Fecha actual Dom Jun 16, 2019 3:59 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:10 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
También se la conoce por "Por el camino adelante", por ser el nombre del poema en que inspira su letra.

En realidad, hay varias canciones diferentes, aplicando todas una misma (o parecidas) letra de un poema de Joaquín Dicenta Alonso. Y por si fuera poco, también un tango argentino puso otra música más a este poema. En las próximas líneas iremos "desfaciendo el entuerto" de estas canciones.

Empecemos por decir que esta canción, con el nombre de “Carretero de Colunga”, la cita Alfredo González en su “Alegres soldados”, como cantada en la División Azul, sobre todo por asturianos y leoneses.

La canción se basa en una glosa que se repite machaconamente, al estilo tradicional en la música popular de esta zona de España:

[center]¡Déjame subir al carro, carretero!
¡Déjame subir al carro que me muero![/center]

La música de estas canciones es anónima, y muy antigua. Y es difícil saber a qué música de refiere, porque existen varias melodías, todas ellas tradicionales de Asturias y León (y quizás también de La Montaña, hoy Cantabria) que utilizan esta glosa. Y todas, seguramente, muy antiguas, porque las melodías tienen esas raíces celtas, comunes al folclore de esas provincias.

Todas ellas tenían diferentes coplas en cada pueblo, como es habitual en la música popular. Y puede que ya se repitiera, desde siglos atrás, la glosa anterior.

Pero hay un hecho importante. El 29 de marzo de 1914, la revista “Blanco y Negro” (del diario “ABC”) publica un poema basado en dicha glosa. El poema, de estilo romántico y algo folletinesco, se llama “Por el camino adelante”, y se ha atribuido, tradicionalmente, al dramaturgo Joaquín Dicenta Benedicto, aunque las pruebas que pondré (así como su estilo, aún balbuciente, propio de un joven de hace sus primeros pinitos con la rima) parecen demostrar que el autor es su hijo, el periodista Joaquín Dicenta Alonso.

Un hermano de este último fue el famoso actor teatral Manuel Dicenta, que en los años 60 y principios de los 70 participó habitualmente en aquél gran programa de TVE llamado “Estudio 1”, que nos permitió a los españoles disfrutar desde casa del mejor teatro, tanto clásico como contemporáneo, y tanto español como universal. Y como curiosidad, Manuel Dicenta, además, adquirió (o alquiló) el castillo de Pedraza (Segovia) que anteriormente había pertenecido al gran pintor Ignacio Zuloaga (yo le vi una vez, a principios de los 70, saliendo de ese castillo).
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mié May 16, 2012 7:51 am, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:15 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Las canciones tradicionales

Empecemos por estas canciones, pues una de ellas debió ser la que escuchó Alfredo González (también leonés) en la División Azul.

Ya hemos dicho que el poema de Dicenta se basa en una glosa tradicional, muy antigua y con claras raíces celtas, que aparece en diversas canciones de Asturias, León, Zamora y, quizás (aunque esto no puedo demostrarlo), La Montaña (actualmente rebautizada como Cantabria). La misma revista “Blanco y Negro” iniciaba el poema citando la glosa en la que se inspiraba (que era, por tanto, anterior al poema), a la que llamaba “Copla popular montañesa”.

He encontrado, al menos, dos canciones tradicionales diferentes, con la misma letra, o muy parecida. Ambas tienen una antigüedad, seguramente, de varios siglos.

Como ya hemos dicho, las letras de estas canciones diferentes hacen frecuentes alusiones a carretas y a carreteros.

La primera, la más popular, es típica de Asturias y de León. Y esto explicaría que el músico, gaitero y musicólogo gallego Carlos Núñez la haya recuperado, grabándola en el pueblo leonés de Magaz de Cepeda (próximo a Astorga, capital de la Maragatería). Pertenece a un grupo formado por las coplas tradicionales más antiguas, conocidas como “cantigueiras”.

Esta canción podemos escucharla en estos enlaces:

http://www.youtube.com/watch?v=v2rMb6eeR3o (León, cantada en Magaz de Cepeda; grabación de Carlos Núñez).

http://www.youtube.com/watch?v=bwt4IrKw ... re=related (concierto de Carlos Núñez).

http://www.youtube.com/watch?v=M5T-v6LkiGg (Cantareiras)

Hay también variantes sobre la música de la canción, que pueden escucharse en:

Uno, del coro valenciano “L’Horta”: http://www.youtube.com/watch?v=BzCXiOQUo-I, como parte de los “cantes de escarraderas” (de panaderos). Aunque la canta este coro valenciano, es fácil determinar que fue importado desde Asturias o León.

Otro, en esta versión de Mailla (Cantabria): http://www.youtube.com/watch?v=53ojzTX8Ef0

Las coplas, al igual que el poema de Dicenta, citan al carretero de Avilés. Y fue, seguramente, esta canción la que escuchaba Alfredo González en la División Azul, en la que el cantor había sustituido la carretera de Avilés por la de Colunga, quizás porque era natural de esta última villa.
+++

La segunda canción es de Zamora. Recoge la glosa que he citado al principio, y parte de la letra de Dicenta,

Puede escucharse en:

http://descargatump3.com/download/218bf ... -del-coro/ (Zamora).
+++

Los versos más repetidos en las diferentes versiones de ambas canciones son los siguientes:

[center]... y déjame subir al carro, carretero
y déjame subir, que yo de pena muero
y déjame subir al carro
carretero de mi vida
y déjame subir al carro
que si no de pena muero.
Y si te pregunta mi padre
quién te ha roto las enaguas
le dices que el carretero
con la punta de la espada...[/center]
(letra sacada de: http://mimarymicieloazul.blogspot.com.e ... tares.html)

La versión cantada por el coro “L’Horta” dice:

[center]Que déjame subir, que yo de pena
muero.
Déjame subir al carro,
carretero,
Que déjame subir, que yo de pena
muero.
Déjame subir al carro
carretero de mi vida,
déjame subir al carro
aunque me cueste la vida.
Si tu madre te pregunta
quién te ha roto el delantal,
dile que fue el carretero
con la punta del varal.
De los golpes del carro vengo
mareada
y del carreterito enamorada.
Mucho te quiero, niña, más te
quisiera,
si el amante que tienes se te
muriera.[/center]
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mié May 16, 2012 7:53 am, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:16 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Canción compuesta e interpretada por Carlos Núñez

Inspirándose en esta misma glosa, este músico gallego ha compuesto recientemente una canción con la siguiente letra, en gallego:

[center]¡Canta, miña compañeira!
Miña compañeira, ¡canta!.
¡Canta, miña compañeira!
que tienes linda garganta

ESTRIBILLO:
I, ai, déjame subir
al carro carretero.
¡Déjame subir
al carro, que me muero,
morena, ai por ti!.

Sei toca la pandeireta,
tocar sei o violin;
tamén sei facer la burda
de quien a faga de min.

Al estribillo

Todo el mundo es contra min,
Morena, porque te quiero.
Todo el mundo es contra min,
y yo contra el mundo entero.

Al estribillo

Agora que veu a guerra
Lévade-los homes todos
Levade o meu queridiño
Lévame a vista dos ollos

Al estribillo

Heiche da despedida
con rosas e caraveles.
No teu corazón conozco
que la despedida quieres

Al estribillo[/center]

No he encontrado enlaces sonoros de esta canción.
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:18 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Coplas de la División Azul

Podemos asegurar, aunque sin pruebas, Alfredo González se refiere a las cantigueiras, es decir, a la primera canción.

Y sabemos cuáles son las coplas que cantaban en el I/262 sobre esta música popular (dice que las cantaban cuando conducían troikas y teliegas):

[center]Cuando un carretero lleva
una buena mula “alante”,
todo el tiempo se lo pasa
arreglando los tirantes.

ESTRIBILLO:
Que déjame subir al carro, carretero,
que déjame subir; si no, de pena muero.

Déjame subir al carro,
Carretero de Colunga (1)
Déjame subir al carro,
Que es de noche y hace luna.

Al estribillo.[/center]

(1) Aquí, el guripa ha sustituido, de “motu proprio”, a Avilés por Colunga. Es evidente que este guripa era natural de Colunga.
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Última edición por Amenofis el Mié May 16, 2012 7:55 am, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:23 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
El poema de Joaquín Dicenta

Y habiendo visto ya lo referente a las canciones tradicionales, volvamos al poema.

El poema se publicó con el nombre de “Por el camino adelante” (a veces, también “Carretero de Avilés”). Tiene la siguiente letra:

[center]Es en la hora agonizante
de un crepúsculo violeta…
va marchando una carreta
por el camino adelante.
Cruza un pájaro agorero
sobre los campos silentes
y una canción, entre dientes,
va entonando el carretero.
En sus nidales de espartos
se posan las aves presas,
relucen como turquesas
los ojos de los lagartos.
Y en la tarde agonizante,
tras la carreta, una moza
marcha, mientras que solloza,
por el camino adelante:
“¡Déjame subir al carro, carretero!
¡Déjame subir al carro que me muero!”.
“Mira que estoy muy cansada,
que hace mucho que camino;
mira que marcho sin tino,
desde que fue la alborada.
He recorrido senderos,
he echado por un atajo
monte arriba y monte abajo,
sin pedir a los cabreros
un descanso en los apriscos;
sin implorar con mis quejas,
la leche de sus ovejas;
hiriéndome entre los riscos;
bebiendo en las cristalinas
aguas de los manantiales…
¡Me han clavado los zarzales
sus espinas!.
Al pasar por los confines
de los aperos cercanos,
sus colmillos en mis manos
han clavado los mastines…
Y he seguido sollozante,
y he caminado sin tino
por el mojado camino,
por el camino adelante…
¡Mira cómo voy de barro!
¡De mis fuerzas desespero!.
¡Déjame subir al carro,
carretero!
En busca voy de un zagal,
que en una noche pasada
se detuvo en la posada
por mi mal.
Amarme siempre juró;
yo creí su juramento;
mas ¡ay! se lo llevó el viento,
y sin vida me dejó.
Dijo que si no le amaba
se moriría de pena,
que era yo como cadena
que su ánima encadenaba,
y que su amor era tal
que fuera un crimen no amarle,
que el desprecio iba a matarle….
¡Y era tan lindo el zagal!...
Mas ¡ay de mí! que él se fue
y yo quedé encadenada.
Que lloro de desamada
después que tanto le amé…
Que él se marchó sin dolor
y a mí me pinchan dolores.
¡Él se llevó mis amores,
y yo me muero de amor!
En busca voy del chaval
que aquella noche pasada,
se detuvo en la posada,
por mi mal.
¡Carretero, oye mis quejas!.
Caigo en tierra y me levanto;
pronto, no podré hacer tanto,
si en el camino me dejas.
Carretero de Avilés,
me han herido los zarzales,
los mastines y riscales…
¡Llevo sangrando los pies!.
Toda cubierta de barro,
de mi fuerza, nada desespero.
¡Déjame subir al carro,
carretero!
Cae la moza, se levanta,
y otra vez vuelve a caer.
Comienza el cielo a llover
mientras la noche adelanta.
La moza llora y se inquieta,
y el carretero no escucha
porque es la oscuridad mucha
y está lejos la carreta.
Cae la moza sollozante
Sin poderse levantar….
Va el carro, en su caminar,
Por el camino adelante.
Y la moza, en el sendero,
llora caída en el barro:
“¡Déjame subir al carro,
carretero!
¡Déjame subir al carro,
que me muero!”
Se oye un ladrido distante.
La moza, callada y quieta,
va siguiendo la carreta
por el camino adelante.[/center]

Ya hemos dicho que la autoría presentaba cierta confusión, puesto que hay fuentes que lo atribuyen al padre. Incluso la misma Biblioteca Nacional cita al hijo como autor, pero con las fechas de nacimiento y muerte correspondientes al padre.

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:25 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
El artículo de de Blanco y Negro (de ABC), de 29-3-1914, es el siguiente:

[center]Imagen

Uploaded with ImageShack.us[/center]

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:26 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Joaquín Dicenta Alonso (o “hijo”) es también el autor de la letra de “Nobleza baturra”, que luego llevó al cine Florián Rey, e inmortalizó Imperio Argentina (Magdalena, o “Maleni”, Nile del Río).

Parece que a Joaquín Dicenta-hijo le dio por la poesía en sus años juveniles, porque es también, probablemente, el autor de este otro poema, escrito en el decenio de los 1910-20:

[center]Un Consejo

Te voy a dar un consejo,
que aprendí, para mi daño,
un día que me hice viejo
a causa de un desengaño.
Si quieres a una mujer,
quiérela de tal manera
aue la dejes de querer,
antes que ella no te quiera.
Porque en esto del amar
sucede lo que al reñir:
es necesario matar,
o es necesario morir...
El que no es tonto prefiere
siempre, que de esto se trata,
al golpe de que se muere
el golpe con se mata.
Porque al que mata lo encierran,
pero lo indultan después.
Al que muere, ya lo ves:
al que se muere lo entierran.
Aquí tienes un consejo
que aprendí, para mi daño,
un día que me hice viejo
a causa de un desengaño...[/center]
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:30 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
El poema pasa a Iberoamérica - El tango argentino "Por el camino adelante"

El mismo año de la publicación del poema, 1914, el gran poeta chileno Alejandro Flores Pinaud (1896-1962), lo llevó a Sudamérica, recitándolo y popularizándolo en diversos países de aquel continente con el nombre de "El carretero". Sólo introdujo ligeras variantes, como sustituir la palabra “cabreros”, que suena muy fuerte en América, por la de “pastores”.

La letra del poema de Dicenta inspiró en 1928 al “Trío argentino” (formado por Irusta, Fugazot y Demare) el siguiente tango. En las grabaciones del mismo, figuran como autores de la música dos de los componentes del trío, Lucio Demare y Roberto Fugazot. Se respeta, como autor de la letra, a Joaquín Dicenta.

En realidad, según declaró el propio Lamare, él solía componer música en solitario, aunque luego alguno de sus compañeros pudieran sugerirle arreglos. Y así ocurrió con este tango, que compuso una noche en que no conseguía conciliar el sueño.

[center]Letra

En la hora agonizante,
de un crepúsculo violeta,
va marchando una carreta
por el camino adelante.
Cruza un pájaro agorero
sobre los campos silentes
y una canción, entre dientes,
va entonando el carretero.
En sus nidales de esparto
se ponen las aves presas
y en la hora agonizante,
relucen como turquesas
los ojos de los lagartos.
Tras la carreta una moza,
marcha mientras que solloza,
por el camino adelante.
Déjame subir al carro, carretero.
Déjame subir al carro, que me muero.
Mira que voy muy cansada,
que hace mucho que camino,
mira que marcho sin tino,
desde que fue la alborada.
He recorrido senderos,
he echado por el atajo,
monte arriba, monte abajo,
sin pedir a los carreros
un descanso en los apriscos,
sin implorar con mis quejas,
la leche de sus ovejas
hiriéndome entre los riscos,
bebiendo en las cristalinas,
aguas de los manantiales,
me han clavado los zarzales
sus espinas, sus espinas.
Carretero, oye mis quejas,
caigo en tierra y me levanto,
pronto no podré hacer tanto,
si en el camino me dejas.
Carretero de Avilés,
me han herido los zarzales,
los mastines y riscales,
llevo sangrando los pies.
Toda manchada de barro,
de mis fuerzas nada espero.
Dejame subir al carro, carretero,
que me muero.
Cae la moza, se levanta,
y otra vez vuelve a caer,
empieza el cielo a llover
mientras la noche adelanta,
la moza grita y se inquieta,
el carretero no escucha,
porque ya entre el barro lucha
y está lejos la carreta.
Cae la moza sollozante,
sin poderse levantar,
va el carro en su caminar
por el camino adelante.
Y la moza en el sendero
llora caída en el barro.
Déjame subir al carro, carretero.
Déjame subir al carro,
que me muero.[/center]

Existe una ficha en la SGAE, referente a este tango, reconociendo la autoría de la letra por parte de Joaquín Dicenta hijo, y como compositor, a Demare. También cita, como intérpretes, a Irusta, Magdalena Nile del Río (Imperio argentina) y Nat King Cole.

Enlaces del tango:

http://www.youtube.com/watch?v=WTwvLGx7dF4
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto:
NotaPublicado: Lun May 14, 2012 1:33 pm 
Desconectado
General der Infanterie
General der Infanterie
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 27, 2008 10:55 am
Mensajes: 4206
Ubicación: Paracuellos de Jarama, ESPAÑA
Biografía del autor

Joaquín Dicenta Alonso (Madrid, 1893 -† Madrid, 1967) poeta y dramaturgo español. Hijo del escritor Joaquín Dicenta Benedicto y hermano del actor Manuel Dicenta.

Entre sus obras de teatro más destacables figuran Leonor de Aquitania (que le valió el Premio Lope de Vega en 1932), Son mis amores reales, Madre Paz y Cuento de cuentos; escritas todas ellas en verso.

Fue uno de los más jóvenes representantes de la bohemia de principio de siglo, junto a Villaespesa, Emilio Carrere, Pedro Luis de Gálvez, etc... Durante la Guerra Civil, ejerció de manera interina la presidencia de la Sociedad General de Autores. Al finalizar ésta, pasó varios años en la cárcel. Se cuenta que el día en el que iba a realizar su ingreso en ella, el director de la prisión, en deferencia hacia él, la hizo adecentar previamente como si fuera a ser visitada por alguno de los altos cargos del nuevo régimen. En cualquier caso, a partir de entonces, sus obras fueron retiradas de todos los escenarios nacionales.

Es autor, además, de "Nobleza baturra", llevada luego al cine por Florián Rey.

Sus otras principales obras publicadas son:

- "Los cuernos del diablo" (1927), junto a Antonio Paso
- "El libro de mis quimeras" (1912)
- "Lisonjas y lamentaciones" (1913)
- "El espectro" (1921)
- "El corazón viajero" (1933)
- "La zarza sin espinas" (1956 junto con José Cobos).
+++

_________________
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Páginas Amigas

Hermandad Nacional División Azul    GALLAND BOOKS - Tu librería on-line de confianza   A.D.A.R.H - Agrupación Capitán Urbano  Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona  Wehrmachtbericht  Augusto Ferrer-Dalmau

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España