bajas. Desde entonces Peter Hansen conseguiría grandes victorias contra los partisanos, los ejemplos más claros fueron las batallas en Germanasca, Chisone, Spoletto, Asís, Esquirla y Gubbio, todo ellas victorias del General Chileno.
Pero sin ninguna duda la acción más importante de Peter Hansen fue la Batalla en Anzio, en la primavera de 1944, la 29ª División SS Italianische fue enviados a la playa de Lacio dónde detuvieron al Ejército Norteamericano, los Estadounidenses sorprendidos al ver tropas Italianas SS, contra las cuales sufrieron muchas bajas. Cuando en Anzio se unieron las fuerzas Británicas y Americanas, los SS italianos de Hansen resistieron con lanzagranadas y armas muy anticuadas en las calles Neptuno y Viterbo, provocando a los aliados más bajas de los de ellos sufrieron y retardando el adelanto hacia Roma. El 4 junio de 1944 Roma les cayó en manos aliadas y Hansen escapó por un pelo de quedar cercado, el Chileno puede darse a si mismo por orgulloso, porque sufrió 300 bajas en su división frente a más del triple que les causó a los aliados. Después de Anzio fue condecorado.
Peter Hansen volvió de nuevo al Ejército Alemán, pero esta vez lo hizo como Comandante de Unidad Panzer. Al fin de la Segunda Guerra Mundial trató de volver a Chile, pero los Aliados se lo obstaculizaron, por lo que tuvo que quedarse en Alemania. Por muchos años residió en tierras Alemanas sin poder volver a su país natal, murió el 23 de mayo de 1967 en Viersenu.
Peter Hansen se puede considerar un personaje de la Historia de Chile muy importante, que lamentablemente ha caído en el olvido por culpa de la censura de los vencedores. Ya que además de ser el único voluntario chileno en los Waffen-SS, lo hizo con el rango de General y llegó a mandar a una de las 39 divisiones existentes, en este caso la 29ª División SS italiano. Además es uno de los pocos, si no el único, en América en tener tan alto cargo."...

http://www.atinachile.cl/content/view/3 ... emana.html


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom May 09, 2010 4:10 am 
Desconectado
Oberschütze
Oberschütze

Registrado: Jue May 06, 2010 7:03 pm
Mensajes: 25
..."Chilenos en la WWII
por PanzerMerlin el 05 Mar Mié, 2008 10:25 am
Aprovechando que varios han posteado en distinto momento en el foro, y han aparecido historias notables de chilenos en la WWII, como la Sra. Margot Duhalde, los comandantes de U-Bootes, la importancia de Rosita Serrano. Quiero destacar este artículo (cuyo recorte lo tengo desde que era adolescente en una variada colección de artículos y recortes) aparecido en un suplemento dominical de Las Últimas Noticias, el domingo 10 de Junio de 1990 y escrito por Andrea Bostelmann, en relación a las experiencias de guerra de dos chilenos que participaron por el lado francés.Espero lo disfruten, es bastante interesante.
CAE PARIS… PERO EL MUNDO SIGUE LUCHANDO
17 Años tenía Alfredo Villarroel en junio de 1940. Se educaba en Los Padres Franceses, donde “adquirí la cultura humanística francesa”. Estudiaba de noche y trabajaba de día en la RCA Víctor. El 15 de junio, “saliendo de la firma, que estaba frente al diario <La Nación>, vi el titular: <Cayó París>. Ese día me dije <me voy>. Fue decisión tomada espontáneamente”.
Y l hizo. “Yo participé en la guerra porque se estaba destruyendo lo que para mí era el centro de la cultura occidental en ese momento, Francia. Y estaba siendo pisoteada por bota sin mente. A los 18 años partí”
De eso hace 50 años (han pasado 17 mas)
Ni un solo tiro se disparó en París el 14 de Junio de 1940. Corrían los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial y ese día las tropas alemanas desfilaron frente al Arco de triunfo en señal de victoria.
Tres días antes, el gobierno y la mayoría de los 2,8 millones de habitantes de la ciudad la habían abandonado, dejándola prácticamente desierta. Y 3 días después, el mariscal Phillippe Petain pedía el armisticio el que se firmó el día 22. “Jamás una mano francesa debió haber firmado ese documento”, dice Villarroel.
Todo parecía perdido. En dos meses, las fuerzas nazis habían conquistado seis paises a través de la “Guerra Relámpago”: Dianamarca, Luxemburgo, los Países Bajos, Bélgica, Noruega y finalmente Francia.
Sin embargo el 18 de junio, a través de la BBC de Londres, el hasta entonces casi desconocido general Charles de Gaulle, hizo un llamado a defender la “Francia Libre”: “esta guerra no está limitada al desdichado territorio de nuestro pa´s. esta guerra no ha quedado desidida por la batalla de Francia. Esta guerra es una guerra mundial…
“Yo general de Gaulle, actualmente en Londres, invito a los oficiales y soldados franceses que se encuentren o pasen a encontrarse en territorio británico, con sus armas o sin ellas; invito a los ingenieros y a los obreros especialistas de industrias de armamento, que se encuentren o pasen a encontrarse en territorio británico, a ponerse en contacto conmigo. Ocurra lo que ocurra, la llama de la resistencia francesa no debe apagarse y no se apagará”.
ZIGZAGUENDO HASTA EUROPA
Gente de todo el mundo respondió al llamado de de Gaulle. Chile no fue la excepción.
Paul Potin es uno de los franco- chilenos que partieron a pelear a Europa y ahora, a los 67 años, es presidente de los “Franceses Libres” en Chile, los que respondieron a “L´appelle” de “su” general de Gaulle.
“Yo escuché ese llamado cuando se transmitió acá”. Tenía 17 años. “Soy franco chileno, nacido en Chile, pero hijo de padre y madre franceses, y tenía mucho amor por Francia”.
Se enroló en Santiago y partió a Argentina, “como turista”, junto a otros voluntarios. Su padre le dio un permiso notarial que necesitaba por ser menor de edad, además pagó el viaje. De ahí “de contrabando” los embarcaron a Inglaterra en Enero del 42, en un barco que transportaba carne para un día en la isla británica.
“El viaje demoró casi dos meses, porque no se podía ir directamente, sino que había que seguir la ruta que ellos podían hacer. Eran como 100 barcos que iban zigzagueando entre América y África, hasta que llegamos a Inglaterra.
“Lo primero que hicieron cuando nos desembarcaron fue llevarnos a un campo de concentración, el Patriotic School, a punta de bayonetas. Es que todo que llegaba podía ser un perfecto espía”.
Ahí estuvo dos semanas, sometidos a interrogatorios. “Para saber si efectivamente veníamos de Chile, me hicieron dibujar el aeródromo de Cerrillos. Pero el sistema de espionaje era tan perfecto que llegando allá ya sabían quienes éramos”.
Potin pidió ir a la aviación. Estuvo aproximadamente un año en el campo de Camberlain. 2Ahí estaban todas la fuerzas, las entrenaban y distribuían. Yo llegué a ser instructor de aviación, pero en tierra, ya menudo teníamos visitas de los bombarderos alemanes”.
Cuando pidieron postulantes se presentó y entró a la Real Fuerza Aérea porque Francia no tenía aviación. “Hice mis primeras horas de vuelo en Inglaterra y enseguida me mandaron a Canadá”.
“Desgraciadamente se perdió mucho tiempo. Estuve un año y medio en Canadá, donde obtuve mis alas de la Real Fuerza Aérea Canadiense y volví a Inglaterra. Pero ya se habían hecho los desembarcos en Europa, se había avanzado y los alemanes ya estaban prácticamente derrotados.
“Me tocó mantenerme atrás, en las defensa de las costas de Inglaterra. Después vino la capitulación, y se acabó. Como el contrato nuestro era por duración de la guerra, mas tres meses, después de ese tiempo ya estaba aburrido y me volví”.
EL IDEALISMO VERSUS REALIDAD
Alfredo Villarroel peleó en el Regimiento 501 de Tanques de la Segunda División Blindada, bajo las órdenes del general Phillippe Le Clero.
Partió a la guerra porque era un romántico, “pero ninguna guerra puede serlo. Es el diálogo contrario al que tiene que tener un ser humano; es el no diálogo”.
De ello se dio cuenta apenas llegó, y fue su momento más difícil. “Lo mas impactante para mí fue cuando tomé conciencia de que la guerra es una estupidez, un gran negocio, nada más, en que se utiliza a la gente. Porque uno a los 17 años va por idealismo, y después se da cuenta que van muriendo los compañeros. Nosotros éramos 187 en mi grupo y quedamos 18. Cuando uno piensa y hace el balance con calma, ve que se perdieron casi 20 millones de personas”.
Pero eso, cuando partió no lo sabía. “Tuve que conseguirme un permiso de mi padre, diciéndole que iba a Argentina a pasar unas vacaciones con una hermana casada que tenía allá. Y de ahí le escribí…”
De Gaulle tuvo para él una significación histórica , no estando yo de acuerdo con su ideología. Convenció al Reino Unido que él representaba a Francia y que se había perdido una batalla, pero no la guerra. Si no es por de Gaulle, Francia habría sido completamente disgregada”.
El general estaba siempre presente. “Era un reaccionario, pero de esos tipos que llegan en el momento histórico oportuno para el país. Fue un buen líder en ese momento. Y se supo retirar”.
Lo primero que vió en Inglaterra fue una actividad fabulosa. “Enté por el río Clyde, y había astilleros y mas astilleros protegidos por globos de los cuales colgaban mallas metálicas, para que los aviones no pudieran picar y ametrallar. Como chilenos éramos muy mal vistos, porque para ellos éramos pro nazistas”.
También estuvo en el Patriotic School, sometido a interrogatorios “caballerosamente a lo british, pero a fondo”.
Quería ser aviador y había comenzado el curso cuando se dictó un decreto del Ministerio del Aire diciendo que ningún súbdito de país no alineado, como era Chile, podía sobrevolar o entrenarse en Inglaterra. Entonces se decidió por los tanques.
Después de prepararse en Inglaterra, pasó a Africa y estuvo en la campaña de Libia contra Rommel. Luego, en Inglaterra, “Nos tuvieron en engorda para el desembarco, durante tres meses. A todo dar, había niñas, comida, de todo”.
Peleó durante tres años y asegura que es algo a lo que nadie se acostumbra. “Es imposible simplemente. Uno se adapta nada más. En medio de todo ese devenir de la guerra, el amor es muy fuerte y se vive en forma muy intensa. Pero al día siguiente, uno se levanta a matar”.
Villarroel dice que vivir esa contradicción “es terriblemente difícil. Yo soy y siempre fui contrario a la violencia”, y vio casos en que la violencia transformó a las personas.
Durante mucho tiempo estuvo a cargo de que los 18 tanques de la compañía funcionaran.. “Después, cuando ya se acabaron los jefes de tanque , me dieron uno a mí, y ahí terminé la campaña y llegamos al refugio de Hitler en Bestergarden. Fuela última operación que hizo mi compañía”.
Antes de eso, ocurrió el desembarco. “El nuestro fue bien blando, porque éramos blindados, pero a los pobres que tuvieron que ir primeros “los liquidaron”. De ahí siguieron en la batalla de Normandía, hasta que se produjo una discusión política entre los americanos y los franceses sobre quiénes liberaban a París.
Recuerda que “yo les saqué el regulador a todos los tanques, que nos permitía andar andar a mas de 60 km/h por peligro de fundir. Nos fuimos a 80 km/h y llegamos primero”.
La entrada a París “es casi inenarrable. Yo creo que nunca más en este siglo, y quizás el próximo , se va a ver algo similar”.
Se funden entre los recuerdos las imágenes de madres que se acercaban a los tanques para entregarles a sus hijos. “Decían Esto es lo único que he salvado de la guerra: mi bebé, te lo regalo. Y te lo entregaban en el tanque”.
Mas adelante “Un señor salió de un café diciendo: Esta botella de champán lo guardé durante cinco años porque sabía que ustedes llegaban”. O el caso de un amigo que pololeaba desde antes de la guerra con una chica y murió de un balazo en la cabeza tres cuadras antes de la esquina donde se iban a encontrar.
“Pero, por otro lado, había cosas maravillosas de alegría. La vida es así. Se mezcla la alegría con tragedia, siempre, y así hay que tomarla”.
Después de la entrada a París, en que “hubo un jolgorio de 14 días, tuvimos que enfrentar la realidad de nuevo, y partimos hacia Alemania”.
Por su participación en la guerra le dieron cuatro condecoraciones, de las cuales “tengo los títulos, pero hay que hacer trámites para poder colgárselas, y no me interesa. Para mí, una medalla es un símbolo de violencia”.
Cree que la guerra no lo cambió mucho. “Felizmente puedo creer que me salvé por el sentido filosófico que tengo de vida. Pero la mayoría se perdió; hubo alcohólicos, trastornados”. También piensa que “el hombre es uno solo; no hay malos ni buenos. El resto es una invención cinematográfica. En Rusia, Alemania, Japón, en todas partes se encuentra gente con el corazón abierto para entenderse con los demás”.
Volvió a Chile a comienzos de 1946 y ha regresado cada cierto tiempo a Francia, pues tiene una hija y una nieta. La readaptación a Chile fue difícil, “porque cambian los valores. En la guerra uno se acostumbra a actuar de palabra, y resulta que nos sirve para nada”.
Saludos desde la Patagonia... "...
http://www.war2hobby.cl/foro/viewtopic.php?f=6&t=1455


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Dom May 09, 2010 4:12 am 
Desconectado
Oberschütze
Oberschütze

Registrado: Jue May 06, 2010 7:03 pm
Mensajes: 25
..."Chilenos recuerdan cómo combatieron en la II Guerra Mundial
En 1941, 80 chilenos viajaron a Francia, siguiendo el llamado del general Charles de Gaulle. Sólo cinco volvieron. Dos de ellos reviven aquí sus experiencias. También entregan sus testimonios veteranos nacidos en Alemania, Estados Unidos y Gran Bretaña, que se radicaron en Chile cuando concluyó la guerra.
"Yo estuve en el 'Día D'"
En 1943, casi todos los jóvenes universitarios con buena salud de la Universidad de Syracuse, Nueva York, habían sido reclutados para servir en las Fuerzas Armadas. Bertram Husch era uno de los pocos que no se habían enrolado, pues aún no cumplía la mayoría de edad. Avergonzado, decidió no esperar más y falsear su edad, lo que fue aceptado por las autoridades.
Luego de un duro entrenamiento y un viaje de diez días, el regimiento de ingenieros de Husch llegó a Europa. Sólo un par de días antes supieron que su primera misión sería iniciar la reconquista de Francia desembarcando en la Playa Omaha, en Normandía, el 6 de junio de 1944, el "Día D". "Fuimos los primeros. Sentíamos el bombardeo de nuestras naves como un tren pasando sobre nuestras cabezas. Pensábamos que los soldados enemigos no sobrevivirían a eso, pero nos equivocamos. Aún no habíamos avanzado y ya habíamos perdido un 30% de la tropa". Tras horas y horas, el grupo logró abrir el camino para la invasión masiva. "La playa estaba cubierta de cuerpos y de soldados heridos, muchos de los cuales gritaban en su agonía. En la tarde, los muertos fueron recolectados y enterrados".
Tras algunos días de descanso, la unidad de Husch, ahora subteniente, fue destinada a adentrarse en territorio francés, donde participó en la batalla de Las Ardenas. "La misión de mi pelotón de 44 hombres era detener la ofensiva alemana, defendiendo o volando un puente en el camino. Pero nos atacaron con tanques y artillería pesada. Perdí a la mitad de mi grupo". Posteriormente sería movilizado a Alemania, lugar donde, el 5 de mayo de 1945, recibió la noticia de la muerte de Hitler. Ya fuera del ejército, finalizó sus estudios y entró a trabajar en la FAO como ingeniero forestal. En un viaje a Chile conoció a su esposa María Angélica y en 1976 se estableció definitivamente en el país.
80 chilenos a luchar por Francia
Fue un mensaje transmitido por radio a todo el mundo. Era el Presidente de Francia, Charles de Gaulle, pidiendo ayuda para liberar a su país. Eso bastó para inflamar el patriotismo de cerca de 80 chilenos con ascendencia gala y de franceses residentes en Chile, quienes viajaron a apoyar a su madre patria. De los ochenta que viajaron, sólo cinco volvieron.
Margot Duhalde tenía 19 años cuando, en 1941, convenció a su padre para que le diera la autorización de viajar a Gran Bretaña para enrolarse en el ejército de De Gaulle. Para ello, tomó un barco a Liverpool desde Buenos Aires. Lo mismo hizo Paul Potin, un año después, a los 17.
Margot, quien volaba aviones desde los 16 años, llegó a Gran Bretaña con la ambición de ser piloto de guerra, pero se encontró con que los franceses no usaban a las mujeres en la guerra. Así, debió conformarse con ayudar a la dueña de una casa de reposo en las tareas domésticas. Hasta que un piloto amigo le recomendó acercarse a los ingleses. "Me dijo: 'Con los franceses no volarás jamás' ", recuerda.
Así, inició su entrenamiento en la Royal Air Force. "Me asignaron al transporte de aviones de guerra, desde las industrias a las bases. Volé decenas de diferentes naves", relata. El trabajo era arriesgado. "Pilotábamos naves que no conocíamos y que no tenían armas ni radio. Además, a veces pasábamos semanas sin dormir entre vuelo y vuelo". Luego de la guerra fue condecorada como "Comandante de la Legión de Honor".
Potin voló en una escuadrilla de aviones Spitfire, pero no logró entrar en combate. "No había nada de confianza en los extranjeros", dice.
Sin saber nada de aviones, se presentó a la Fuerza Aérea y quedó seleccionado para ser instruido en Canadá. Le tocó embarcarse en el Queen Mary, en compañía del Primer Ministro británico Winston Churchill. "Un día pasó revista a la tropa, y al ver que algunos teníamos uniformes diferentes, nos preguntó de dónde veníamos. 'De Sudamérica, señor, de Chile', contesté yo. Él me miró y me dijo: 'Aahh, ¿de Argentina?'. Yo le tuve que corregir". Potin volvió a Gran Bretaña en 1945, donde le correspondió patrullar en el Canal de la Mancha. Ese año vivió las fiestas con que los soldados celebraron el fin de la guerra. "Las borracheras eran tan terribles que, de día, los oficiales les sacaban piezas a los motores de los aviones para que nadie saliera a patrullar ebrio". Ese mismo año volvió a Chile. Hoy es empresario y presidente de la Asociación de ex Combatientes Franceses.
"Nos emboscaron rusos y yanquis"
En 1944, el sargento Hans Hanke, de 19 años, estaba en reserva con su división de tanques en territorio ruso. No se suponía que ese día entrara en batalla, pero una llamada de urgencia movilizó a su grupo. Alguien debía cubrir a las tropas en retirada.
Una semana estuvo Hanke combatiendo dentro de un tanque hasta que a él también le ordenaron retirarse ante la llegada de las tropas norteamericanas. "Ahí supe que habíamos perdido la guerra. Nunca pensamos que Estados Unidos iba a ayudar a Rusia", cuenta. El último día, cuando ya se creía a salvo, un sorpresivo disparo enemigo perforó el costado de su tanque, matando a tres de sus subalternos. Apenas lograría escapar subiéndose a otro carro. "Las balas levantaban la tierra y silbaban en mis oídos", recuerda.
Hanke tiene 84 años, reside en Chile desde 1951 y es empresario en el rubro de los químicos. Recuerda que en 1939, cuando Hitler decidió invadir Polonia, nadie en el país tenía conciencia de lo que provocaría. Dos años más tarde su vida cambiaría al ser obligado a integrar el ejército con 16 años. Por su habilidad como mecánico fue asignado a los tanques y enviado a Rusia. Ahí estaba cuando, en 1943, murieron sus padres en un bombardeo.
Luego de la retirada en 1944, Hanke volvió a Alemania para recibirse de oficial. Ahí fue testigo de la destrucción de Dresden, que lo marcaría toda la vida. Un año después volvió al frente ruso. Ahí, el 5 de mayo de 1945, terminó su carrera militar: "Nos emboscaron los rusos y los yanquis". Ante la posibilidad de ser capturado por los soviéticos, conocidos por su duro trato a los prisioneros, Hanke optó por internarse a pie en el bosque. Dos noches deambuló hasta que encontró una base norteamericana. "Estuve preso 4 semanas y me soltaron".
Al volver a su patria no tenía nada, debió empezar de nuevo y trabajar de noche. En eso estaba cuando vio un aviso en Hamburgo. "Se busca trabajador para empresa de químicos en Chile". Temeroso de que estallara una tercera guerra, partió.
De Viña del Mar a Egipto
Cuando empezó la guerra, la niña viñamarina de 13 años June Mackenzie decidió que al cumplir los 18 se embarcaría a Inglaterra para defender sus raíces. Y cumplió su promesa. Desde Buenos Aires zarpó el barco que recaló en Liverpool.
June fue ubicada en 1943 en un gran galpón ubicado en Biecester (a una hora de Londres) como taquigrafista. Debía tomar nota de los repuestos que les faltaban a los camiones y tanques británicos.
Su día comenzaba a las 6 de la mañana. Un desayuno de pan con margarina y mermelada y un té era suficiente para arrancar la jornada diurna. Después había tiempo para el almuerzo, que por lo general era papas con pescado. Luego, de vuelta al galpón para el trabajo de la tarde hasta que quedaban libres. La ida de la luz artificial era un mensaje irreversible de que había que dormir. "Una de las cosas que más me llamaban la atención era la oscuridad que se producía cuando se acababa el día", recuerda June.
Pero algunos fines de semana había tiempo para ir a la "Southamerican House", un lugar de encuentro para quienes venían del Nuevo Mundo, ubicada en Londres y que servía para la distracción.
A pesar de que el trabajo de June estaba alejado de las armas y los bombazos, sí temblaba cuando oía las bombas dirigidas sin tripulantes que lanzaban los alemanes, las que podían caer en cualquier parte.
Luego de un tiempo, June se aburrió de la taquigrafía: "Quería algo más interesante que escribir a máquina". Entonces se fue a Egipto, donde el trabajo consistía en actualizar las fichas de las tropas. En eso estaba cuando se anunció el fin de la guerra.
June volvió a Londres, se especializó en taquigrafía y un barco a vapor la trajo de vuelta a Viña del Mar.
"Lo peor era que nadie te decía cuándo te iban a soltar"
Nunca se conocieron hasta llegar a Chile. Hoy se ven todas las semanas en el Club Manquehue para jugar cartas. Y en esos encuentros no acostumbran hablar mucho de la guerra que inevitablemente los unió.
"Para todos, la guerra duró seis años, para mí duró diez", dice el ex soldado alemán Richard Vogt. A Günther Schmidt, Jurgen Kuhrke y George Goldmann la frase también les calza. Los cuatro continuaron presos cuando la paz había llegado.
Vogt fue capturado por los rusos dos meses después de finalizada la guerra. Estuvo dos años incomunicado hasta que le permitieron enviar cartas de no más de 25 palabras a su familia. "Lo peor era que nadie te decía cuándo te iban a soltar", señala.
Recuerda que en Rusia los 40 grados bajo cero congelaban la orina antes de tocar el suelo. No usaban anteojos, porque se les pegaban a la cara, ni podían estrechar manos por el riesgo de no poder separarlas.
Aunque también estuvo en Rusia, lo que más recuerda Schmidt es la esquirla de tres centímetros alojada en su muslo izquierdo, producto de una granada que explotó a metros de él. Goldmann, en tanto, vive con tres restos de metal alojados en la cabeza.
Los que fueron prisioneros de EE.UU. recuerdan que durmieron dos meses en el barro, que había que hacer eternas filas para conseguir un puñado de sopa en polvo y que los guardias disparaban a los primeros que estaban en la fila cuando los de atrás empujaban para recibir agua. "Después de ver tantas cosas, uno se vuelve insensible", confiesa Kuhrke.
"Disfrutemos de la guerra, que la paz va a ser espantosa", se decía durante los tiempos de combate para darse ánimo; pero el dicho -comentan- terminó siendo un presagio."...
http://chile-hoy.blogspot.com/2009/09/c ... on-en.html


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié May 12, 2010 12:41 am 
Desconectado
Oberschütze
Oberschütze

Registrado: Jue May 06, 2010 7:03 pm
Mensajes: 25
..."Re: Division Azul
por husar de marte el Miér Dic 30, 2009 4:10 pm
.Excelentes fotos y video Guripad250...
se agradece enormemente vuestro aporte
y a Wagner tambien, muy buena su interpretacion.
Mi viejo Padre, en los años 80, conocio a un veterano chileno de la division azul, hijo de alemanes, que por alguna extraña razon termino luchando en la division española. De lo poco que recuerdo, es que la unidad de este veterano tuvo que cubrir una retirada en 1943, y aparentemente solo sobrevivio el y un par de compañeros mas. Al ser sobrepasados por los rusos quedaron tras la lineas enemigas, y su retorno fue de lo mas duro.
Si algun vez tuviera que recrear con uniforme aleman de la segunda guerra mundial... me sentiria mucho mas comodo con el escudo español en el brazo."...
http://reenactorchile.foroactivo.net/vi ... l-t273.htm


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Mié May 12, 2010 1:28 am 
Desconectado
Oberschütze
Oberschütze

Registrado: Jue May 06, 2010 7:03 pm
Mensajes: 25
..."Bajo las banderas del Reich se enrolaron innumerables jóvenes de Osorno Valdivia, Pto. Varas y Pto. Montt, y muchos de ellos fueron a parar a Stalingrado.
En la ex-sede del Colegio Alemán de Valparaíso, ubicada en el Cerro Concepción, existe un listado con los que viajaron con ocasión de la II Guerra Mundial
En la Kriegsmarine alemana de la 2ªGM dos comandantes de subamrinos nacieron en Chile:
Heinrich von Holleben, nació el 13 de marzo de 1919 en Viña del Mar. El 1 de abril de 1943 llegó a ser Oberleutnant zur See, y el 4 de marzo de 1944 fue nombrado comandante del U-1051 (Tipo VIIc), permaneciendo hasta el 31 de diciembre en la 5ª Flotilla de Entrenamiento. En 1945 entró a la 11ª Flotilla en operaciones, hundiendo dos buques con un total de 2452 toneladas. Sin embargo, el sub fue interceptado por una flotilla de fragatas británicas al sur de la Isla de Man (53.39N, 05.23W) y hundido con cargas de profundidad, muriendo Von Holleben y los restantes 46 tripulantes.
Su viuda y su pequeño hijo del mismo nombre estuvieron entre los repatriados a Chile por el transporte Errázuriz en 1947.
Erwin Schwager, nació en Santiago el 9 de enero de 1917. Entre el 15 de diciembre de 1942 y el 8 de febrero de 1943 comandó al sub U-143 (Tipo IId), perteneciente a la 22ª Flotilla (de Submarinos Escuela), siendo ascendido a Käpitanleutnant el 1 de abril de 1944. …
en el Club Manquehue de Santiago, en el centro de documentación de la colonización alemana, hay una bandera en la cuál están escritos los nombres de los chilenos de origen alemán que fueron a Europa a combatir .
Bajo las banderas del Reich se enrolaron innumerables jóvenes de Osorno Valdivia, Pto. Varas y Pto. Montt, y muchos de ellos fueron a para a Stalingrado. Así también muchos ex combatientes alemanes vienieron a estas regiones y algunos les hemos escuchado atentamente.
Ferienheim de Limache, que es un lugar de recreo del Colegio Alemán de Valparaíso (ubicado en Viña) se encuentra un monolito con los nombres de los alumnos que viajaron a Alemania para unirse al Ejército Imperial en la I Guerra Mundial. Deben ser unos 60 nombres.En la ex-sede del Colegio Alemán de Valparaíso, ubicada en el Cerro Concepción, existe otro listado similar, esta vez con los que viajaron con ocasión de la II Guerra Mundial."...
http://avanzada88.wordpress.com/2008/08 ... iii-reich/


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Mar 16, 2013 1:12 am 
Desconectado
Oberschütze
Oberschütze

Registrado: Vie Ene 06, 2012 3:49 am
Mensajes: 29
ALguien sabe de peruanos que hayan luchado en la Segunda Guerra Mundial? Hasta el momento no he podido encontrar conocimiento de ninguno


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Mar Jun 19, 2018 12:06 pm 
Desconectado
Grenadier
Grenadier

Registrado: Lun Jun 18, 2018 12:29 pm
Mensajes: 2
artillero escribió:
..."Peter Hansen: El Chileno que fue "Padre" en la Artillería SS Alemana.
Hansen, nació el 30 de septiembre de 1896 en Santiago, Chile. Sus raíces eran de origen Germánico e Italiano, lo que le permitió en su infancia además de hablar el español, pudiera aprender la lengua Alemana e Italiana.
Alcanzando la mayoría de edad, Peter se fue a Alemania y entró en el Ejército del II Reich para combatir como voluntario en la Primera Guerra Mundial mira, clic aquí para más información de la 1 guerra mundial. Pese a ser un inmigrante Chileno en 1916 fue seleccionado para combatir en las trincheras donde se distinguió en un regimiento de artillería. Por sus méritos fue ascendido a Teniente.
Después de haber acabado la Primera Guerra volvió a Chile, allí estaría bastante tiempo ya que no pudiendo volver a Alemania como Soldado por el limitado número de Soldados que la República de Weimar le impuso a la Wehrmacht. Durante los años 20 Chile su tierra nativa fue su casa, hasta que las cosas cambiaron y en 1933 Adolf Hitler se levantó al poder, entonces Hansen volvió a Alemania y entró en las SS y el NSDAP con el número de militante 2.860.864. En 1934 ascendió de SS-Scharführer a SS-Obertruppenführer, en 1935 llegó a SS-Hauptmannführer y a principios de 1939 se transformó en SS-Oberturmbannführer.
Cuando la Segunda Guerra Mundial estallo, como SS-Standartenführer dirigió sus mismas baterías de artillería en el frente. En 1940 entró a hacer parte de los Waffen-SS con el grado de SS-Oberführer, siendo de esta manera uno de los primeros extranjeros no europeos en llegar a este Grado.
Durante la primera etapa del conflicto entró poco en combate, pero llegando 1943 se distinguió notablemente en la Batalla de Kursk, dentro del ejército Kempf. Tras el desastre de Kursk, Peter Hansen ayudó a organizar la División Letische de voluntarios letones por los Waffen-SS y les enseñó la lucha antipartisana. Pero sin duda por lo que se hizo famoso Peter Hansen fue por su trabajo en la 29ª División Waffen-SS, de los italianos.
Cuando en la República de Saló en Italia, como Waffen-SS tuvo que crear una división de fascistas italianos, por eso fue imprescindible su alto grado de dominio del Italiano para alistarlos e instruirlos, aquél fue Peter Hansen, con el grado de Comandante de División, Peter fue ascendido a General para dirigir los soldados de un comandante Italiano llamado Pietro Manelli, con el que entablaría amistad. Así fue como Peter cambió el uniforme Alemán por el Italiano, ya que los voluntarios italianos fue la única división de los Waffen-SS que no vestían el vestuario Germánico. Hansen hizo un gran trabajo con los SS italianos, los adoctrinó según las tácticas Alemanas en el campo de entrenamiento de Muzzingen, en Polonia. Una vez que acabó la instrucción, la unidad paso a llamarse 29ª División Waffen-SS Grenadier Italianische.
La primera batalla del General Chileno al mando de los italianos tendría lugar en Piamonte, Italia, allí un gran numero de guerrilleros ocuparon a la Fuerza Vinadio, los nuevos SS de Hansen los desalojaron en solo tres horas provocándolos muchas bajas. Desde entonces Peter Hansen conseguiría grandes victorias contra los partisanos, los ejemplos más claros fueron las batallas en Germanasca, Chisone, Spoletto, Asís, Esquirla y Gubbio, todo ellas victorias del General Chileno.
Pero sin ninguna duda la acción más importante de Peter Hansen fue la Batalla en Anzio, en la primavera de 1944, la 29ª División SS Italianische fue enviados a la playa de Lacio dónde detuvieron al Ejército Norteamericano, los Estadounidenses sorprendidos al ver tropas Italianas SS, contra las cuales sufrieron muchas bajas. Cuando en Anzio se unieron las fuerzas Británicas y Americanas, los SS italianos de Hansen resistieron con lanzagranadas y armas muy anticuadas en las calles Neptuno y Viterbo, provocando a los aliados más bajas de los de ellos sufrieron y retardando el adelanto hacia Roma. El 4 junio de 1944 Roma les cayó en manos aliadas y Hansen escapó por un pelo de quedar cercado, el Chileno puede darse a si mismo por orgulloso, porque sufrió 300 bajas en su división frente a más del triple que les causó a los aliados. Después de Anzio fue condecorado.
Peter Hansen volvió de nuevo al Ejército Alemán, pero esta vez lo hizo como Comandante de Unidad Panzer. Al fin de la Segunda Guerra Mundial trató de volver a Chile, pero los Aliados se lo obstaculizaron, por lo que tuvo que quedarse en Alemania. Por muchos años residió en tierras Alemanas sin poder volver a su país natal, murió el 23 de mayo de 1967 en Viersenu.
Peter Hansen se puede considerar un personaje de la Historia de Chile muy importante, que lamentablemente ha caído en el olvido por culpa de la censura de los vencedores. Ya que además de ser el único voluntario chileno en los Waffen-SS, lo hizo con el rango de General y llegó a mandar a una de las 39 divisiones existentes, en este caso la 29ª División SS italiano. Además es uno de los pocos, si no el único, en América en tener tan alto cargo."...

http://www.atinachile.cl/content/view/3 ... emana.html


Gran aporte, tomare una parte para usarla en mi blog


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 7 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España